Zapatero a tus zapatos

Bien ha hecho Gastón Acurio en no aceptar la invitación de políticos oportunistas que pretendían lanzarlo como candidato a la alcaldía de Lima y hasta a la presidencia de la República.

Como es sabido, estos mercantilistas de la política solo buscan una locomotora que los jale para ocupar un puesto público, sin importarles que este se descarrile antes de llegar a la estación. Así lo hicieron con Mario Vargas Llosa, nuestro gran escritor, que seguramente hubiera sido un presidente de lujo, pero quienes lo metieron en esta locura política, en su mayoría candidatos al parlamento solo se aprovecharon de él porque lo único que querían era colgarse de su bien ganado prestigio y comenzaron a hacer una descomunal propaganda, cada uno por su lado, y siempre con la foto tomada junto a él, que terminó atosigando a los electores. Pero como en política todo vale, no les importó que Vargas Llosa se quemara con tal que ellos salieran elegidos, y así fue. En definitiva, el tren Mario no llegó a la estación de Desampardos. Porque así es la política, donde los mejores panes se queman en la puerta del horno.

Con tal de ganar las elecciones, los partidos políticos son capaces de colocar en sus listas al mismo diablo. A veces llaman a gente que tiene el único “mérito” de tener dinero o popularidad, pero sin ninguna preparación para el desempeño de la función legislativa, que por cierto no es el caso de Vargas LLosa y Acurio porque a ellos lo que más les sobra son méritos y capacidad, me refiero a las vedettes y a esos pintorescos personajes folclóricos, que llegaron a ocupar una curul solo por el hecho de ser populares. Esa es la causa que tengamos leyes tan absurdas, como sus autores.

Gastón Acurio, es un reconocido chef que ha sabido colocar la cocina peruana al más alto nivel internacional. Goza de un gran prestigio en ese campo. La cocina es su especialidad y esa es la ruta de donde no debe salir. Por eso me alegra que haya mandado a rodar a quienes pretendieron utilizarlo.

No cuestiono su habilidad para moverse en el terreno político donde, estoy seguro, se desempeñaría mejor que muchos porque ha demostrado tener una gran capacidad gerencial. Lo que cuestiono es el aprovechamiento de los oportunistas que quieren utilizarlo como trampolín para conseguir un cargo público. Felizmente que no cayó en el juego y ha hecho bien en aclarar que no será candidato de nada.

Gastón es el rey de la cocina ¿Por qué tendría que convertirse en lavaplatos de la política? Además, él sabe mejor que nadie el significado del dicho popular “zapatero a tus zapatos”.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: