El Huayno se vistió de gala

Si Gastón Acurio se ha convertido en el gran promotor de la culinaria peruana a nivel mundial, Juan Diego Flores es sin duda nuestra mejor carta de presentación en la música. Así lo ha ratificado en todas sus presentaciones en Europa.

La noche del último sábado, el joven maestro de la ópera ha logrado congregar a más de trece mil personas en el estadio Miguel Grau del Callao para entregar lo mejor de su música, acompañado de nuestra Orquesta Sinfónica Nacional esta vez bajo la dirección del maestro español Alvaro Albiach.

Flores se lució cantando desde aquella hermosa pieza de la Opera Rigoletto de Verdi, que muchos seguramente aprendimos a tararear cuando todavía éramos niños “La Donna e Mobile, hasta la composición cumbre de la compositora apurimeña Chabuca Granda “La Flor de la Canela”.

Pero, esta vez el tenor no estuvo solo. Lo acompañaron sus entrañables amigos, los reconocidos cantautores Pedro Suárez Vértiz y Gianmarco Zignago, este último hijo de dos grandes cantantes de la nueva ola, Regina Alcóver y Javier Zignago conocido más como Joe Danova (“Guarda esa rosa mi amor” ¿Se acuerdan?).

Y con ellos, estuvo también, más brillante que nunca, la revelación del año Magali Solier, famosa por su participación en la película “La teta asustada” ganadora del Festival de Berlín. Un gran triunfo para esta muchacha huantina que en su infancia tuvo que ganarse la vida como vendedora ambulante y vivió en medio de múltiples carencias.

Con su presencia en este gran concierto organizado por el Gobierno Regional del Callao y las asociaciones culturales Amigos de la Opera y Romanza, el huayno se vistió de gala. Jamás pude imaginar que este ritmo cantado en quechua que la pituquería capitalina ninguneó por muchos años y la excluyó a los viejos coliseos limeños, ahora estuviera en las cuerdas vocales del mejor tenor peruano, considerado como el sucesor nada menos que del gran tenor italiano Luciano Pavaroti.

Es verdad que muchas de las canciones de nuestro folclor ya se habían internacionalizado, como “Vírgenes del Sol” en la magistral voz de Yma Sumac, el “Condor Pasa” de Alomías Robles cuando Simon y Garfulkel le pusieron la letra y lo lanzaron en un disco de 45RPM o aquel otro excelente huayno “Adios pueblo de Ayacucho” interpretado por el doctor Raúl García Zárateel que se divulgó en casi todo el mundo, pero ninguno fue cantado en quechua por un tenor de la talla de Juan Diego Flores.

Estoy seguro que la joven cantante ayacuchana dará mucho que hablar. Y su tema “Citaray” cantado a dúo con Juan Diego Flores recorrerá el mundo. Fue una lástima que la televisora del estado no haya transmitido en vivo y en directo este concierto. Sería bueno que lo haga por lo menos en diferido para que todo el Perú vea cómo el huayno se vistió de gala y se sienta más orgulloso de ser peruano.

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: