El dólar sigue cayendo y el sol se fortalece

El diario Perú 21, en su edición de hoy lunes 28 de junio-2011, abre su primera página con el siguiente titular “Dólar se Cae” noticia que se convirtió en la comidilla del día poniendo los pelos en punta a más de un especulador. Algunos cambistas con quienes hablé me comentaron que por efecto de esta publicación el billete verde había bajado un cachito más pero no tanto como para tomar valeriana. La verdad que esta noticia no fue ninguna primicia porque desde hace tiempo la divisa norteamericana está que se cae de a poquitos y si no fuera por las millonarias compras del BCR seguramente que su precipitación sería más acelerada.

¡Cómo han cambiado los tiempos! Qué lejos están aquellos aciagos días en que nadie quería ahorrar en moneda nacional porque la hiperinflación se tragaba sus soles con una voracidad canina y no había otra solución que refugiarse en el billete verde. Nuestra economía estaba tan dolarizada que se empezó a pedir que el billete verde reemplace a nuestro alicaído signo monetario, tal como ocurrió en Ecuador. En buena hora que a ningún gobernante peruano se le ocurrió semejante despropósito. Eso hubiera significado la desaparición del sol, uno de los símbolos de nuestra identidad nacional.

Ahora la cosa es distinta porque nuestra economía está creciendo sostenidamente desde hace más de 10 años, la inflación es mínima y nuestra moneda se fortalece cada día. Eso está bien. Por eso habría que ser un caido del palto para seguir ahorrando en la moneda norteamericana, sobre todo a mediano y largo plazo, porque con ello lo único que se logrará es perder un huevo de plata. Para no atacarse de nervios lo recomendable sería ahorrar 50% en moneda nacional y 50% en dólares sobre todo teniendo en cuenta que los especuladores harán subir y bajar la moneda verde cada vez que se les ocurra.

Actualmente la cotización de la moneda verde (marzo 2011), bordea los S/. 2.80 Algunos analistas piensan que a fines de año estará en S/. 2.75 a S/.2.78 y el próximo año (2012) estará entre S/. 2.50 y S/. 2.60, máximo. Seguramente que esta baja seguirá, no se sabe hasta cuándo. El único que no ve una aceleración en la caída del dólar es el presidente del BCR Julio Velarde porque, imagino, ya debe visitar a su optalmólogo o simplemente quitarse la venda que tiene en los ojos. De acuerdo a una estimación de Bloomberg el tipo de cambio en 2012 estará en S/. 2.62 Aunque la verdad es que nadie puede predecir con exactitud qué es lo que realmente ocurrirá. Algunos entendidos en la materia me decían que estas noticias solo sirven para que los especuladores ganen mucho dinero en río revuelto porque es muy fácil correr con el diario en la mano y causar pánico en el mercado para comprar billetes verdes a un precio huevo y esperar que se ponga en su nivel real para venderlo. Porque cuando corren las bolas hasta los chanchos vuelan. Para mí que el dólar se ubicará a fines del 2012 en más o menos 2.60 soles. Después, ni los chamanes lo sabrán.

Lo probable es que la moneda gringa siga bajando porque las inversiones extranjeras están aumentando, aunque lentamente, pero siguen llegando. Hay un saludable ingreso de capitales por las excelentes condiciones y oportunidades que ofrece el Perú. A esto se agrega el hecho que nuevamente estén aumentando las remesas de peruanos que viven en el extranjero. Y como ahora los residentes en el exterior pueden adquirir casas a plazos sin necesidad de venir al país, esto también está contribuyendo a que ingresen más dólares, acelerando su caída. Otro factor, quizás el más importante, es el narcotráfico, que inyecta en el mercado cientos de millones de dólares porque ya no los pueden llevar a los bancos extranjeros, especialmente de México y los EEUU. por las nuevas medidas para evitar el lavado de dinero que se han adoptado y los rastreos que se hacen al milímetro. Los narcotraficantes peruanos prefieren tener sus dólares en casa, en lavanderías que tienen como fachada a hostales, casinos, grifos, edificios, empresas de transporte y otros negocios de dudosa financiación, donde la Sunat no pone su lupa como lo hace con negocios más pequeños.

Y ahora, con la decisión de la Reserva Federal de los EEUU de comprar bonos del tesoro por la friolera de ¡seiscientos mil millones! seguramente que se inundará los mercados emergentes de billetes verdes, acelerando su desplome. La crisis en Europa y los Estados Unidos continuará y su recuperación probablemente demorará unos diez años, así como lo leen ¡diez años!

Sin embargo de esta caída, lo curioso es que, muchos todavía prefieren seguir ahorrando en dólares por temor a que Ollanta Humala gane las elecciones presidenciales y la economía se vaya al carajo porque creen que él, al igual que Hugo Chávez, pondrá las cosas de cabeza y la mejor manera de proteger sus ahorros es tenerlos en billetes verdes. Posibilidad muy remota porque el ex comandante no solo ha cambiado de look sino que su posición política se ha morijerado y ya no es el cuco de los años de su debut en la política. Se ha alejado de Hugo Chávez y Fidel Castro y viste de cuello y corbata, y hasta se le ha desteñido el polo rojo, ahora es blanco. Claro sus oponentes piensan que es solo un lobo disfrazado de cordero. Yo creo que Humala realmente ha cambiado, no solo porque sus oponentes se lo pidieron, a veces de la manera más grosera, sino porque Nadine y sus consejeros más cercanos, preocupados por las críticas de la prensa, se lo recomendaron.

Esperamos pues que los humalistas realmente hayan cambiado y crean más en una economía de mercado que en un socialismo estatista, confiscatorio y trasnochado. Ojala que se hayan dado cuenta que con la firma de los tratados de libre comercio los más pobres tendrán la oportunidad de salir de esa terrible situación de miseria en que viven. En un país rico en recursos naturales se necesita de inversiones inteligentes y productivas y claro, de menos egoismo y angurria del lado de los empresarios que solo piensan en llenarse los bolsillos y no en el bienestar colectivo.

Y bien, volviendo al dólar. De acuerdo al último informe del Banco Central de Reserva del 3 de febrero-2011, la apreciación acumulada del sol en el año es de 1.43% y la cotización es de S/. 2.76 por dólar, un bajón que debe estar haciendo consumir más valium a muchos. Y según los cálculos de entidades privadas este año cerrará en menos de S/. 2.70. Ojito, ojito, al 18 de marzo-2011 la cotización del billete verde ya estuvo en 2.76, acercándose a ese terrorífico vaticinio.

De acuerdo a los últimos informes oificiales, el nuevo sol se ubica entre las cinco monedas más fuertes del mundo. Increíble, ¡El sol entre las cinco monedas más fuertes del mundo! Eso no lo hubiera pensado nadie hace solo unos meses atrás. Efectivamente, de acuerdo al resultado de un estudio confiable, nuestra moneda está después de las de Ucrania, India, China y Corea. Y eso no es todo, el Banco de Crédito, consideró que el sol mantendrá su tendencia apreciatoria, a pesar de la natural volatilidad por el proceso electoral. Sospecho que algunos sátrapas se aprovecharán de las elecciones para jugar al terrorismo económico con el propósito de bajarlo a Humala o a cualquier otro candidato que tenga ideas distintas al liberalismo absoluto en que vivimos que no se da ni en los EEUU o en Gran Bretaña porque aquí somos más papistas que el Papa. Aquí todo nos molesta, incluso que nuestras exportaciones estén subiendo haciendo que ingresen más dólares, En lugar de alegrarnos que en solo un año hayan subido las exportaciones de cacao, café, palmito y palma aceitera, nos preocupa que el dólar esté cayendo porque algunos exportadores quieren ganar en un año lo que no ganaron en diez. Tiene mucha razón el Ministro Luis Castilla al decir que “tenemos que acostumbrarnos a vivir con una moneda fuerte”, refiriéndose al sol.

¿Qué hacer ahora? Pienso que el Banco Central de Reserva, en lugar de seguir poniéndole muletas al dólar para mantenerlo en pie, debería dejarlo fluctuar. Al principio se caerá de bruces pero, luego se levantará y alcanzará su nivel real. Porque así no podemos estar años tras año. Lo que el BCR debería hacer es ayudar al crecimiento de nuestra economía con políticas más audaces, facilitando créditos en actividades más productivas y apoyando a la pequeña y mediana empresa porque los créditos que se otorgan a estos sectores se hacen a cuenta gotas, tal como ocurre con Sierra Exportadora y otros proyectos del Ministerio de Agricultura.

Pero, ¿cómo diablos cambiar las cosas con funcionarios que todavía piensan que un crecimiento mayor al 6 ó 7 por ciento del PBI recalentará la economía y lo que debe hacerse es frenarlo? ¡Increíble! con una pobreza que aún no se doblega, con miles de desempleados que patean latas en las calles y familias que viven con menos de un dólar diario ¿cómo pueden pensar semejante disparate?

Dicen que un crecimiento elevado en el PBI podría hacer colapsar algunos servicios. ¿Por qué? ¿Acaso no somos productores de gas? ¿Acaso no tenemos varios convenios firmados para instalar nuevas hidroeléctricas y todos los días escuchamos la propaganda que nos recuerda que estamos construyendo y mejorando carreteras, que estamos modernizando el puerto del Callao, que se han inaugurado decenas de hospitales y tenemos suficientes divisas para hacer obras de infraestructura, y que “el Perú Avanza”? ¿O todo esto es una farsa? No lo creo.

¿Por qué entonces tendríamos que tenerle miedo a un crecimiento del producto bruto interno mayor al seis o siete por ciento? Lo lógico es que si crecemos más, estaremos mejor. Y solo produciendo más podremos exportar más.

Para ponerlos más nerviosos a estos funcionarios timoratos nuestra economía siguió creciendo 9% el 2010 ¡Qué maravilla!

Sin embargo, todavía hay ineptitud en el gasto público de las regiones. Hay lentitud en el otorgamiento de préstamos. Si queremos crecer más tiene que simplificarse el papeleo burocrático y los créditos se deben otorgar en base a la confianza, la honorabilidad de las personas y la calidad de proyectos que presenten y no solo en las garantías que se exigen, que los pobres no las tienen y por eso seguirán siendo más pobres.

Es verdad que con esta caída del billete verde ganarán los que tienen deudas en dólares, los que tienen que viajar al extranjero por turismo o negocios, los que tienen hijos estudiando en el exterior y los importadores de bienes y servicios. Lamentablemente ganarán menos los exportadores porque recibirán un dólar más barato, el mismo que, al cambio, se convertirá en menos soles para pagar sus planillas, servicios e insumos. Pero eso será solo al principio, luego se beneficiarán, mejorando su productividad y haciendo uso de los tratados de libre comercio que progresivamente entrarán en vigencia.

Finalmente, no creo que el factor político sea determinante para que las cosas cambien de manera dramática. Entre quien entre tendrá que acoplarse al modelo actual, haciéndole algunos guiños a la ayuda social, para cojudearlos como siempre a los pobres. Está comprobado que las reglas económicas actuales generan ganancias y atraen capitales, ahora solo falta hacer ajustes en la ayuda social.

Es posible que, a estas alturas de la campaña electoral, algunos grupos de poder se le prendan de la yugular a Humala para dejarlo fuera de combate y favorcer a algún otro candidato más dócil, que lo puedan domesticar con más facilidad y convertirlo en el presidente que esté a su medida, por no decir a su servicio. Pero, si a pesar de todo Humala gana, no creo que cambie nuestra economía de manera dramática. Humala se equivocaría si lo hace. Y tonto no es. Lo que sí tiene que hacer es redistribuir la riqueza, pensar más en los pobres y ayudar a que los pueblos más olvidados se desarrollen.

Finalmente, en medio de este desmadre electoral, un consejo hasta de un conejo: No compren dólares por ahora porque saldrán perdiendo.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: