Grave atentado contra el Patrimonio Cultural del Cusco

Al irreparable daño al Intiwatana en Machu Picchu por la caía de una grúa de una cámara de video y luego el pintarrajeo que sufrió la piedra de los doce ángulos a manos de un desquiciado chileno, ahora se añade la destrucción de un importante muro inca de la calle Loreto por la construcción de un centro comercial a cargo de la empresa Miyano y Baca Inversiones.

Para la edificación de este complejo comercial los constructores retiraron bloques de piedra del muro inca sellados con admirable precisión por donde no podía entrar ni la punta de un alfiler y con tal resistencia que no les pasó nada por siglos a pesar de las torrenciales lluvias y terremotos, porque estaban hechos con una tecnología que solo conocían los incas.

De acuerdo a la denuncia, se dice que los constructores, mejor dicho destructores, sacaron las piedras y las numeraron con pintura para recordar el orden ( ¡Qué bestias!) y como no pudieron calzarlas tal como estaban originalmente, las unieron en unos casos con cemento y en otros con barro, como si fueran ladrillos o adobes.

¡Bárbaros! ¿Quién fue el arquitecto que ordenó este burdo trabajo?

Con justificada razón la población está muy indignada por este atentado contra el patrrimonio cultural. Y la indignación no solamente es en Cusco, sino también aquí en la Capital y en el exterior donde nos ven como salvajes precisamente por la permanente destrucción de nuestro patrimonio histórico.

Como consecuencia de este salvajismo se han dañado 20 valiosas piezas, unas están rotas y otras por lo menos quiñadas. Nos preguntamos ¿dónde diablos estuvieron las autoridades del INC que no evitaron este atropello?

El daño lamentablemente es irreparable porque juntar esas piezas para que queden tal como estaban antes, es casi imposible. Y esto debe merecer una sanción penal y no solo un castigo pecuniario o administrativo. Pero, aquí, la empresa no es la única responsable sino también los funcionarios del INC que no velaron por la protección de este importante muro inca y las autoridades municipales por dar la autorización para la iniciación de los trabajos.

Este caso debe ser investigado por el gobierno central para garantizar su neutralidad. Y en tanto dure la investigación, por decoro las autoridades del INC del Cusco y los funcionarios del Municipio, deberían poner sus cargos a disposición porque este acto de negligencia es por demás vergonzoso y extremadamente grave.

Otra de las cosas que sorprende es la forma cómo se viene autorizando el funcionamiento de locales comerciales en calles y carreteras, donde el comercio se ha apoderado del paisaje urbanístico y rural. Para comprobar este atentado basta comparar las fotografías de antes con las de hoy. Las avenidas se han convertido en ferias y los cerros en símbolos de pobreza. Hay más chicharronerías que colegios y más hoteles que museos. No es que haya habido un boom de inversiones, sino una explosión de negocios,que requieren de una urgente regulación y adecuación a la tradición cultural e histórica de esta ancestral capital de los incas.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: