Papa Benedicto XVI justifica uso del condón

En un libro que se publicará próximamente con el título de “La luz del mundo” el papa Benedicto XVI justifica el uso de condones “en algunos casos” para reducir principalmente el riesgo de infección del Sida que tanto daño causa al mundo. “por supuesto que la Iglesia Católica no lo ve como una solución real y moral” dice el Sumo Pontífice, sin pelos en la lengua.

Esta es una sorprendente revolución, teniendo en cuenta que hasta ahora el Vaticano había prohibido el uso del condón porque “era pecado” y en general el uso de cualquier método anticonceptivo, incluso contra las enfermedades de transmisión sexual, lo que demuestra claramente que el papa Benedicto, silenciosamente viene trabajando en la modernización de la Iglesia.

Del mismo modo el Sumo Pontífice afirma que el escándalo de clérigos pederastas no lo cogió del todo por sorpresa pero la dimensión que alcanzó fue un shock enorme. En el libro que tendrá 284 páginas y se publicará en 18 idiomas, habla también de la pedofilia, el celibato y la ordenación de mujeres.

Frente a lo que llamó “una conmoción inaudita” las graves faltas de tantos sacerdotes nunca pensó renunciar. “No hace falta huir cuando el peligro es grande. En consecuencia este no es el momento de dimitir” Dijo.

Este trascendental viraje doctrinario pone en una situación difícil a quienes se oponían a rajatabla el uso del condón para evitar el contagio de enfermedades transmisibles y los embarazos no deseados. En nuestro país, hace solo unos días el Arzobispo y el Ministro de Agricultura se pusieron frente a frente en una pugna sin cuartel por la distribución de condones especialmente entre los adolescentes. Esperamos que esta declaración papal termine con esa discusión.

Esta muy bien que Benedicto XVI, como máxima autoridad de la Iglesia se haya propuesto admitir una realidad dolorosa como es el avance del Sida, uno de los flagelos más graves que afronta la humanidad. Y, si no se emplean los métodos adecuados para evitar su propagación, estará destinada a su inminente exterminio. Por otro lado al justificar el uso del condón por las prostitutas, implícitamente está reconociendo la existencia de otra realidad: la prostitución y sus graves peligros que corren las mujeres dedicadas al oficio más antiguo del mundo.

Otro de los temas que se debe tratar con el mismo interés es el aborto, para evitar que nazcan criaturas como resultado de las violaciones, perpetradas en muchos casos por los propios padres de las víctimas, de los abusos de esos desquiciados que embriagados de placer y licor, obligan a sus parejas a mantener relaciones sexuales por la fuerza y a procrear hijos no deseados y también para cuidar que las relaciones placenteras de adolescentes muchas veces inevitables por el incontrolable apetito sexual propio de esa edad terminen en la gestación de un ser al que no podrán alimentar, educar y proteger porque aun no están preparados para eso. O por lo menos que se vea como una solución el uso de la píldora del día siguiente y no como pecado.

Aún hay muchas cosas por reformar en la Iglesia para adecuarla a una realidad que no podemos ignorar. Esta reforma debe incluir el celibato, para evitar que los curas rieguen hijos por todos los pueblos a donde van so pretexto de hacer una labor pastoral y para disminuir en algo las atrocidades de aquellos sacerdotes pedófilos que abusan de indefensos menores de edad. Ya es tiempo que los curas se casen para disminuir por lo menos esta traición a sus votos de castidad, aunque lo dudo porque el que fue capaz de serle infiel a la Iglesia con la que se casó, será muiy fácil que le saque la vuelta a su mujer porque gallina que come huevo así le quemen el pico.

Será también necesario que la jerarquía eclasiástica contemple otro tema muy sensible: La eutanasia, para poner fin a un terrible sufrimiento de los enfermos desahuciados porque no solamente sufren ellos sino sus familiares y muchas veces por un tiempo extremadamente prolongado.

Benedicto XVI tiene pues la gran oportunidad de hacer estas reformas para que la Iglesia no se quede en la época de la carreta. Si la Iglesia fue capaz de reformar el texto del Padre Nuestro, si ahora las mujeres ya no están obligadas a ir a misa usando velo, como antes, si la comunión lo puede dar cualquier fiel hombre o mujer y si las misas yaa se celebran en el idioma de cada país y no en Latín, como lo fue hasta unos años atrás, y si ya se puede cantar los temas religiosos a ritmo de rock y huayno en las misas ¿por qué no avanzar en las reformas que hemos mencionado? El Vaticano tiene la respuesta.

Anuncios

Etiquetas: ,

Una respuesta to “Papa Benedicto XVI justifica uso del condón”

  1. Ya puedo usar condones… a veces. « Sátiras del cine y la fama Says:

    […] si, solo para no pillar el SIDA y para las prostitutas. Susan (AKA Su Santidad) no expecifica, o yo no lo he encontrado, si se […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: