Wikileaks puso en ridículo seguridad de EEUU, pero…

El mundo aún no sale de su asombro por la filtración de más de 250 mil documentos clasificados del Departamento de Estado de los EEUU , revelados por el portal electrónico Wikileaks y publicados por los principales medios del mundo, cuyos informes comprometen a instituciones, mandatarios y políticos, de todo el orbe.

La Secretaria de Estado Hillary Clinton tuvo que salir al frente para reconocer que “esta revelación son un ataque grave a la comunidad internacional y ponen en riesgo muchas vidas” por lo que ofreció “medidas concretas” contra quienes se robaron los documentos secretos.

La opinión pública estadounidense ha calificado el hecho como “El 9-11 cibernético” comparándolo con el ataque perpetrado a las Torres Gemelas aquel fatídico 11 de setiembre del 2001.

Según estas revelaciones, el Departamento de Estado de los EEUU pidió a sus embajadas en todo el mundo informaciones sobre mandatarios de varias naciones amigas y enemigas, entre las que figura Cristina Fernández Kirchner presidenta de Argentina, de quien Hillary Clinton quería saber qué decisiones tomaba la presidenta y cuáles dejaba a su esposo, cómo controla sus nervios y su ansiedad y qué medicinas toma. En otro informe el jefe de la misión diplomática en Cuba Jonathan Farrar dice “Tenemos información fiable que muestra la presencia de miembros del ELN, FARC y ET que descansan y reciben tratamiento médico en la isla” Según publica el Miami Herald.

Los documentos muestras la corrupción en Afganistán y en Marruecos, el apoyo a la postura de Israel en la cuestión de Irán y la solicitud de los Estados Unidos a su embajada en Paraguay para que le envíe las huellas digitales, imágenes faciales, ADN y hasta escáner del iris de los candidatos que participaban en las últimas elecciones.

Otro informe revelado, que ha sacado roncha en España, es la expresión del embajador de USA en el sentido que ya estaba harto de la conducta del PSOE y sus aliados en contra de los EEUU. Afirma, asimismo, que el ex presidente de Honduras fue sacado del puesto por una conspiración de los militares, el Congreso y la Corte Suprema y que también que se realizó una investigación de un posible apoyo financiero de Hugo Chávez a Fernando Lugo, hoy presidente de Paraguay.

El diario El País de España trascribe informes que tenía el Departamento de Estado de los EEUU sobre la penetración de los servicios de inteligencia cubanos en Venezuela, cuyos agentes tenían acceso a las oficinas migratorias y que sus reportes los hacían directamente a Chávez. Se dice también que la inteligencia americana brindó información clasificada al Ejército Mexicano sobre la ubicación del narcotraficante Martín Leyva , pero esta institución se negó a moverse rápidamente para capturarlo. En cambio elogia a la Marina de México por su “brillante operación en la que murió Arturo Beltrán Leyva, jefe del cartel que lleva su nombre.

Con respecto a Perú se asevera que hay más de mil documentos que se originan en nuestro país. En estos últimos días ha causado revuelo la publicación hecha por la web del diario El País de España donde se revela que “Altos mandos militares reciben lucrativos pagos de los narcotraficantes que operan en el valle de los ríos Apurímac y Ene”. Según estos documentos, el narcotráfico tiene influencia en la institución castrense, lo que dificulta las estrategias del gobierno de Alan García para acabar con el problema”.

En otra parte del documento, suscrito por el embajador estadounidense en Perú Michael McKinley, se dice que el general EP Paul Da Silva, recientemente designado comandante general del Ejército, mantuvo vinculaciones con el empresario pesquero Rolando Eugenio Velasco Heysen, detenido por tratar de sacar 840 kilos de cocaína escondida en pescado congelado y hasta coordinó envíos de droga al exterior con el mencionado empresario, tema que tendrá que aclararse.

Estas revelaciones se hicieron luego que la actual embajadora de los EEUU Rose M. Likins descartara que las relaciones diplomáticas con nuestros país se vean perturbadas por “cualquier pequeño escándalo” difundido por Wikileaks. “Nuestra relación (con Perú) está basada en temas compartidos como el apoyo de la democracia, la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, el TLC. Las cosas que nos unen son mucho más importantes que cualquier pequeño escándalo que pueda haber resultado de eso”, dijo a los periodistas al final de un seminario sobre los retos de los operadores de justicia.

Como era de esperarse el comandante general del Ejército Paul Da Silva, desmintió rotundamente esas aseveraciones. Eso mismo hicieron el Ministro de Defensa y el canciller de la República. Pero, en salvaguarda institucional del Ejército, debería hacerse una investigación para saber si estas revelaciones son solo producto de la chismografía o tienen algún asidero. Eso no le hará daño a nadie.

Otra cosa que sorprende, en estos días, es la declaración hecha por el general Edwin Donayre, ex jefe del Ejército, en el sentido que, al inspeccionar un cuartel en 1995, halló zapatillas y ropa nueva para los soldados y cuando preguntó de su procedencia le respondieron que las compraron con dinero que “vino de una persona que dejó whisky y debajo 3 mil dólares” (?)

De los Wikileaks tampoco se salva el presidente Alan García, de quien el ex embajador James Curtis Struble dice que el mandatario es “un hombre que vive y respira política, a expensas de otras dimensiones de su vida…En público tiende a impresionar con la magestuosa pose presidencial, sacando pecho, con la cabeza alta y los brazos y manos gesticulando, casi a manera de la coreografía de un líder. También se inclina a dar largos discursos públicos mostrando que sabe de todo y usa un tono de superioridad…Casi todos concuerdan que García tiene un colosal ego”. Es decir el informe da cuenta del perfil sicológico del presidente que, en lugar de bajarlo, lo ensalza, haciéndole levantar mucho más su ego. En respuesta García dijo que este informe “es una chacota y opiniones que se recogen en cocteles. No me siento ofendido, pero hay muy baja calidad de diplomacia”. Claro, cómo se va a sentir ofendido si son más elogios que críticas negativas.

En otro de los mensajes expuestos por Wikileacks, la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet comenta con el secretario de Estado adjunto Arturo Valenzuela sobre la inestabilidad de la presidenta Cristina Fernández y la debilidad de la democracia argentina. Y el ex embajador de USA en Brasil Clifford Sobel califica la política de seguridad de Brasil en la Amazonia de paranoica y que su empeño de construir submarinos nucleares es inútil. Asimismo, la consejera de la embajada americana Lisa Kubiske revela que la Coordinadora General de Intercambio y Cooperación Deportiva de la Cancillería brasileña Vera Alvarez le contó el temor que los terroristas atenten en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2014.

Los informes divulgados por Wikileaks también dan cuenta de un tumor en la nariz que afecta al presidente boliviano Evo Morales y que el entonces presidente Lula del Brasil le había ofrecido un examen y el tratamiento en un hospital de Sao Paolo. Del mismo modo se pone al descubierto que las autoridades brasileñas se negaron a recibir migrantes cubanos y chinos que se encontraban en la base estadounidense de Guantánamo.

En otro documento confidencial, se califica a Rusia como un virtual estado mafioso donde el primer ministro Vladimir Putin gobierna entre bastidores por encima del presidente Dimitri Medvédev, y que los delincuentes trabajan con las agencias de seguridad rusas. Según el diario británico The Guardian los sobornos alcanzan los 300 mil millones de dólares que los gobernadores recaudan y llevan al Kremlin en maletas llenas. El presidente Dimitri Medvedev dijo que estos cables filtrados muestran el cinismo de la diplomacia estadounidense. El primer ministro Vladimir Putin también expresó su malestar al enterarse que en uno de los cables los diplomáticos estadounidenses dijeron que él es Batman y Medvédev es Robin.

Pienso que muchos de estos informes no revelan nada que los periodistas y la opinión pública ya conocíamos o por lo menos lo sospechábamos porque fueron parte de la chismografía diplomática que se filtró en las redacciones. Chismes de coctelería y trascendidos que muchas veces se maneja en los corrillos periodísticos y no se pueden publicar porque son considerados como “noticias no confirmadas” y pasan a engrosar las bolas del rumor callejero. Como dijo el canciller argentino no son más que “chusmería de baja estofa”. Pero no por eso tienen necesariamente que ser falsos.

Esto ocurre y ocurrirá siempre porque todos los países tienen necesidad de saber lo que se hace dentro y fuera de sus fronteras, eso es natural. Ocurre hasta en las empresas. Las corporaciones no estarían actuando bien en el mercado si no están enterados de lo que hace la competencia. Y entre gobiernos, el afán de conocer lo que hace el otro es natural y casi una necesidad. Pensar lo contrario es solo una hipocresía. Los embajadores aprovechan las reuniones sociales para chismear, intercambiar informaciones, claro, además meterse unos tragos y de contarse chistes. El problema es que se descubra este acopio de dimes y diretes porque a nadie le gusta que lo desnuden, le sigan los pasos o lo estén vigilando. Lo que sí es censurable y grave es la injerencia en la política interna de otros países. De corroborarse esta intervención, como se revela en alguno de los informes, podría traer cola. Particularmente a mí me llamó la atención que algunas ONG que operan en Perú, financiadas por la embajada de los EEUU sean “propagandistas” se Sendero Limunoso. ¿Cómo puede ser esto? ¿Un doble juego? Esto nos obliga a preguntarnos a dónde fueron a parar los cuatro millones de dólares que se destinaron a la llamada moralización Poder Judicial, cuyos resultados no se ven y nisiquiera se dieron a conocer.

Volviendo a los Wikilacks, lo cierto es que las publicaciones de estos cablegramas secretos, revelan la vulnerabilidad de los sistemas de seguridad. Pusieron al descubierto las fallas de la inteligencia americana, la falta de control que existe en sus organismos y demuestran, además, que el Departamento de Estado es una coladera.

Estos garrafales errores de la inteligencia americana ya se vieron en el ataque a las torres gemelas y al pentágono y ahora surge esta nueva burla a los sistemas de seguridad de la nación más poderosa que, se supone, tiene los más sofisticados sistemas de protección de documentos y secretos de estado. Es pues un ridículo.

Wikileaks, es el nombre con el que se conoce a esta página de Internet con sede en Suecia. Fue fundada por Julián Assage, experto en computación y piratería informática, un cibervillano genio. El vocero, es decir quien da la cara, es Kristin Hrafnsson, personaje que se hizo conocido al mostrar un video donde soldados americanos acribillaban a periodistas y otros civiles en Irak.

Wikileaks, es solo un medio como cualquier otro que ha obtenido información clasificada que deja de serla cuando se la expone a través de los medios. Por tanto no hay que matar al mensajero, sino al infidente o traidor que se robó los documentos. Si se persigue y castiga al medio, se está atentando contra la libertad de expresión y de prensa. Así de simple.

Por eso es bueno poner las cosas en su sitio. Con este nuevo informe, Wikileaks se ha mofado de la nación más poderosa del mundo, la ha puesto en ridículo y la ha hecho quedar como una zapatilla y eso es lo que debe avergonzar a las autoridades norteamericanas y quienes tengan responsabilidad deben ser castigadas, o por lo menos deben dar un paso al costado. Ahora, si bien es cierto que el contenido de la mayoría de las informaciones no pasan de ser chismes de embajadores, en su mayoría risibles, que no creo afecten las relaciones internacionales ni tampoco pondrán en peligro de muerte de nadie como piensa Hillary Clinton, sin embargo hay importante material que debe servir de pie para efectuar una minuciosa investigación como en el caso de Perú donde, según los cables puestos al descubierto, altos mandos militares estarían vinculados al narcotráfico. Esto es grave, tan grave que puede socavar las bases de las instituciones castrenses si no se aclaran las cosas. Lo demás son solo destapes que están haciendo morir de risa a los enemigos de los EEUU.

A propósito, se ha informado que los magistrados de la Corte de Westminster, dejó en libertad condicional a Julián Assange luego del pago de una fianza 200 mil libras y el uso e un brazalete de control electrónico. Su detención se produjo hace unos días en Londres y de inmediato surgieron miles de defensores en todo el mundo. El cineasta estadounidense Michael Moore de “Fahrenheit 9/11” ha contribuido con 20 mil dólares, uniéndose así a otros cineastas como Ken Loach y John Pilger y a la escritora Jemima Khan.

Sin embargo existe el temor que la justicia de EEUU lo reclame por el delito de espionaje electrónico. Actualmente está arrestado por haber tenido sexo sin condón con una mujer, de quien se dice estar vinculada a la CIA.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: