Sectarismo en los medios de comunicación

Es una vergüenza lo que está ocurriendo en el país. Los principales medios de comunicación, que deberían ser un ejemplo de sobriedad, ecuanimidad y ponderación y, sobre todo, estar al servicio de la ciudadanía, ofreciendo sus espacios a todos los partidos políticos por igual, vienen practicando un sectarismo informativo muy peligroso que atenta contra la democracia al haber tomado partido por una sola agrupación, atosigándonos con una campaña alevosa en contra de la opción que lidera Ollanta Humala.

No han tenido escrúpulos en contratar a Jaime Bayle, conocido sicario del periodismo, para disparar a matar a través de la televisión. Eso es propio solo de una mente criminal que actúa de manera orquestada porque tan culpable es el que dispara como el que lo contrata. ¿A dónde se nos quiere llevar?

Con esta actitud poco decente lo único que están logrando es acrecentar los odios y exacerbar los resentimientos que ya se encuentran muy caldeados por la prepotencia y la inequidad de una prensa que solo defiende sus intereses y privilegios.

Y si las puertas de los medios de comunicación se cierran, se abrirán las tranqueras de las calles para dar paso a la protesta, tal como ocurrió hace algunos días donde un grupo de jóvenes fue a los alrededores de América Televisión y Canal N, para reclamar un periodismo más objetivo y plural y no como se quiso hacer aparecer que Jaime De Althaus había sido agredido. Tampoco ese acto callejero de carteles y griterío pacífico, fue una coacción a su libertad de expresión. De Althaus seguirá en lo suyo atacando a Humala y elogiando a Fujimori, invitando libremente a sus amigos y a los fujimoristas. El lo sabe muy bien que mientras mantenga esa posición tendrá el puesto asegurado. No le ocurrirá lo que sí les ocurrió a sus ex compañeros de trabajo, la productora periodística Patricia Montero y al editor periodístico José Jara, sacados de la empresa de manera abusiva por el solo hecho de practicar un periodismo correcto, veraz y objetivo. Tampoco le enviarán coronas fúnebres al estilo del fijimontesinismo como se las enviaron en clara amenaza de muerte a César Lévano y Arturo Belaunde, Director y Presidente del directorio del diario La Primerea, respectivamente, haciéndonos recordar a los operativos de amedrentamiento de la oscura época del SIN de Montesinos.

Esa es la verdad. Y, esa es mi preocupación, porque no es posible que en plena campaña electoral, se les cierren las puertas a unos y se les abra de par en par a otros. Se aplique una campaña de democión a Humala y se le tienda una alfombra de flores a Fujimori. Eso es un abuso. Entonces, ¿de que libertad de prensa hablamos?
Se llega al extremo de editar sus declaraciones, haciéndole hablar solo lo que a ellos les conviene que diga para luego sacarle la mugre a través de sus comentaristas y en algunas radios, sus declaraciones salen con un volumen tan bajo o ruidoso que nadie le entienda lo que dice.

Nadie entiende qué clase de periodismo es este. Qué libertad es esta en que los conductores de espacios políticos radiales y televisivos que invitan a Ollanta Humala (si tiene suerte) no lo dejan hablar, interrumpiéndolo a cada rato, que no le permitan que responda libremente a las preguntas que le hacen porque ellos mismos son los que se responden, ellos son los que afirman, ellos son los que tienen la razón. Y cuando la invitada es Keiko Fujimori, la tratan con guantes de seda, cuidan sus preguntas, le dan todo el espacio para que responda lo que quiera, no la refutan, al contrario hasta le ayudan a dar respuestas adecuadas para que no se contradiga. ¡Qué tal abuso de poder! ¡Que tal periodismo!

En los medios escritos sucede algo parecido. Todo lo bueno que se dice de Fujimori lo destacan, para ellos no hay nada malo en la candidata del fujimorismo. En cambio, en el caso de Ollanta Humala destacan todo lo negativo que se dice de él, no tiene nada bueno. ¿Eso es objetivo? No, eso es una descarada manipulación de la información. Y una muestra de lo que afirmamos se da en el trato a los planes de gobierno. Solo se habla del plan de gobierno de Humala, lo desgranan, lo trituran, lo hacen polvo. En cambio el del de Fujimori nadie lo conoce porque no lo toman en cuenta. ¿Dónde está publicado? ¿Qué comentarista de la televisión lo ha criticado? Nadie.

Cómo estarán de cerradas las puertas de los medios de comunicación que el colectivo “NO A KEIKO” encargado de recordarnos a los electores los crímenes de lesa humanidad y corrupción de la década de los noventa, tuvo que ingeniarse de salir a las calles para colgar las portadas de los diarios pasados, en cordeles, como si fueran ropa, en los que se denunció las barbaridades cometidas en la época del fujimorato. En Cambio Bayly tiene todo un canal de televisión para sacarle los trapitos al sol referidos a Humala. ¡Qué tal diferencia!

¿Cómo se van a confrontar las ideas en estas condicionesl? ¿Cómo se va a hablar de democracia si los medios que también contratan a las encuestadoras no les dan el mismo tiempo o espacio a ambos candidatos?

En estas condiciones, lo único que le queda a Humala es aferrarse a las redes sociales, seguir saliendos a las plazas y calles para hacer conocer sus planteamientos. Y lo recomendable para los electores es no hacerle caso a lo que dicen los medios, ni a los informes de las encuestadoras que son contratadas por esos mismos medios, para no quemarse el hígado. Lo importante es que crean en el poder de sus votos y no en el poder de los medios de comunicación. Y, finalmente, que gane el que tenga más votos en las ánforas y no en las encuestas.

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “Sectarismo en los medios de comunicación”

  1. jose Says:

    Esto ocurre en todos los paises en donde el neoliberalismo controla a su regalo gusto los medios, seaN televisovos, radiales o escritos, para defender sus grandes intereses economicos y su libertad para ejercer la corrupcion.

    Solo un ejemplo , aqui en la Argentina , se aprobó una nueva Ley de MEDIOS AUDIOVISUALES, CASI POR UNANIMIDAD, pero el gran monopolio Clarin que controla más de 240 medios, obstruye las leyes, con recursos leguleyos, coludidos con jueces incondicionales, la tarea sera boca a boca, confronatdo argumentos, a una ya se le conoce la hilacha al otro hay que darle la oportunidad, controlandolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: