Toledo decidió apoyar la candidatura de Humala

Como no podía ser de otra manera, Alejandro Toledo, uno de los líderes de la “Marcha de los 4 Suyos” que, junto con miles y miles de trabajadores, estudiantes, profesionales y pueblo en general lucho por la restauración de la democracia en los aciagos días que el dictador Alberto Fujimori quería perpetuarse en el poder, esta tarde hizo conocer públicamente su respaldo a la candidatura de Ollanta Humala sin poner ninguna condición, evento que tampoco transmitió el Canal N, así como no lo hizo del acto de juramento de respeto a la constitución de Ollanta Humala. Según la explicación dada por uno de los locutores, los camarógrafos habían sufrido un accidente. ¡Qué coincidencia!

Lo extraño hubiera sido que Toledo apoye al fujimorismo. Sería más vergonzoso que la actitud asumida por San Román quien, a pesar de haber sido humillado por Alberto Fujimori y por el asesor Vladimiro Montesinos diciendo que para lo único que servía era para partir el jamón para los sánguches y serbirles el cafecito, se tiró a los pies de Keiko para darle su apoyo. Parece que no tiene sangre en la cara. Otro de los caraduras es Luis Castañeda quien, sin embargo de haber dado libertad a todos sus partidarios de Solidaridad Nacional para que voten por quien quieran, él sale acompañando a la candidata del fujimorismo cada vez que se lo pide y todavía tiene la desfachatez de decir que sus encuentros son pura casualidad.

A toledo no le quedaba otra cosa porque, de no definirse, corría el peligro de quedar como una zapatilla en primer lugar con sus correligionarios y luego con todo el país. Ya muchos de sus partidarios habían dicho que votarían por Ollanta y si la dirigencia hacía lo contrario estamos seguros que se hubiera producido un desbande en Perú Posible.

Este apoyo demuestra que, mientras algunos se afanan por desunir a las fuerzas sociales y políticas, estas cada día se unen más en contra del retorno de la corrupción, el abuso de poder y las políticas antidemocráticas. Una demostración de este deseo de unidad se vio en la marcha de los miles y miles de manifestantes que se congragaron en el Campo de Marte gritando “¡Mujeres dignidad!” y portando carteles donde se leía “No a Keiko” “No a la dinastía Fujimori” “Cantuta nunca más” “Que la prensa no te cubra los ojos” “Fujimori nujnca más”. Fue una manifestación pacífica, entusiasta y multitudinaria, donde se levantó en alto la dignidad nacional y hubo una gran demostración de verguenza colectiva frente al retorno de la corrupción, una respuesta a la prensa que le cierra las puertas a los simpatizantes de Humala, una forma de decirle no a la exclusión y un desahogo silencioso de la ira contenida por todo lo que está ocurriendo en la campaña electoral.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: