Importante cita Obama-Humala fue empañada por caso Alexis

No cabe duda que la gira de Ollanta Humala a los Estados Unidos fue empañada por el escándalo provocado por su hermano Alexis al enrevistarse con empresarios y autoridades rusas en un viaje no autorizado para, supuestamente, promover inversiones en las áreas de pesquería, gas y turismo y, en las que, coincidentemente, “El hermanísimo” como ya lo llaman a Alexis, tiene intereses empresariales. Su esposa Tatiana Murashova, de nacionalidad rusa, es propietaria de Hermitage S.A.C. dedicada a los viajes de turismo y él tiene embarcaciones pesqueras.

Los dueños de los diarios de derecha y los conductores de los programas políticos de la televisión que aún no terminan de salir del shok producido por su derrota en los últimos comicios, se estaban mordiéndose los labios y rasgándose las vestiduras por la especial deferencia que tuvo el presidente de los Estados Unidos Barack Obama de recibir a Ollanta Humala haciendo un alto en sus recargadas actividades y sin que estuviera prevista en su recargada agenda porque, de acuerdo al protocolo, los inquilinos de la Casa Blanca no reciben a los presidentes electos. Estaban que se morían de pica, cuando les llegó la noticia de Rusia y empezaron a frotarse las manos porque ya tenían un buen motivo para arremeter contra el presidente electo.

Sin embargo, la cita con Obama no fue cualquuer cosa, debe servir para borrar de plano las opiniones interesadas que a diario nos vende la prensa conservadora, en el sentido que el electo presidente no mantendrá buenas relaciones con los EEUU y hasta se atrevió a vaticinar que desconocería los Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados con importantes países del mundo, entre ellos China, la Unión Europea y los EEUU, solo con el propósito de destruir su imagen, así como lo está haciendo con la alcaldesa de Lima, quien, lamentablemente, alimenta con algunas posturas absurdas las críticas contra su gestión.

Obama rompió el protocolo de la Casa Blanca para recibir al mandatario electo de Perú en una oficina contigua al Salón Oval, para hablar con franquesa sobre los TLC firmados, la situación de los migrantes peruanos y hasta de la contaminación de los ríos por los relaves mineros y un crecimiento con inlusión, cita que tuvo lugar luego de la reunión con la Secretaria de Estado Hillary Clinton quien, al final de la entrevista dijo que “Ollanta Humala tiene una gran agenda frente a él y Estados Unidos está listo para ser su socio”.

Más claro, ni el agua.

Obama habló con Humala durante 30 minutos sobre temas puntuales y lo invitó a participar en la próxima cita del Foro de Cooperación Asia Pacífico que tendrá lugar en Hawái. Y Humala aprovechó la ocasión para invitarlo a su toma de mando este 28 de julio. El mandatario norteamericano bromeó mostrándole sus cabellos para recordarle a su interlocutor que cuando asumió el mando tenía el pelo negro, pero que este se volvió blanco debido a las tensiones del poder. Le aseguró un futuro similar al Humala. Hecho que fue celebrado con sonrisas.
Horas antes, Ollanta Humala se había reunido con Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), con quien acordaron fortalecer la democracia en el hemisferio.

No hay duda que estas giras del mandatario electo, por donde se las mire, fueron exitosas. Viajó a países claves del hemisferio. Su encuentro con el presidente Salvador Piñera sirvió para distender las relaciones peruano-chilenas, su visita a Dilma Ruseff, presidenta de Brasil, para asegurar las inversiones brasileñas y ahora al presidente de los Estados Unidos para disipar cualquier duda o malos entendidos en las relaciones peruano-norteamericanas.

Estas visitas sirvieron, asimismo, para taparles la boca a quienes se valen de los medios de comunicación para hacernos ver fantasmas, donde no hay, con el manifiesto propósito de cercar al mandatario y aprovecharse de sus temores.

Por eso resulta inexplicable que esta importante visita a los EEUU fuera empañada por la noticia del viaje a Rusia de Alexis Humala, hermano del presidente electo, en compañía del parlamentario electo por Gana Perú Josué Gutiérrez y de Hugo Loarte, ex militante de Perú Posible (Partido de Toledo), según se supo, para hacer negocios con una empresa de gas y funcionarios rusos sin que aún se haya producido el cambio de gobierno. Esto es grave porque es un claro aprovechamiento para hacer negocios anticipados. Por otro lado, es un pésimo mensaje al país porque Ollanta ni siquiera asumió el poder y sus hermanos ya están queriendo sacar ventaja, tal como sucedió con los hermanos del ex presidente Alejandro Toledo. Por eso, lo mejor que puede hacer Ollanta para salir bien parado de este lío es poner en su sitio su hermano Alexis y dejar que se someta a una investigación tanto partidaria como legal porque, que sus propios familiares le pongan cáscaras de plátano en su camino es inperdonable. Y lo más grave es que, según un comunicados de la empresa rusa, Alexis Humala actuó como representante especial del presidente electo.

Estoy seguro que este escándalo servirá para que los políticos y la prensa que no lo quieren a Humala se aprovechen para hacerlo puré. Por eso será importante que este haga un deslinde inmediato. Si no se desmarca de la parentela la pasará muy mal porque la prensa que lo tiene en la mira buscará el menor traspié para hacerle la vida imposible. Tendría que ser un boludo para no darse cuenta que sus detractores están al acecho y son capaces de cualquier cosa para bajárselo, de lo contrario Fernando Rospiglosi, su más furibundo crítico, jamás hubiera salido abriendo la primera página dominical del Diario El Comercio con una entrevista donde se aprovecha para decirle samba canuta y sacarle todos los trapitos al sol, desde Madre Mía hasta el andahuaylazo. Esa clase de declaraciones es la que alentará el diario a partir de hoy para tirar la piedra y esconder la mano. Serán otros los que hablen y el grupo El Comecio, “cumpliendo la sagrada misión de informar” lo destacará en las primeras páginas de sus diarios y lo convertirán en un tema principal de los espacios políticos de la televisión que también la manejan a su regalado gusto. Por tanto, guerra avisada no mata gente.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: