No al chantaje de los transportistas

La Sociedad de Transporte urbano anuncio para este miércoles 13 un paro de 24 horas contra de la renovación de las unidades destartaladas, incómodas y piratas. Este es un chantaje que debe ser rechazado por toda la población porque no es posible que un grupo de mafiosos pretenda seguir haciendo de las suyas en perjuicio de toda la ciudadanía. Felizmente que solo es una pequeña agramieción y no la totalidad de transportistas.

Es increíble que en lugar de apoyar la iniciativa municipal para renovar las unidades obsoletas y pequeñas que solo causan graves problemas en el tránsito y constituye un atropello contra la ciudadanía, estos irresponsables empresarios, acostumbrados a lucrar en la informalidad, se opongan a esta solución.

Esperamos que la alcaldesa no caiga en este chantaje y no se asuste al primer griterío en las calles. Tampoco que haga caso a quienes lloriquean con lágrimas de cocodrilo frente a las cámaras de televisión quejándose que esa ordenanza municipal es un abuso y que el transporte es el único medio de sustento que tienen. Cuántos quisieran tener ese privilegio de contar por lo menos una unidad para ganar el dinero que ellos ganan.

Ya es tiempo que alguien ponga freno a los abusos de estos transportistas abusivos que no solo tienen una unidad, sino muchas y en varias rutas porque a base de triquiñuelas han sacado licencias por doquier. En este mundo campea la coima, la burla y la prepotencia. La mafia del transporte no tiene reparos en contratar a menores de edad y choferes con brevetes fraguados. No dan boletos, por consiguiente no pagan impuestos, ni siquiera las papeletas que por cientos acumulan sus conductores. Sus unidades corren en forma temeraria cuando les parece y caminan como tortugas o se quedan una eternidad en las esquinas esperando pasajeros. No respetan los paraderos ni tienen horario. Sus choferes son temerarios y los ayudantes malcriados, no respetan a los ancianos ni a los niños. Siendo tan pequeñas sus unidades las llenan de pasajeros como si fueran latas de sardinas. Ponen sus equipos de sonido a todo volumen con la peor música del mundo. Hablan grosería y media entre ellos. Y, si la policía los para, se libran de las sanciones dándoles coimas para seguir haciendo de las suyas en la informalidad. Algunos se abastecen de combustible en los grifos, con pasajeros, poniendo en peligro sus vidas. Cambian de ruta cuando quieren para evitar atolladeros que ellos mismos provocan y cobran lo que les viene en gana.

¡Esto tiene que acabar! Por eso, todos tenemos el deber moral de apoyar la iniciativa municipal. Y este apoyo no debe ser solo de las autoridades y los usuarios sino, sobre todo, de la prensa que, lamentablemente, juega a dos ases. Claro, como la mayoría de los dueños de medios no se ha subido jamás a una combi no sabe lo que es el infierno. En su afán de hacer noticia y subir el rating mandan entrevistar a choferes que lloran, a ayudantes que viven en la peor miseria y hasta muestran sus casas. ¿Por qué no muestran las residencias que tienen los empresarios del transporte? ¿Por qué no dicen cuántas unidades tienen? ¿Por qué no dicen cuánto ganan explotando a los usuarios, choferes y sus ayudantes?

¿De qué lado están?

Si queremos que haya un cambio en el caótico tránsito que padece la capital ayudemos de manera franca estas iniciativas municipales dejando de lado las ojerizas políticas. Es tiempo que algo nos una.

Por eso, este miércoles digamos al unísono ¡No al chantaje!

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: