Angurria destroza Perú Posible

Lo que se veía venir. La angurria por conseguir una tajada en el nuevo gobierno destroza a Perú Posible, el partido político fundado por el ex presidente Alejandro Toledo. Las pugnas de sus más connotados dirigentes por colocar a sus allegados en puestos ministeriales han provocado la renuncia de su Secretario General Javier Reátegui.

La crisis interna no es reciente, empezó inmediatamente después de la derrota de su líder Alejandro Toledo en las pasadas elecciones como consecuencia de un pésimo manejo en la campaña a cargo de Carlos Bruce, desacierto que terminó por hartar a los dirigentes chakanos. La ira general llegó al extremo que Elianne Karp, esposa de Toledo, le llenó de insultos de grueso calibre a Bruce y hasta le arrojó una silla en la cabeza.

Luego de estos pleitos, las broncas vinieron una tras otra por los nombramientos en el nuevo gobierno. Nadie en PP está de acuerdo con el nombramiento de Rudecindo Vega como Ministro de Trabajo porque fue producto de una jugarreta entre Bruce y Toledo, cuando el fijo era Juan Sheput por consenso. otro de los mencionados fue
Alberto Borea para el Ministerio de Justicia, sin embargo quedó fuera.

El ex presidente, quien debe llegar de los EEUU en el curso de las próximas horas, envío un correo electrónico en el que dice “Con asombro e indignación he visto que los dirigentes del partido están ventilando disputas internas en los medios de comunicación, dañando seriamente la credibilidad de nuestra organización política” y les pide que dejen de brindar declaraciones a los medios de comunicación hasta su regreso al país.

Estas pugnas no le hacen nada bien al partido ni a la democracia porque sacan a Luz los oscuros intereses que envuelven a los dirigentes de las agrupaciones políticas. Y, en este particular entripado, Toledo creyó que por el hecho de haberle brindado su apoyo a Humala en la segunda vuelta electoral, podía imponer sus condiciones y hacer de las suyas. Tuvo el descaro de decir que “si no hubiéramos participado nosotros, no habría ganado Ollanta” Y como si esto fuera poco afirmó que “Con nosotros puede hacer mucho, pero sin nosotros no puede hacer nada” pretendiendo ponerle en jaque a Ollanta. Lo que ignora es que, por más que él no hubiera votado por Gana Perú, sus militantes sí lo hubieran hecho, tal como lo hicieron. El desbande, como consecuencia de su fracaso electoral, ya era notorio, por eso un grupo de tecnócratas de su agrupación, sin consultar a nadie, menos a él, le dieron su apoyo a Humala.

Otra cosa que olvidan es que Perú Posible no fue el único partido que abiertamente brindó su apoyo a Humala, lo hicieron también Acción Popular, las agrupaciones de izquierda, estudiantes, sindicatos, connotadas personalidades como Mario Vargas Llosa y, claro, gran parte del electorado. Y todas estas agrupaciones y personas no reclaman nada, no piden ministerios, no exigen que se les coloque en puestos públicos.

Todo esto pues no hace más que confirmar que nuestros políticos adolecen de decencia política y que son capaces de zurrarse en la moral pública por sonseguir un puesto.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: