Gadhafi fue muerto y coincidentemente ETA anuncia cese definitivo de su lucha armada

Cuando el mundo observaba por televisión las últimas imágenes del lider libio Moammar Gadhafi, considerado como uno de los financistas del terrorismo en el mundo, con el rostro ensangrentado luego de ser acribillado a balazos por las fuerzas revolucionarias que esta mañana lograron penetrar su bunker, los dirigentes de ETA, el grupo terrorista que tuvo en vilo a España por varias décadas, anunciaba el cese definitivo de su lucha armada.

La caída de Gadhafi es el triunfo de un pueblo que durante más de cuarenta años soportó las atrocidades del dictador más cruel de los últimos años. Por eso Libia lo celebra con grandes manifestaciones en calles y plazas. El dictador murió en su ley porque quien a hierro mata a hierro muere.

Según las primeras informaciones, su muerte se produjo como consecuencia de un sorpresivo fuego cruzado en instantes que el líder libio trataba de huir de su escondite por un tubo colector. Al ser descubierto por las fuerzas rebeldes fue acribillado en el acto. Algunas agencias noticiosas dicen que recibió un tiro de gracia en la sien para evitarle un mayor sufrimiento.

Y, en España, el anuncio de ETA, fue un bombazo que nadie lo esperaba. En un comunicado escueto que apenas duró 2 minutos con 37 segundos, los tres máximos dirigentes de la organización criminal, encapuchados y flanqueados por los símbolos de su organización, anunciaban el final de su lucha armada, provocando reacciones encontradas en la península Ibérica y en todo el mundo. Algunos, como es lógico, dudan de esta decisión y creen que, mientras los etarras no entreguen las armas y se pongan a derecho por los actos terroristas cometidos, con un gran número de víctimas, no hay nada definitivo.

Sin embargo, pienso que esta declaración es, de por sí, histórica, que nadie la esperaba y se debió a dos hechos fundamentales: La unidad de los partidos políticos y del pueblo españoles y la acción decidida de las fuerzas policiales de Francia, así como de la propia España.

Es oportuno recordar que, en los últimos meses, las fuerzas combinadas de ambas naciones habían logrado importantes capturas, así como el desmantelamiento de arsenales y la ubicación de residencias de mucha gente vinculada a la organización terrorista, donde se guardaba material explosivo, vehículos robados y hasta uniformes militares y policiales.

Ahora lo que el mundo espera es el desarme definitivo y la disolución de la organización. No basta el anunció de ETA, los altos mandos tendrán que dar muestras de arrepentimiento y su decisión de respetar la democracia y la ley. Esperamos que la lucha de tantos años haya llegado a su fin y que esta decisión sea aprovechada por la democracia para construir una nueva España, agobiada por grandes problemas económicos, la desocupación y la disminución en la inversión pública y privada. La unidad fue un paso importante para la derrota de ETA.

Que esta unidad se mantenga para salir de la crisis, no pensando únicamente en el bienestar de los de arriba sino, sobre todo en los de abajo.

Este día 20 de octubre será recordado como del triunfo de la democracia, sobre la violencia, la muerte y la barbarie. Ojalá que la reconstrucción en Libia, no sea motivo de revanchismos, venganzas y persecuciones, igualmente en España. Que los autores de tantos crímenes sean juzgados de acuerdo a ley po el bien de la paz.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: