Reflexiones después de la liberación

Ahora que las cosas están más calmadas,  luego de la liberación de los 38 trabajadores secuestrados en la selva  de La Convención-Cusco, vale la pena hacer algunas reflexiones. En primer lugar lamentar el hecho ocurrido por la excesiva confianza de la Empresa y también del Estado porque está comprobado que los trabajadores no tuvieron un mínimo de seguridad. Los secuestradores se dieron el lujo de entrar a los alojamientos donde pernoctaban sus víctimas como Pedro a su casa.

Luego de varios días fueron liberados, repito, liberados y no como algunos quisieron hacernos creer que fueron rescatados. Y, si como lo aseguró el propio Presidente Humala no se entregó ninguna recompensa, en buena hora. Eso mismo lo asegura “Gabriel” el líder del comando que perpetró el secuestro. También es cierto que esta liberación se produjo por el cerco que las fuerzas militares les tendió a los secuestradores. Es muy difícil tener a tantas personas en rehenes y en constante vigilancia, alimentarlas y hasta cuidar de su salud y a la vez estar en permanente estado de alerta. Los narcoterroristas tampoco esperaban la reacción de gran parte de la prensa y las redes sociales en el sentido que con ellos no se debía negociar. Pienso que se equivocaron o por lo menos no calcularon bien la reacción de la opinión pública.

Ahora bien, la muerte de una teniente de la Policía a bordo de un  helicóptero derribado por los senderistas fue producto de otro lamentable error que se sigue repitiendo porque no es la primera vez que una nave de estas características es derribada. No entendemos cómo se puede enviar una nave no artillada y sin blindaje a una zona caliente donde el senderismo posee armas de gran alcance. Si fuera la primera vez se podría entender la equivocación pero ya son varias las máquinas derribadas del mismo modo.

Tampoco está bien que se envíe a la espesura de la selva, de por sí de extremo riesgo, a soldados muy jóvenes, sin experiencia ni adecuado entrenamiento, mientras que los más experimentados están cruzados de brazos en Lima. Por esa razón muchos de ellos han sido abatidos en medio de aquel infierno verde. Qué está fallando, me pregunto. Resulta por demás vergozoso que los periodistas de los Diarios El Comercio, La República y Panamericana Televisión hayan contactado con “Gabriel” sin que los servicios de inteligencia se percataran. El hecho que más molesta a la ciudadanía es que el cabecilla del narcoterrorismo se haya burlado jactándose que en sus filas no ha habido ninguna baja, mientras que los voceros del oficialismo declaraban que el operativo había sido “impecable”

Ahora bien, si queremos terminar con esta lacra debemos unirnos todos y, sobre todo, exigir una clara decisión política tanto al Poder Ejecutivo como al Legislativo porque hacer las cosas a medias tintas solo beneficia al enemigo. Y si nosotros no estamos capacitados económica ni militarmente para combatir este flagelo, deberíamos solicitar el apoyo de otras naciones y no se diga que esto sería una injerencia, una intromisión o una invasión, porque mientras el narcoterrorismo se ha internacionalizado y ha roto fronteras, nosotros la estamos cerrando. La ayuda no puede ser solo económica, cuyo gasto es difícil de fiscalizar, sino militar y logística para que se haga un trabajo conjunto con nuestras FFAA utilizando las armas y naves adecuadas y los instrumentos de rastreo y aparatos de comunicaciones de alta tecnología. Hay que reconocer que nosotros no poseemos helicópteros capaces de resistir los ataques desde aquellos agrestes escondites que, al mismo tiempo operen de día y de noche, ni siquiera tenemos naves adecuadas para el transporte de los comandos que deben actuar con la velocidad que exige un ataque sorpresivo del narcoterrorismo

Lo ocurrido en los últimos días debe merecer una evaluación más seria y responsable para evitar futuras bajas y lo más importante, evitar que esa alianza narcotráfico-Sendero Luminoso se fortalezca y ponga en peligro nuestra débil democracia.

 

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: