Don Isaac Humala discrepa con su hijo Ollanta

“Ollanta va a fracasar como presidente con la hoja de ruta. Yo discrepo con mi hijo, él debería gobernar en base al planteamiento de abril” (se refiere a su programa de gobierno original). “Está gobernando la hoja de ruta, que es el programa de la derecha y de la traición nacional”.

Quien se expresa así no es un defraudado votante del entonces candidato a la presidencia Ollanta Humala, ni un dirigente de aquella izquierda que el presidente expectoró apenas subió al poder, es la voz de su propio padre Isaac Humala quien, sintiéndose decepcionado cree que el presidente fracasará en su gestión si sigue como prisionero de una derecha que sencillamente lo capturó en la segunda vuelta de la contienda electoral.

Esta forma de pensar de Don Isaac coincide con un gran sector de la población que ve en la actitud del Presidente una traición a sus expectativas, un engaño a su voto y un fraude a su compromiso con el pueblo. Y la verdad duele.

La gran transformación que se ofreció en la campaña no se está cumpliendo, ni se cumplirá, mientras se haga y se siga haciendo lo que solo la derecha quiere, como si en nuestro país prevaleciera el unipartidismo y no un conglomerado de partidos políticos.

Este viraje a la derecha empezó con la salida de Salomón Lerner de la presidencia del Consejo de Ministros. Con él se fueron los funcionarios que mantenían un equilibrio político y evitaban los excesos de los grupos de poder. El nombramiento de militares en retiro como asesores, o civiles vinculados estrechamente a estos, así como allegados a la primera dama, terminaron por decepcionar a quienes apoyaron al candidato Humala. Pero, cómo no van a sentirse defraudados si los que votaron por él fueron dejados de lado y los que no votaron por él, en la primera ni en la segunda vuelta, sí fueron convocados.

Lo que pasa es que la derecha, a través de los medios de comunicación y las encuestadoras, lo tienen atado de pies y manos a Ollanta. Así lo siente una gran mayoría de la opinión pública, por más que digan lo contrario. El pueblo, que no es nada tonto, sabe que esas encuestas, “son solo fotografías del momento” como dicen los propios encuestadores. Claro, pero son fotografías que pueden ser retocadas y transformadas de acuerdo al gusto del cliente.

Las expresiones de Don Isaac Humala, en lugar de ser rechazadas, deberían tomarse en cuenta para evitar garrafales errores que nos conduzcan a un estallido social inmanejable. No olvidemos que el gobierno está sentado sobre un polvorín por los cientos de conflictos sociales que están sin resolver. Y, si estos no se atienden por no afectar los intereses de los grandes grupos empresariales, no se podrá llegar a ningún acuerdo y seguirán los desmanes y los más de diez mil millones de dólares en inversiones que están en situación de espera se irán por la borda. Y eso es lo que menos queremos.

No olvidemos que aún sigue latente el pedido de renuncia del Presidente del Consejo de Ministros, pedido que íncreiblemente no proviene de los sectores de la oposición, porque los muchachos de la derecha están de plácemes con él, sino de los propios militantes de Gana Perú, el partido de Ollanta Humala y de una gran mayoría de la población que cree que el jefe del gabinete no tiene un porpósito de diálogo por más quelo  diga lo contrario en todos los tonos y por todos los medios. Una cosa es que lo diga y otra cosa que lo sienta y lo practique.Por eso sigo pensando que tiene los días contados.

 

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: