Mafias intentan poner en jaque al país

¡Cuidado! Las mafias enquistadas en el transporte, el contrabando, la minería informal, el narcotráfico, los evasores de impuestos, políticos y ex militares vinculados a la corrupción de los 80, las hordas de construcción civil, los invasores de terrenos, dueños de burdeles y casinos, los llamados reyes de la papa, la yuca y otros tubérculos, así como lavadores de dólares mal habidos y hasta gente allegada a un ex alcalde demandado por manejos turbios, se han propuesto poner en jaque al país aprovechando la debilidad del gobierno y la corrupción existente en el poder judicial, donde las medidas cautelares se compran por unos dólares más y la libertad condicional y detención domiciliaria tienen una tarifa.

Y eso que uno de los temas de la campaña y principal plataforma política de Ollanta Humala fue la lucha frontal contra la corrupción. Y no solo de él sino de todos los candidatos. Todos estuvieron de acuerdo con que esta lacra era el principal problema que afectada al país, junto con la inseguridad ciudadana. Lamentablemente en ambos casos se hizo poco o nada.

Al menos en Lima nada se puede hacer. El ordenamiento del transporte público fue impedido con huelgas, paros y cierre de vías. La canalización del Rímac y embellecimiento de la ciudad, igualmente, tienen opositores. El chatarreo fue criticado hasta el cansancio y se impide que se extienda el servicio del tren eléctrico a otros distritos. Determinada prensa apoya más a los malos comerciantes enquistados en La Parada que su traslado a Santa Anita. En la televisión se da más cabida a quienes invaden terrenos o cierran carreteras que a las autoridades que se esfuerzan por poner las cosas en orden. Y ahora, para colmo estas mismas mafias se la quieren bajar a la Alcaldesa.

¿Qué está pasando en nuestro país? O nos ponemos al lado del orden, la ley y las buenas costumbres o nos exponemos a estas mafias que solo quieren ganar dinero a la mala, sin pagar impuestos, sin respetar las normas ni a la autoridad.

El país no puede estar a expensas de estos grupos indeseables. El gobierno no puede claudicar a su ineludible responsabilidad de hacer cumplir la ley y el orden. La sociedad en su conjunto, es decir todos nosotros, tenemos la obligación de exigir a nuestras autoridades que cumplan con sus obligaciones. Y, al mismo tiempo, debemos apoyar cualquier iniciativa o acción que contribuya a la paz social y al mejoramiento de las condiciones de vida de los peruanos.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: