Algo más que una simple visita a Argentina

Sin mucho alarde Ollanta Humala está desarrollando una política internacional positiva haciendo importantes visitas oficiales en el poco tiempo que tiene en la presidencia, las mismas que, a no dudarlo, sirven para fortalecer nuestras relaciones diplomáticas, para incentivar las inversiones y abrir nuevos mercados para nuestras exportaciones, tanto en el marco de los tratados de Libre Comercio como en virtud de otros convenios firmados.

Sin embargo, la última Visita que Humala realizó a la República Argentina sirvió, para algo más.

Fue grato ver a la Presidente Cristina Fernández recibirlo en las puertas de La Casa Rosada con los brazos abiertos y una amabilidad casi familiar a tal punto de preguntarle por su esposa.

“Nadine, dónde está” fue la pregunta que sorprendió al propio Humala y a la prensa.

Este trato cordial se sintió, igualmente, en el congreso argentino donde Ollanta Humala fue recibido con honores.

“Quiero expresar mi solidaridad en la lucha contra todo tipo de colonialismo en el tema Malvinas; no podemos aceptar colonialismo en pleno siglo XXI”, afirmó el mandatario ante el pleno de los diputados y senadores” provocando una profunda emoción entre los legisladores.

La Asamblea Legislativa estuvo presidida por el vicepresidente Amado
Boudou y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, donde el mandatario peruano remarcó que Latinoamérica está pasando por una etapa de fortalecimiento en su proceso democrático y afirmó que se está construyendo una región de paz, en la que los conflictos se resuelven por la vía del derecho internacional.

“Los enemigos verdaderos son la desigualdad y las injusticias”, subrayó Humala, y exhortó a que los pueblos se “tiendan la mano” para “avanzar en la construcción de políticas supranacionales, en las que la justicia no tenga fronteras y sea una bandera con la cual se pueda trabajar juntos”.

El jefe de Estado peruano reconoció también los avances que hizo Argentina en la consolidación de la democracia, de sus derechos y de su soberanía.

“Perú y Argentina tienen una historia común que nos une y nos debe marcar el camino hacia el futuro juntos; desde la época de los incas compartimos nuestra historia”, recordó.

Expresó además su reconocimiento al general José de San Martín, que logró con su espada victoriosa llevar la luz de la libertad a Chile, Argentina y Perú. Igualmente, rindió tributo a Roque Saénz Peña que “ofreció su vida por la libertad del Perú.

“Latinoamérica está pasando por una etapa de fortalecimiento en su proceso democrático” y afirmó que se está “construyendo una región de paz”, en la que los conflictos se resuelven por la vía del “derecho internacional”.

“Los enemigos verdaderos son la desigualdad y las injusticias”, subrayó, y exhortó a que los pueblos se “tiendan la mano” para “avanzar en la construcción de políticas supranacionales, en las que la justicia no tenga fronteras y sea una bandera con la cual se pueda trabajar juntos”.

Este acercamiento de los gobiernos de Perú y Argentina es muy importante en un momento en que estamos por entrar a la etapa final del juicio que se ventila en la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el diferendo limítrofe con Chile.

Frente al alarde armamentista que hacen los llamados duros de las Fuerzas Armadas Chilenas que no dicen claramente que si acatarán o no la resolución de la Corte de la Haya porque su estrategia siempre fue mantener tensiones entre nuestros países para seguir disfrutando de los millonarios presupuestos que se les asigna, se pone en duda la seriedad de Chile. Sin embargo que los mandatarios Piñera y Humala, los políticos más lúcidos, los dueños de los medios de comunicación y los ministros de defensa, de ambos países, declararon en reiteradas oportunidades que sí respetarán la sentencia, hay políticos chilenos en campaña electoral que lanzan expresiones de rechazo, dando una señal negativa. Es como si chile estuviera utilizandomun arma de dos cañones.

Por eso, esta reafirmación de amistad peruano-argentina es un mensaje a esos halcones y políticos oportunistas para decirles que esta vez no estamos solos.

Coincidentemente, hace unos días, la Fuerza Aérea Argentina condecoró con la medalla al mérito a la bandera de guerra de la Fuerza Aérea Peruana, en agradecimiento por el apoyo que recibió durante la guerra de las Malvinas que sostuvo con el Reino Unido en 1982.

“Eran tiempos difíciles en que enfrentábamos a un poderoso oponente, a una nación poderosa y el Perú nos dio su apoyo de manera desinteresada. Por eso, la Fuerza Aérea Argentina reconoce esa colaboración desinteresada del Perú en el conflicto en el Atlántico sur”, afirmó en esa ocasión el jefe del Estado Mayor General de la FAA, el brigadier general Normando Constantino.

Me pareció extraño que los medios de comunicación no le dieran mucha cobertura a estos hechos porque seguramente estuvieron muy distraídos con otros temas como darle tribuna al ex ministro Aurelio Pastor para que se defienda por la acusación de haberle pedido cincuenta mil soles a la alcaldesa de Tocache para evitar su vacancia. Más caradura no puede ser pero, como tiene amigos en la prensa…

Igualmente la prensa estuvo distraída con el absurdo pedido de un grupo de congresistas para viajar a La Haya, seguramente de turismo porque allí nada tenían que hacer. Bueno, aquí tampoco. Y claro, la prensa estuvo ocupaba cubriendo el traslado de prisión de Antauro Humala y las movidas de Solidaridad Nacional, el partido de Luis Castañeda Lossio, para sacarlo ahora al alcalde Miraflores Jorge Muñoz.

Y bien, Cristina Fernández y Ollanta Humala firmaron varios acuerdos. Se comprometieron a construir la integración latinoamericana, profundizar su cooperación mutua en la lucha contra la delincuencia organizada y condenar al terrorismo por ser una amenaza a la paz y seguridad internacional.

Igualmente se comprometieron a trabajar en la protección y promoción de los Derechos Humanos. Reafirmaron su adhesión al pleno respeto del orden jurídico internacional y los principios y valores de las Naciones Unidas y reiteraron su voluntad de consolidar a América del Sur como una zona de paz.

El presidente peruano recibió la máxima distinción del país, el Gran Collar de la Orden del Libertador San Martín. En buena hora.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: