Obama se reunirá con Humala y Piñera antes del fallo de La Haya

¡Qué raro! Barack Obama ha invitado a visitar la Casa Blanca, por separado, a los presidentes Sebastián Piñera de Chile (4 de junio) y Ollanta Humala de Perú (10 de junio), justo antes que la Corte Internacional de La Haya dé a conocer su fallo en la controversia que ambas naciones siguen sobre límites marítimos. ¿Pura coincidencia?

Al margen de lo que trate el presidente norteamericano con sus aliados suramericanos sobre materia económica y la lucha contra el narcotráfico, pienso que la mayor preocupación de Obama es adelantarse a las reacciones que pueden producirse luego de la sentencia inapelable de La Haya porque, sobre todo en chile, no ha habido una decisión firme de respetar este fallo, sino todo lo contrario, se han escuchado voces altisonantes de políticos, militares y del propio Piñera en el sentido que “Chile no cederá ni un solo milímetro de su mar. Y lo defenderá con toda la fuerza del mundo”. Los más duros son los empresarios pesqueros encabezados por Roberto Angelini quien ha dicho que con un fallo desfavorable de La Haya se afectará el 80% de la captura de peces en Arica, lo que equivale a cerca de 320 mil toneladas.

Sigo pensando que con Chile no se puede confiar. Y, al parecer, eso mismo piensan los servicios de inteligencia tanto de Perú como de los EEUU. Por eso la preocupación de Obama. Un desconocimiento de la sentencia puede provocar la inestabilidad del continente. Los ánimos están muy caldeados con una Argentina al borde la convulsión por el manejo económico y las denuncias de corrupción contra la presidenta Cristina Fernández, Bolivia acaba de presentar otra demanda en La Haya contra Chile y sus habitantes no estarán tranquilos hasta que recuperen su mar, Venezuela tiene un presidente ilegítimo muy comprometido con Cuba y Nicaragua, mientras la inflación ya bordea el 30% y los mercados están desabastecidos. Ecuador tiene un mandatario en permanente conflicto con la prensa y está muy ligado a Maduro. Para colmo, los norteamericanos viven amenazados por Corea del Norte y no sería nada raro que, a muy corto plazo, tengan que enfrentar un ataque nuclear en algunas de sus bases o en territorio de alguna nación amiga. Por otro lado Siria está que arde y acaba de saberse que Rusia apoyará al gobierno dictatorial que sigue masacrando a la población rebelde.

La cosa no está pues muy tranquila y los sabuesos de la CIA lo saben. Lo que menos quieren es que, en Latinoamérica, nada ni nadie los distraiga mientras tengan puesta toda su atención en el Medio Oriente y Corea. Eso sí que los volvería locos.

Por eso, nos parece bien que Obama ponga los puntos sobre las íes y advierta, sobre todo a Chile, que las sentencias son para acatarlas, gusten o no gusten. Hacer lo contrario sería echar más leño al fuego, sentar un mal precedente y lo único que lograría es ponerse al margen de la ley y aislarse de los países democráticos del mundo.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: