Alejandro Toledo sigue mintiéndole al país

El ex presidente Alejandro Toledo no puede con su genio. Pensé que se había corregido de su mitomanía pero, al parecer, está peor. Sigue mintiéndole al país como la vez que dijo que había sido secuestrado, cuando en realidad se daba una verdadera orgía en el motel Melody.

Ahora nos dice que las compras de la casa en las Casuarinas y las oficinas de la Torre Omega ubicadas frente al Jockey Plaza, que hizo su suegra Eva Fernenbug, se efectuaron con un préstamo hipotecario del Scotia Bank con el aval de su amigo el multimillonario Josef Maiman. Sin embargo la hipoteca no figura en Registros Públicos. Días antes indicó que estas adquisiciones se habían hecho con ahorros propios de su suega ¿Por qué tanta mentira?

En una entrevista concedida a Raúl Vargas, vía telefónica por RPP, engolando la voz Toledo dijo “Este es un tema que atañe a mi suegra que ha hecho inversiones transparentes y lícitas”. “Yo no soy un millonario. Soy un hombre extremadamente transparente”. Y luego aclaró que sus únicas propiedades son una casa en Camacho y otra en Punta Sal. Sin embargo no aclaró nada sobre las revelaciones periodísticas de una supuesta fortuna mal habida que flota en el limbo. No dijo cómo una señora que pasa los 86 años puede obtener un millonario préstamo, cuando personas de menor edad no pueden acceder ni a una tarjeta de crédito. Se limitó a decir generalidades. Indicó que a él solamente le consultaron las tasas de interés de Europa, que son negativas.

Hay algo que no se dice, que el monto en juego es más de cinco millones si tenemos en cuenta otras adquisiciones que estarían siendo investigadas, una en Israel y otra en los EEUU. Igualmente, no es creíble que parte de este dinero provenga de una indemnización a su suegra por el holocausto nazi porque el monto que otorgó el gobierno alemán por este concepto fue de 3,300 euros por persona y por todo concepto y la pensión mensual no supera los 300 euros, es decir una pigricia si consideramos el total de las inversiones de la señora Fernenbug.

Otra mentira del ex presidente Alejandro Toledo es haber dicho que esos fondos provenían de una herencia dejada por el primer esposo y por el segundo compañero de su suegra, este último dedicado al negocio de diamantes, cuando en realidad fue un médico que vivía de su sueldo. Tampoco dijo por qué la empresa Ecoteva Consulting Group S.A. formada por la señora Fernembug en Costa Rica para canalizar las adquisiciones tenía como accionistas a una empleada de limpieza y un vigilante de la notaría donde se firmó la constitución. Y qué, coincidentemente, él estuvo en Costa Rica por esos días.

“Mis enemigos políticos están aprovechando para distraer la atención de decisiones importantes que se tienen que tomar. Hay un linchamiento mediático como en los 90”, respondió. Esta respuesta nos parece un poco tirada de los cabellos que tampoco debe descartarse por las coincidencias con otras acusaciones que se han hecho a otros políticos. Pero, sea cual fuese la motivación, el hecho es que ya son tres los ex presidentes que están más cerca del presidio que del cielo, por estar muy comprometidos en actos de corrupción. Esta situación está poniendo en peligro la estabilidad democrática del país porque los electores ya no creen en la honestidad de los líderes políticos. Piensan que estos aspiran a la presidencia o al congreso solo para robar, hecho que genera desaliento, desconfianza y repudio.

Está claro que, en el caso de Toledo, hubo operaciones nada claras y transacciones sospechosas que comprometen directamente a su suegra que deben ser aclaradas para evitar mayores especulaciones. Y si hay indicios de lavado de dinero lo mejor sería que se llegue al fondo para saber de dónde proviene el dinero de la afortunada señora Fernenbug. Igualmente debería investigarse los actos de corrupción del gobierno de Alan García, así como se hizo con el ex mandatario Alberto Fujimori, para saber la verdad.

TOLEDO EN EL CONGRESO

Pienso que en su presentación en el Parlamento, el cholo de la chakana se paseó con los congresistas. ¡Puedo tener errores pero no soy un corrupto! gritó en varias oportunidades mirándo a los miembros del fujimorismo y del aprismo. Indicó asimismo que “no tiene manchados los bolsillos, ni las manos de sangre”.

Lo único nuevo que los congresistas mencionaron, y se desconocía, fue la alusión que hizo Mauricio Mulder a una multa de Perú Posible, partido político del ex mandatario, por no haber podido justificar hasta ahora los 13 millones de soles invertidos en la última campaña electoral. Las demás preguntas eran las mismas que durante días se hizo la prensa.

Mostrando supuestos documentos, que nadie verificó su autenticidad, que tampoco los dejó al presidente la Comisión de Fiscalización, Toledo dijo que él nada tenía que ver con Ecoteva, ni con la compra de las propiedades de su suegra y que estas se hicieron con fondos del Scotia Banck con un aval de Jasef Maiman hasta por 20 millones de dólares. Al final, una multitud de simpatizantes que lo esperaba lo vitoreó. Y hasta se dió el lujo de subirse encima de una camioneta para batir sus brazos, mismo candidato presidencial.

En resumen, el congreso, como siempre no pudo demostrar nada. Los parlamentarios se quedaron con los crespos hechos porque no fueron respondidos por Toledo, como ellos querían. Salvo algunas adjetivaciones no pasó nada.

Sobre sus mentiras, apenas se descubrió las inversiones de su suegra, dijo que se equivocó y admitió su error porque no conocía los detalles de la transacción. Aseguró que los fondos son lícitos y tansparentes. ¿Le creemos?

¡ULTIMO MINUTO!

El fiscal de Costa Rica inmovilizó una millonaria cuenta de 6.5 millones de dólares la suegra de Alejandro Toledo que figura a nombre de la empresa Ecoteva Consulting Grouo donde la señora Eva Fernenbug es socia junto con Avi Dan On y Josep Maiman. La cuenta se congeló días depués de saberse de las millonarias inversiones hechas por la suegra de Toledo en Lima. El coordinador de las fiscalkías económicas de Costa Rica Olger Calvo Calderón dijo nque esta deciosión se había tomado luego de confirmarse movimientos bancariuos e ingrsos de Perú a Cosdta Rica que coinciden con las investigaciones que se vienben efectuando en Perú.

Entretanto, el líder de Perú Posible a través de llamadas a la prensa nacional dijo que no conoce los negocios de su suegra y tiene confianza en las investigaciones que se hacen. Además enfatizó que él no tiene cuentas bancarias en Costa Rica.

El asunto es que nadie le cree a Toledo porque no es posible que desconozca de la fortuna que posee su suegra de 85 años cuando solo unas semanas antes decía que vivía de una pensión que le daba el estado alemán la misma que apenas llega a los 300 euros mendsuales. Aquí si hay gato encerrado. Toledo sigue mintiendo y como cree que todos somos sus “pescaditos” por no decir sus lornas, tiene el descaro de decir “Es mi suegra, pero yo no se nada”. No creo que esta vez se salga con las suyas porque será muy fácil seguir la ruta del dinero que llegó al chanchito de su suegra.

Así como pedimos una investigación seria para saber dónde está la plata quie se llevaron los Fujimori, también debemosa saber de dónde salió el dinero de la suegra de Toledo. Igualmente, no debe caer en saco roto la investigación que se sigue al ex presidente Alan García. Solo así sabremos de dóndse pecata mía.

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “Alejandro Toledo sigue mintiéndole al país”

  1. pp Says:

    !!!!orgia de mentiras !!!!jajajajajaja!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: