Juntos pero no revueltos

En defensa de los intereses nacionales, Ollanta Humala logró reunir en Palacio de Gobierno a los líderes políticos más importantes del país y recibir en paz y unidad la sentencia de la Corte Interamericana de Justicia de La Haya. Allí estuvieron juntos perro, pericote y gato, por decirlo de alguna manera.

Nos parece muy bien que en los temas de interés nacional los políticos se unan y tiren el carro en un mismo sentido. Todos debemos estar unidos en las grandes causas, más aún si se trata de defender la integridad de nuestro territorio, pero no para tender puentes y limar asperezas con personajes cuestionados por su conducta reprobable. Eso sería una burla para la opinión pública y una bofetada a la justicia.

Los casos que se ventilan en el Poder Judicial y el Congreso deben seguir su curso. Tampoco se debe utilizar esta reunión para exigir el indulto al reo Alberto Fujimori tal como quisieron algunos de los simpatizantes del fujimorismo en claro aprovechamiento y, astutamente, ocuparon todos los medios para seguir presionando por lograr el indulto. Tampoco fue una casualidad el “manifestó a la nación” que se permitió lanzar el ex mandatario recluido en la Diroes a través de su radio favorita, pisoteando todos los reglamentos del Inpe.

La unidad nacional no lo hacen los políticos, esa es una falacia. La unidad nacional es el resultado de un sentimiento colectivo y amor por la patria. Que los políticos se aprovechen de esos sentimientos, es muy diferente. En nuestro país, la mayoría es líder por casualidad, por aprovechamiento y circunstancias coyunturales y, claro, el apoyo de grupos empresariales interesados en sacar ventajas económicas con todos los gobiernos.

En esta reunión palaciega, extrañamente, no han estado representadas las organizaciones populares, no estuvo ningún líder de izquierda, ni siquiera la alcaldesa de Lima. Fue una reunión de políticos, en su mayoría cuestionados por delitos de corrupción, jefes de partidos que no han rendido aún cuentas, gente que se ha aprovechado del cargo para lucrar y hacerse de millonarios bienes.

No debe olvidarse que el respaldo a las grandes decisiones del gobierno lo da el pueblo, las organizaciones sindicales, la opinión pública, no únicamente un grupo de políticos que en muchos casos ya no representan a nadie porque fueron severamente castigados en las últimas elecciones.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: