Lula Pone el dedo en la llaga

Una de las críticas en la que coincidieron Inacio Lula Da Silva, ex presidente de Brasil y el mandatario peruano Ollanta Humala, en el marco del foro “10 Años de Alianza Estratégica Peru-Brasil”, fue las trabas que ponen algunos burócratas afincados en los organismos del estado desalentando las inversiones y el intercambio comercial entre ambas naciones.

Es la primera vez que se pone el dedo en la llaga, a ese nivel. Nunca antes se había hablado tan claro sobre este problema, casi siempre quedaban como quejas de empresarios majaderos y no se hizo nada por corregir este cáncer que corroe las entrañas mismas del estado.

Esto no puede continuar más, aquí ni en Brasil. De nada servirán los esfuerzos hechos para atraer capitales, firmar acuerdos económicos y tratados de libre comercio, si los funcionarios de mando medio van a seguir poniendo cabes al desarrollo, encarpetando expedientes y demorando licencias. O no tienen capacidad para resolver los problemas o esperan dádivas para agilizar los expedientes que llegan a sus manos. No hay otra explicación.

Es una vía crucis cada uno de los pasos que deben dar los empresarios para invertir en obras, sean estas grandes o pequeñas. Y las coimas que muchas veces tienen que dar son también grandes y pequeñas. Esa es una triste realidad. No hay nada que hacer, aquí y allá, por la plata hasta el mono baila. Lula Da Silva ha dado incluso ejemplos de las dificultades en su país para importar cebolla y uva de Perú.

Ya se cuenta con una moderna carretera asfaltada que interconecta el sur de ambos países y no se la aprovecha adecuadamente no solo porque los empresarios encuentran trabas burocráticas y observaciones sanitarias sospechosas, sino porque los sindicatos de transportistas ponen condiciones absurdas prohibiendo incluso el libre tránsito de los camiones.

Brasil desea invertir en hidroeléctricas, petroquímica, ferrocarriles y en turismo ¿por qué no les damos a sus empresarios todas las facilidades? Y, a su vez, para satisfacer sus necesidades, este gigante del sur de América necesita que Perú le envíe papa, uva, mango, refrescos, cebolla, además de minerales ¿qué esperan nuestros empresarios para conquistar ese mercado? ¡Decisión! y quizás, como siempre, algunas facilidades porque, no podemos negarlo, se han acostumbrado a que papá gobierno les dé todo.

Tenemos todas las condiciones favorables, importantes acuerdos, una carretera que nos une, una gran variedad de productos que no tienen los brasileños y hasta podemos tentarlos por el estómago con nuestra exquisita cocina, tan admirada por los brasileños. No por gusto Lula lo mencionó al afirmar: “Hacía mucho tiempo que no comía tan bien” luego del banquete que se le ofreció en su honor en palacio de Gobierno. Lo único que les falta a nuestros empresarios es decisión y el financiamiento a tasas más accesibles. En esto el el presidente del BCR Julio Velarde debería poner su granito de arena y hablar con sus amigos banqueros.

El ex mandatario carioca también tiene razón cuando dice “Yo creo que el destino de Brasil está unido al Perú y el destino de Perú está unido al Brasil”. Recordó que hace diez años le decían en su país ¿Para qué una alianza estratégica con Perú? ¿Qué alianza se puede hacer entre dos países miserables, entre dos paisitos pobres? Ahora la cosa es diferente, esta alianza es una realidad. Dijo que ha visitado 6 veces el Perú y está convencido de los grandes beneficios y el fortalecimiento del comercio entre ambas naciones. “Ahora trabajaremos juntos, como vecinos y socios”.

En otro momento de su discurso dijo que “Los pobres ya no so el problema, los pobres ya no son estadística. Se han convertido en parte de la solución para el crecimiento de nuestros países”. Le recordó a Humala que fue muy amigo de Hgo Chávez como lo fué el, y le recordó que le dijo “Mira, Chávez, ya deja de hablar de Simón Bolívar. Está todo bien. Ya no hay integración co la espada, ahora es con ls bancos de desarrollo, con financiamiento, con tasas de intereses bajas”

La construcción de las carreteras de interconexión, en el Norte y el Centro de nuestro país, que unirán ambas naciones, debe apurarse para que salga de su etapa de estudio y convertirse en una realidad porque con estas dos importantes vías, además de la interconexión del sur ya en servicio, Perú estará más cerca del océano Atlántico y Brasil más cerca al Pacífico. No olvidemos que el 56% del comercio mundial está en la cuenca del Pacífico.

Bien ha hecho Lula en recordarle a Ollanta Humala que el tiempo de su mandato es muy corto y no tendrá la posibilidad de reelegirse porque la ley se lo impide, por tanto tendrá que aprovechar el poco tiempo que le queda para hacer todas las obras pendientes y le recomendó superar las trabas burocráticas y unir esfuerzos con el sector empresarial. Ojalá que esta esta reflexión le obligue a nuestra mandatario a tomar al toro por las astas y pise a fondo el acelerador del coche que desde hace unos meses camina con el freno de mano arriba, no sabemos si por olvido o simplemente porque se ha quedado dormido en sus laureles.

Humala, en su intevención pidió seguir avanzando en la integración energética, fluvial, comercial y cultural con Brasil y le dijo a Lula que su gobierno sigue la misma política de Estado que él implantó durante su mandato. “No esperamos crecer para distribuir. Hoy se va creciendo y se va distribuyendo simultáneamente”. Recordó.

En términos generales, este encuentro fue muy positivo porque se dió un paso trascendental en el camino para lograr una sólida integración comercial de ambas naciones.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: