Qué pasa en el CAEN

Una fuente muy bien informada me ha dicho que el Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN) que en sus orígenes asumió el nombre de Centro de Altos Estudios Militares(CAEM), está siendo copado por elementos vinculados al actual asesor del Presidente Ollanta Humala, sin que el mandatario posiblemente lo sepa o si lo sabe, se hace de la vista gorda.

El hecho no tendría mayor importancia si las cosas marcharan bien. Pero resulta que está sucediendo todo lo contrario. No solamente se ha bajado la calidad académica sino que esta prestigiosa institución creada para ser un centro de investigación de la realidad nacional se ha convertido en una especie de universidad particular, donde importa más el dinero que el diagnóstico de la realidad nacional.

Se ha dejado de lado al director Luis Piscoya Hermoza para colocarse en el cargo el director académico Alex Robertson, compañero de promoción del Coronel(R) Adrian Villafuerte, cuestionado asesor del presidente Humala por haber trabajado para el General montesinista César Saucedo. En el CAEN están seguros que este cambio se hizo más por compañerismo que por méritos y lo peor es que sospechan que estas movidas se hicieron sin conocimiento del Ministro de Defensa Pedro Cateriano. “Son capaces de hacerle firmar la resolución sin darle tiempo a revisar la hoja de vida del reemplazante”. Nos dijeron.

Es una lástima que estén ocurriendo estas cosas en esta importante institución creada por gestión del General José del Carmen Marín, un personaje honesto y de una formación militar sólida a quien el mismo Manuel A. Odría le tenía respeto y hasta temor. Aquí se formaron ilustres personajes de nuestra historia reciente, así como excelentes profesionales y estadistas. Era la única luz en una época en que se tenía interés político de mantener estúpida a la gente y evitar que salga de su analfabetismo. Marín fue un gran visionario que trajo la idea de Francia para la formación académica y militar de nuestras Fuerzas Armadas. En un principio solo fue para uniformados varones y luego abrió sus puertas a los civiles, hombres y mujeres más lúcidos del país, como alumnos y como docentes. Una de ellas fue la Dra. Beatríz Merino. Alcanzó su máximo prestigio con el General Mercado Jarrín y fue el Gral. Sinesio Jarama quien implementó el sistema de cómputo con recursos propios, adelantándose a las necesidades del futuro.

No es la primera vez que las ambiciones de poder, y también económicas, atentan contra esta institución. Vladimiro Montesinos, asesor del ex mandatario Alberto Fujimori la atacó y bombardeó cada vez que pudo. Sectores conservadores enquistados en las Fuerzas Armadas y esa derecha civil “bruta y achorada” siempre han tratado de destruirla. Ahora no solo es el interés por el poder, existe una lucha por controlar los fondos provenientes de las aportaciones mensuales de los alumnos que no son pocos y de los ingresos de post grado que también son jugosos.

Es oportuno que se haga una investigación y se ponga las cosas en su sitio. El CAEN es la única institución donde se enseña que defensa y desarrollo tienen que ir juntos. Así lo entienden también otras naciones más adelantadas como Estados Unidos, Francia y Alemania. Por ahí la importancia de mantenerla en lo más alto de su prestigio y cuidar que nadie la destruya.

No olvidemos que el CAEN se creo para hacer un diagnóstico serio de nuestra realidad nacional a través del método sistémico y de esa manera contribuir con sus informes para la toma de las grandes decisiones de gobierno y evitar así metidas de pata, muchas veces irreparables.

¡ULTIMO MINUTO!

Mediante resolución ministerial 463-2013 publicada en el diario oficial El Peruano se dió por concluida la designación de Luis Piscoya Hermoza como Director General del Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN). Asimismo se dió por concluida la designación del Coronel (R) Alex Robertson Cáceres como director académico del CAEN. El Ministro de Defensa aceptó también las renuncias del Director Administrativo Pablo Mejía Gonzalo y del Director de investigacióin Académica Eduardo Aníbal del Aguila. Se cree que el coronel (R) Alex Robertson, amigo y compañero de promoción de Adrian Villafuerte logre su objetivo de hacerse del cargo de Director General, con lo que se estaría confirmando las movidas nada santas en el corazón de esta importante institución. Así están las cosas.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: