El factor Nadine

Nunca antes una primera dama fue tan expuesta en la prensa como Nadie Heredia, esposa del presidente Ollanta Humala, al extremo de convertirla en la causa de todos los males, por haber pretendido, supuestamente, lanzarse como candidata en los próximo comicios presidenciales, cuando la verdad es que fue la oposición que, maliciosamente, lanzó esa idea solo por fregarla y, claro, los ayayeros de palacio pisaron el palito haciéndole dudar hasta a ella misma.

Se la maltrató innecesariamente y se la utilizó para distraer a la opinión pública de los escándalos de corrupción en los que están metidos los últimos ex presidentes. Y, las encuestadoras, por encargo de esa derecha que cree que es dueña del Perú, cumplió a cabalidad con su cometido, dando los resultados que les sirva de pretexto a los analistas políticos de la prensa tradicional, para decir que la subida del dólar, la baja en las exportaciones, la desaceleración de las inversiones y hasta la caída de huaycos y la muerte del gato minino eran por culpa de la reelección conyugal.

Juan Paredes Castro en el Diario El Comercio se ha permitido darle lecciones democráticas a la pareja presidencial diciéndoles “En el caso del poder presidencial, este se ejerce de a uno y no de a dos, por más amor filial y apoyo fraternal que la esposa le profese a quien encarna a la nación. No hay pues pareja presidencial que institucionalmente valga”.

En otra parte de su comentario, a todas luces machista, Paredes dice que mal puede el primer ministro ser opacado por el protagonismo de una primera dama, no por su condición de mujer, sino por una respetable cuestión institucional ¿A quién corresponde decir, por ejemplo “¡Repsol va!” ¿No era acaso a Humala o a Jiménez?

Paredes ahora sí es severo con Nadine y Ollanta pero se metió la lengua no sabemos dónde cuando se enteró que los hijos de Fujimori estaban siendo educados en prestigiosas universidades de los EEUU con dinero del estado. Nunca se refirió a la corrupción aprista porque la empresa donde trabaja se benefició con los dólares muc, tampoco habló de la pareja Toledo-Karp por la publicidad gubernamental que recibía la empresa que le paga el sueldo.

Antes de continuar, quiero recordarles a mis lectores que no soy militante de ningún partido político, menos del partido gobernante. Siempre guardé mi independencia política y periodística y no creo que a estas alturas de mi vida la cambie. Por eso me permito comentar con toda libertad.

Lo que se está haciendo con Nadine no tiene precedente. Solo los machistas y los corruptos no toman en cuenta a sus mujeres, unos por complejo de superioridad y los otros porque no quieren que se enteren de sus cochinadas. En un hogar decente y normal la pareja se apoya mutuamente. Por algo se dice que al costado de un gran hombre siempre está una gran mujer.

¡Cuidado! Se está jugando con fuego. Detrás de todo esto parece que hay algo más que fregarle la vida a Nadine, se está buscando tres pies al gato con la única intención de chantajear al gobierno para que “esa derecha bruta y achorada” se favorezca. El chantaje es para seguir sacándole más beneficios en la pesca y en la minería, lograr ventajas económicas en las obras que ejecuta el gobierno y también a través de la publicidad.

Está claro que la intención es bajarle la llanta a Humala, vía las encuestas, para someterlo a sus caprichos. Y lo seguirán fregando hasta doblegarlo. La ultraderecha tiene su propio proyecto y al parecer ya inició con su juego. No por gusto se ha empezado a destacar la figura del ex primer ministro Oscar Valdés como posible candidato para los comicios del 2016. Dicen que ya inició con la recolección de firmas y no sería nada raro que, como siempre lo han hechos los medios conservadores con sus favoritos, comiencen a levantar esta candidatura. Solo hay que esperar el resultado de las próximas encuestas para verificar este plan.

Pienso que Nadine no debe amilanarse. Ya cumplió con taparles la boca a sus críticos negando su candidatura y ahora debe seguir trabajando por el bien de los niños, las comunidades más necesitadas y promoviendo las bondades de los productos nativos a nivel nacional e internacional.
Sin embargo, debe mantenerse en alerta porque no son pocos los que le tienen envidia por su belleza, juventud y dinamismo y los machistas que saben de su inteligencia y su dominio en el manejo de las comunicaciones la quieren metida en palacio, humillada, dedicada solo a las tareas hogareñas, mientras su marido va regando hijos en la calle, como ya sucedió con otros mandatarios.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: