Diálogo sí, pero no de sordos

Este lunes se iniciará el diálogo convocado por el gobierno con los dirigentes de los principales partidos políticos. Esperamos que no sea de sordos porque no es la primera vez que se realiza este tipo de conversaciones para recibir sugerencias de las organizaciones políticas más representativas del país y no pasó nada. El país espera que esta vez el gobierno sí sepa escuchar y los políticos sepan hacer planteamientos concretos y positivos.

La única oveja negra es el fujimorismo que condiciona la salida del Primer Ministro para sentarse a dialogar. Un gran error porque esto hace pensar que los seguidores del chino en lo único que piensan es en favorecer a su líder, recluido en su prisión dorada de la Diroes, y no en los más altos intereses del país. Los fujimoristas siempre han actuado así, dan su voto solo pensando en sacar algún provecho. Tamaño error.Eso es aprovechamiento político.

Alan García fue más ducho. Aceptó de entrada participar en el diálogo pero, como sabido que es, ofreció a sus ex ministros y técnicos para que asesoren al gobierno. Sin duda, no da puntada sin hilo. No señor García, el Gobierno no requiere más funcionarios que inflen la planilla del estado, sino ideas, sugerencias y quizás un asesoramiento externo voluntario para mejorar las condiciones económicas en la que se encuentra el país, particularmente en todo lo que se refiere a las inversiones, trabadas innecesariamente por la ineptitud de algunos burócratas. Pero eso de meterse en el manejo del gobierno es una descarada viveza que busca una especie de cogobierno en la sombra.

El dialogo tiene que ser con las cartas limpias puestas sobre la mesa, con planteamientos claros y sin buscar beneficios partidarios. El país ya está harto de esa clase de políticos que creen que la política es un medio para beneficiarse y no para servir a la nación. A todos ellos habría que recordarles que esto no es una repartija de cargos y favores. Tampoco es un “toma y daca”. Estar en política es un servicio y una contribución patriótica a la nación.

Según la encuesta de Proética, el 55% de la población cree que el Parlamento, donde se encuentran la mayoría de políticos, es la institución más corrupta del país y el 58% cree que la corrupción de funcionarios y autoridades es el principal problema que impide el desarrollo del país.

Por eso resulta preocupante que el fujimorismo siga condicionando su apoyo al gobierno. No pueden rechazar a quien convoca al diálogo, es como pedir que el dueño de casa sea reemplazado como condición para asistir a la cena que nos invitó.

En estas reuniones no se hablará de otra cosa que no sea la seguridad ciudadana, la problemática social, las inversiones y otros que sean de trascendencia, por eso hacen mal algunos políticos al creer que esta cita servirá para exigir el reemplazo de ministros.

Pero, la gente ya no es tonta, se dará cuenta si los partidos políticos irán al dialogo con buenas intenciones o solo para aprovecharse y sacar ventaja.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: