La imperiosa necesidad de deslindar con la corrupción y narcotráfico

Ahora más que nunca es imperativo hacer un deslinde con las dos principales lacras que carcomen desde hace años las entrañas del país, la corrupción y el narcotráfico. Así lo exigen las circunstancias que vive el Perú, así lo reclaman los trabajadores, empresarios, padres de familia honestos y ciudadanía en general que aún tiene la capacidad de indignarse por todo lo que está ocurrindo.

No es casualidad que los tres últimos Presidentes de la República estén vinculados a graves actos de corrupción y al menos cinco congresistas, once alcaldes y dos presidentes regionales vienen siendo investigados por lavado de activos de acuerdo a la información proporcionada por la procuradora Amelia julia Príncipe Trujillo. Del mismo modo, la procuraduría antidrogas también investiga a un presidente regional y a varios alcaldes, así como a un sin número funcionarios y, cuando no, a policías.

Pero, hacer un deslinde no solo significa no compartir con los actos de corrupción, sino comprometerse a combatirlos, evitándolos blindajes o protección por consigna política. Por eso resulta incomprensible la actitud que vienen asumiendo algunos políticos, defendiendo a capa y espada a sus líderes, ante hechos que si bien es cierto aún se hallan en la etapa de investigación, pero los indicios son contundentes, irrefutables. Y la ciudadanía, que no es nada tonta, sabe que por más que estos se defiendan con mentiras no podrán evitar su muerte política.

Es preocupante que los delitos comunes cometidos por estos ex mandatarios se nos quieran hacer ver como una persecución política, cuando no la hay. Nosotros seríamos los primeros en defenderlos sí así lo fuera. Es una argucia que no convence a nadie. Sus seguidores, partidarios, correligionarios, o como quieran llamarse, lo que tienen que hacer es mantenerse al margen de las investigaciones y no salir a la televisión para tratar de defender lo indefendible. Con eso lo único que hacen es desprestigiarse y comprometer a su partido. Las agrupaciones políticas son instituciones que no deben desaparecer si cae el caudillo, Por eso lo más recomendable es que se queden callados hasta que las investigaciones terminen.

En el caso de Toledo, quién, que no sea un idiota, le puede creer que su amigo Joseph Maiman le prestó a su suegra nada menos que 20 millones de dólares sin ton ni son y sin ninguna garantía, salvo que se esté pagando un favor muy grande. El ex presiente miente, se burla de la inteligencia de los peruanos y cree que todos somos unos caídos del palto. No olvidemos que su esposa Eliane Karp sabe mucho de finanzas y lavado de dinero porque antes de convertirse en primera dama trabajó como funcionaria de banca extranjera y peruana. Miente hasta cuando dice que “no está en casa” cuando es él quien contesta el teléfono. Miente cuando dice que no tiene tiempo para nada porque está en “reuniones internacionales” y su agenda está sumamente recargada.Miente cuando dice que él solo se “fajó” para recuperar la democracia cuando un gran porcentaje del país lucho en calles y plazas, sobre todo los estudiantes y contribuyó económicamente para que vengan delegaciones de provincias y jamás Toledo dió cuenta de lo que recibió. Almpoco tiempo su hermano “Coqui” fue descubierto abriendo una millonaria cuenta en los Estados Unidos.

Sobre los narcoindultos ní qué decir, los indicios son irrefutables, contundentes, por tanto el ex presidente Alan García ni su ex Ministro de Justicia pueden estar cantando victoria antes que concluyan las investigaciones. Hay señales de enriquecimiento ilícito, transferencias de bienes a familiares, compras de viviendas con fondos nada claros, salvo que se insista en decdir que por cada conferencia el ex presidente recibió una millonada de plata, tal como se nos quiso hacer creer. Esto es fácil de averiguar porque aquí “papelito manda”.

Esta es pues la triste realidad que vive nuestro país. Aquí no hay exageraciones ni ningún propósito de arruinar la vida a nadie. Lo único que exigimos es que se castigue a los corruptos, se evite la infiltración del narcotráfico en la administración pública. Y, lo mínimo que podemos hacer, es exigir que el gobierno, particularmente el presidente de la república, haga un deslinde público con la corrupción y el narcotráfico facilitando las investigaciones y apartando de inmediato a cualquier funcionario, que esté vinculado a estas lacras. Lo que se le pide es que no actúe solo cuando la prensa lo hace público. Es decir cuando revienta el escándalo.

El estado no puede pasar por alto ningún acto de corrupción, mucho menos algún tipo de vínculo con el narcotráfico. Apenas tenga indicios, sospechas o cualquier denuncia, debe tomar al toro por las astas y, mientras culminen las investigaciones, se debe apartar a estos malos elementos que le hacen mucho daño al gobierno, a las inversiones y a toda la nación en su con junto.

Por otro lado, da asco cómo los defensores de la corrupción, basándose en tinterilladas, logran la exculpación de sus patrocinados y salen libres de polvo y paja. Tanto defensores como inculpados, se ríen en la justicia y, para colmo, estos sinverguenzas hasta pretenden ser candidatos a la presidencia y al congreso.

Algo parecido sucede en la policía, los uniformados que delinquen y son apartados, a los pocos meses vuelven a sus puestos gracias a las medidas de amparo dictadas por malos jueces.

Y en Poder Judicial, la tercera organización más corrupta, después del Congreso y la policía, tampoco se hace nada por evitar que este cáncer haga metástasis. Los controles internos son un fracaso, La OCMA está pintada en la pared. Los jueces siguen dando medidas cautelares para amparar a los delincuentes y en contra del orden.

Como se ve, la corrupción y el narcotráfico está en todas partes y, este último, hace años que trata de copar los más altos niveles de la política, por eso pensamos que es indispensable una reforma de la ley electoral y quizás también de la misma constitución. Porque nuestro país no da para más.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: