Todos los caminos conducen a Palacio

Si el presidente Ollanta Humala no se sacude de lo que Augusto Alvarez Rodrich llama el “Lopezgate”, de manera clara y rápida, no sería nada raro que nuestra frágil democracia se vaya al carajo.

Quienes se aprovecharán de esta lentitud presidencial serán, sin duda, el ex presidente Alan García para tapar sus cochinadas y evitar su inminente sanción que lo dejaría fuera de la carrera electoral del 2016. No por gusto ha lanzado a través del twitter un mensaje subliminal y desestabilizador: “El Perú ha estado paralizado durante dos años y médio. Y pierde tiempo con el actual gobierno. Que hay odio y ambición”. Y las huestes del reo Alberto Fujimori atrincheradas en el Congreso, presionarán para negociar la prisión domiciliaria del único recluso que tiene a su disposición una radio que lo entrevista cuando él lo decide. La guerra está aclarada.

De acuerdo a los últimos acontecimientos y declaraciones de los altos oficiales de la policía, no cabe duda que todos los caminos de este “Lópezgate” conducen a Palacio. Es imposible tapar el sol con un dedo. Como es imposible creer que el presidente Humala no haya tenido conocimiento de esta indebida protección a López Meneses, mucho menos su asesor Villafuerte, convertido en sus ojos y oídos y a quien no se le pasaba nada, ni el vuelo de una mosca.

Que hay gato encerrado en este affaire, lo hay. Hasta ahora me sigo preguntando ¿Qué diablos hacía el operador número uno de Vladimiro Montesinos en este gobierno? O, ¿qué ocultaba para tener tanta protección policial y municipal?

Sin duda “el príncipe” como lo llamaba cariñosamente Fernán Altuve, es un sujeto extremadamente ubicuo que siempre buscaba meterse en las más altas esferas del gobierno y se codeaba con la más alta jerarquía militar y policial y también con algunos políticos intonsos que creyeron y siguen creyendo en sus fanfarronadas.

Repito, si el presidente no se pone los pantalones y se desmarca de palabra y obra de este sujeto, le irá muy mal. Que no nos venga a decir que deja esto en manos de la comisión investigadora del congreso y de la fiscalía. Todos sabemos que ambas instituciones están pintadas en la pared, no investigan nada, ni descubren nada. Si realmente no tuviera nada que hacer con “ese delincuente, con esa basura”, como lo llamó a López Meneses, hace rato que lo hubiera puesto en su sitio y hubiera sacado del gobierno a todos sus amigotes. Pero no, ahora pide, a través de Nadine, que se investigue desde el 90 para saber de las conexiones de este repudiable sujeto con los sucesivos gobiernos. Eso caerá por su propio peso, lo urgente ahora es saber si su gobierno está infiltrado de corruptos y de sinvergüenzas que se aprovechan de sus contactos para hacer negocios nada santos. Lo que el país quiere saber es que si su gobierno, señor Humala tiene vinculaciones con el montesinismo.

Usted sabe la verdad, no solo porque recibe a diario los informes de los Servicios de Inteligencia sino porque todo lo que pasa en Lima y el país tiene necesariamente que pasar por sus manos, salvo que le hagan el avión. Eso es otra cosa.

Y no creo que le estén haciendo el sonso. Si se actúa de buena fe y con honestidad no hay por qué preocuparse. Pero si metió la pata permitiendo que los montesinistas se le metan hasta en palacio, lo único que tiene que hacer es reconocer su error, pedir disculpas y sacarlos a patadas.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: