Archive for 27 enero 2014

Sentencia de La Haya nos dejó un sabor agridulce

27 enero, 2014

Los peruanos no esperábamos de La Haya un fallo capcioso y complicado, sino todo lo contrario, una sentencia que defina claramente la frontera marítima con Chile. Si observamos detenidamente el mapa oficial presentado por el Tribunal Internacional de Justicia, la nueva demarcación de líneas rectas, curvas y quebradas, nos complica más la vida. No solo nos deja un sabor agridulce sino que su aplicación será complicada.

El fallo no fue como todos los peruanos esperábamos, sin embargo, por donde se le mire, esta nueva demarcación que, según la sentencia, es definitiva, ha variado el mapa en favor de Perú pero, al mismo tiempo, ese mar que hemos reconquistado será muy costoso y difícil de controlar.

En virtud de esta sentencia, los chilenos seguirán conservando su frontera marítima hasta las 80 millas, donde abunda la anchoveta y el jurel. Y es solo a partir de esa distancia que nuestra frontera se ampliará en alrededor de 50 mil kilómetros cuadrados hacia el sur, a una zona donde nuestros pescadores artesanales no llegarán fácilmente y si llegan solo hallarán algunas ballenas que no podrán cazar, pota y tiburones con los que tendrán que lidiar.

No es solo eso, para el gobierno peruano, será muy difícil controlar y administrar esta porción de mar que hemos recuperado. Salvo que tengamos un satélite y el presupuesto necesario para la compra de lanchas patrulleras. De lo contrario, como siempre los chilenos nos harán el avión.

El fallo de La Haya es definitivo, inapelable y de inmediata ejecución. Pero, conociéndolos a los chilenos, estoy seguro que estos le buscarán tres pies al gato para dilatar su cumplimiento, sin embargo de favorecerlos enormemente.

Por eso, sería bueno que, a partir de este momento, nuestro gobierno se mantenga en alerta y, sobre todo, se sacuda de su posición extremadamente contemplativa porque los chilenos, acostumbrados a las maniobras sucias, tratarán por todos los medios de dilatar la aplicación de la resolución.

En caso de incumplimiento, por parte de Chile, nuestro gobierno no debe dudar en demandarlo ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas porque ya no se trata de caballerosidad, ni de buenos modales, sino de hacer respetar una sentencia.

Hay todavía mucho pan por rebanar y lo mejor será mantenernos unidos y serenos, pero también con los ojos bien abiertos para evitar errores que sean utilizados por nuestros nada confiables vecinos.

Anuncios

Unidos por un solo interés: Business

13 enero, 2014

El comunicado de la Confiep dado a conocer recientemente lo único que hace es confirmar la defensa del interés comercial de los empresarios antes por encima de la libertad de expresión, la pluralidad y la democracia.  Esto demuestra que cuando estos grupos enarbolan las banderas de la libertad de prensa, es solo para salvaguardar sus intereses empresariales.

El comunicado es hiriente, exagerado y temerario porque, en lugar de ser constructivo y aclarar las cosas, es amenazante y, lo único que hace es espantar más a los inversionistas, y a eso se llama terrorismo amarillo.

Sobre el acaparamiento de medios por el grupo El Comercio, el comunicado dice que “la súbita intervención política que, tomando partido en una controversia privada entre empresas periodísticas, pretende alterar las reglas establecidas”.

¿Qué reglas señores de la Confiep? si, por la ausencia de una ley, hay acaparamiento de medios.

El comunicado más parece una declaratoria de guerra al gobierno porque a través de este documento, destacado a toda página ayer domingo, la Confiep no solo toca el tema de la prensa sino de la Universidad. Al decir que la aprobación en la Comisión de Educación del Congreso de un proyecto de ley universitaria que desnaturaliza la autonomía universitaria, no hace otra cosa que defender, de manera indirecta, el descontrol y la corrupción en las universidades y a aquellas autoridades académicas que lucran con la educación ganando millones de dólares sin justificación algúna, mientras que la calidad de la enseñanza es pésima.

La Confiep se queja también de lo que llama “injustificados cambios de reglas y de un sistemático enfrentamiento de la autoridad con la industria del sector pesquero, generando desconcierto y desconfianza” ¡Qué tales agallas! La Confiep olvida que los pesqueros son los más beneficiados y a la vez son los más grandes depredadores de nuestro mar y todavía se quejan. Jamás tuvieron reglas que cumplir y ahora que se les quiere poner en vereda pitean.

Este comunicado es pues un mensaje claro, el gobierno los deja trabajar como ellos quieren o, a través de los medios, le harán la guerra hasta doblegarlo.

Queda bien claro, cuando estos grupos de poder enarbolan las banderas de la libertad de prensa, es solo para salvaguardar sus intereses empresariales.

Jueza admitió demanda de amparo contra la concentración de medios

3 enero, 2014

La jueza del Cuarto Juzgado Constitucional de Lima admitió la demanda de Amparo presentada por Enrique Zileri Gibson, Director fundador de la prestigiosa revista Caretas y otros siete periodistas, entre ellos Augusto Alvarez Ródrich, Rosa María Palacios, Mirko Lauer, Fernando Valencia Osorio, director de Diario 16, Gustavo Mohme, director de La República, contra la concentración de medios, con lo que se inicia la batalla para evitar que el 78% de la prensa esté en manos de una sola empresa, en este caso del grupo El Comercio.

En este mismo blog traté hasta en dos oportunidades sobre el peligro que representa el acaparamiento de la prensa y sus graves consecuencias políticas, entre ellas la manipulación de la opinión pública, por eso me parece correcto que el director fundador de la revista Caretas y un grupo de conocidos periodistas, hayan sacado la cara en defensa de una auténtica libertad de expresión y del pluralismo en la información.

La resolución fue ingresada en el sistema electrónico de seguimiento de expedientes, adjuntada al expediente principal y luego entregada a la mesa de partes para su notificación a los demandados, en este caso la empresa Editora El Comercio, Servicios Especiales de Edición y cinco integrantes de la familia Agois Banchero.

La jueza dio cinco días para contestar la demanda, la misma que contiene los siguientes argumentos.

1.) Con Escrito de noviembre 2013-, en la vía del proceso constitucional seis ciudadanos demandan a dos personas jurídicas y cinco ciudadanos, por violación al derecho constitucional: libertad de expresión e información, pluralismo informativo, etc.

2.) Los ciudadanos solicitan anular el acto jurídico de las transferencias de acciones del 54% de la empresa EPENSA y ALFA BETA (grupo familia Agois, diario Correo) que han sido adquiridos por empresas del grupo El Comercio (familia Miro Quesada), con lo cual se produce una alta concentración en un solo grupo empresarial de más del 80 – 90 por ciento de los medios de comunicación escritos del Perú.

3.) Refieren que dicho acto afecta el derecho constitucional a la libertad informativa al afectar directamente el pluralismo y diversidad que constituye la base de todo ordenamiento democrático.

4.) El Juzgado recuerda que son requisitos de procedencia de la demanda de amparo que el pedido se refiera a una violación o amenaza del contenido esencial de un derecho constitucional, y que la vía constitucional sea la única vía urgente y adecuada para obtener tutela; asimismo que la aclaración de los hechos que sustenten la supuesta violación al derecho no requiera de actuación probatoria plena.

5.) En el caso concreto existen elementos objetivos que justifican admitir la demanda constitucional con el fin de establecer si se afectó los derechos fundamentales alegados mediante el acto jurídico objeto de anulación.

Se informó, asimismo, que luego de admitirse la demanda por concentración de medios, el Grupo El Comercio denunció a la jueza Lizy Béjar Monge porque, según los abogados del grupo El Comercio, sostienen que la jueza expidió la resolución con la intervención de un especialista legal que ya no trabaja en su juzgado.

Estas son argucias que no tienen asidero. Lo cierto es que ya existe una demanda y será el Poder Judicial quien estudie el caso. Sin embargo estoy casi seguro que esta lucha no será solo en la vía judicial sino en las calles porque no se trata solo de un monopolio de tipo comercial sino que está en juego la libertad de prensa y, lo más grave, afecta la misma democracia porque es a través de la prensa que se puede destruir la imagen de personas, candidatos y autoridades. Se puede destacar la figura de quienes están vinculados solo a ese grupo editorial y vetar a sus adversarios, se puede favorecer la candidatura de un determinado postulante a la presidencia, tal como ocurrió en las pasadas elecciones con Keiko Fujimori, donde el grupo El Comercio se la jugó alma vida y corazón por esta candidata. Se puede destacar en las primeras páginas pequeños errores del gobierno para hacerlos aparecer como dramáticos e irreparables. A través de la prensa se puede distorsionar la información y, si se tiene Prensa, Radio y Televisión, que dicen lo mismo, es más fácil que la opinión pública se lo crea.

La lucha recién empieza y, como dije, no será solo en el escenario del Poder Judicial, sino en los medios, en las redes sociales y sobre todo en las calles cuando los jóvenes tomen conciencia del peligro que significa el acaparamiento de los medios de comunicación. No es solo en Perú que se quiere regular la concentración de medios, ya existe en los EEUU, Francia y el Reino Unido, así que no se nos venga a decir que esta medida atenta contra la libertad de empresa y de expresión. En un argumento falaz de los grupos de poder que quieren seguir haciendo de las suyas con el destino de nuestra nación.