Posts Tagged ‘miles de personas disfrazadas se concentran en la plaza’

Cusco camino a convertirse en la nueva Capital del Halloween

31 octubre, 2014

 

Seguramente que ni en Irlanda, país donde se originó, se celebra con tanto fervor y entusiasmo el Halloween o Noche de Brujas, como se celebra en Cusco. Y cada año viene adquiriendo más importancia.
Tuve la oportunidad de estar en dos ocasiones y me sorprendí de la alegría con que la juventud, adultos y niños esperan esta fiesta. Y no se diga que esto altera o compromete su identidad regional, sino todo lo contrario, con esto los cusqueños solo quieren demostrar que en la cuna de los incas, también se sabe celebrar el Día de Brujas, a los vivos y a los muertos, a los santos y a los otros, sin olvidar sus ancestrales costumbres y sin dejar de lado sus conmemoraciones culturales.
Pero no es solo el cusqueño que lo disfruta sino el también el visitante, nacional y extranjero. Nunca se vio como hoy a agencias de turismo promocionar esta fiesta en el país y en algunas otras Capitales de América y Europa. Los avisos dicen simplemente “Halloween en Cusco” y son miles los turistas que viajan para no perderse esta celebración.
No se puede ignorar una realidad: Cusco va camino a convertirse en la Capital Mundial del Halloween reemplazando a Finlandia, país donde se originó la noche de Brujas. Y eso no le restará importancia a la celebración por ejemplo del Inti Raymi, símbolo de nuestra peruanidad, tampoco al Día de la Canción Criolla, las Fiestas patrias que se vive en todo el País o a las distintas celebraciones costumbristas como los bautizos de wawas de pan o las fiestas religiosas como el desfile de Santos en la procesión del Corpus Christi.
En Cusco, fui testigo, en el Halloween miles de niños y jóvenes salen a las calles para dar rienda suelta a su alegría y luego se concentran en la plaza de Armas para dar vueltas mostrando sus originales disfraces y haciendo bromas, bailando y riendo. Realmente es una noche de alegría y calor, donde se auyenta al frío bailando, y donde se confunden turistas y cusqueños, danzando al ritmo de la música que se les toca.
Cusco, considerado como el ombligo del mundo, responde a cabalidad con este calificativo también en la Noche de Brujas porque congrega a miles de visitantes que llegan de todas partes para desahogarse de sus preocupaciones, de sus penas y fracasos, y al mismo tiempo van para darse un baño de energía y buenas vibraciones, renovar el espíritu y recargar las pilas para emprender nuevas tareas.
Claro, no faltan detractores porque el Halloween no es una fiesta originaria de Perú y dicen le hace sombra al Día de la Canción Criolla. Eso es exagerado.
La verdad es que no podemos tapar el sol con un dedo, negar algo real. Con el adelanto de las comunicaciones y la migración de habitantes, las costumbres de los pueblos también se están globalizando. Por eso no es nada extraño ver hoy en día, en las calles de las principales ciudades del mundo la procesión del Señor de los Milagros, escuchar música criolla o tomar un pisco sour en Nueva York, Madrid o Pekín. Saborear un King Kong en Lóndres o un panetón peruano en Sidney, consumir anticuchos en plena calle de Roma o comprar una tuna en un supermercado de París. Y con esto nadie se siente incómodo porque en esos lugares respetan las costumbres de los migrantes.
Del mismo modo, pese a quien le pese, el Halloween ya se ha hecho una costumbre en nuestro país, sobre todo en la juventud.
Como dicen los chicos, esta es su fiesta y al mismo tiempo respetan el Día de la canción criolla y a quienes gustan de las peñas, las guitarras y el cajón. Y nadie los puede reprochar a estos jóvenes porque sería como quitarles su smarphone, su Tablet o prohibirles que escuchen rap.
Esta fiesta conocida en algunos lugares como “Víspera de Todos los Santos”, o como Noche de brujas o Día de brujas, es una fiesta de origen celta que se celebra en la noche del 31 de octubre, sobre todo en países anglosajones como Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido y, ahora también en Chile, Colombia, México, Perú, Venezuela, o el conjunto de Latinoamérica y en gran parte de España.
Sus raíces están vinculadas con la conmemoración celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, celebrada por los católicos el 1 de noviembre. Se trata en gran parte de un festejo secular, aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa.
Este día se asocia a menudo con los colores naranja, negro y morado y está fuertemente ligado a símbolos como la bruja, y la calavera. Las actividades típicas de Halloween son el famoso truco y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror.
La tradición del “obsequio o daño” propio del Halloween tiene su origen en la persecución que hicieron los protestantes en Inglaterra (1500-1700) contra los católicos.
En este período, los católicos no tenían derechos legales. No podían ejercer ningún puesto público y eran acosados con multas, impuestos elevados y hasta cárcel. El celebrar misa era una ofensa capital y cientos de sacerdotes fueron martirizados por ejercer su ministerio.
Muchos grupos satánicos y ocultistas han tomado el 31 de octubre como la fecha más importante de su calendario. Ese día es llamado el día del “Festival de la muerte” y constituye la víspera del año nuevo para la brujería.
Satanistas dicen que el día más importante para los seguidores del maligno es el de Halloween. En esta noche los poderes satánicos ocultos y de brujería están a su nivel de potencia más alto. Satanás y sus poderes están en su punto más fuerte esta noche.
Al margen de todas estas creencias, Con música criolla o con Halloween, la cosa es divertirse y no perder el buen humor.

Foto de Herberth Castro Infantas.
Foto de Herberth Castro Infantas.
Foto de Herberth Castro Infantas.
Foto de Herberth Castro Infantas.