Archive for 12 diciembre 2013

El Papa Francisco es el Hombre del Año

12 diciembre, 2013

La revista Time ha hecho conocer a sus lectores que, luego de una amplia deliberación, ha decidido designar como el “Hombre del Año 2013” nada menos que al Papa Francisco, nominación a la que junto conmigo se adhieren plenamente millones de personas porque, sin duda, es el personaje que ha acaparado la atención mundial por su carisma, su humildad y a la vez su fortaleza para afrontar decididamente la corrupción que imperaba en el Vaticano.

El Sumo Pontífice, latinoamericano, silenciosamente viene haciendo importantes reformas inspirado seguramente en su formación jesuita. Dice que cuando confía algo a alguien, se fía totalmente de esa persona. “Debe cometer un grave error para que lo reprenda” afirma.

Su estilo de trabajo es consultar permanentemente a sus sínodos y consistorios y de vez en cuando a su antecesor Benedicto XVI quien valientemente renunció más que por su estado de salud por estar hartado de la corrupción existente en su grey. Francisco tiene, asimismo, 8 cardenales de distintos países como consultores. Es quizás el Papa más cercano al pueblo y no condena la homosexualidad.

Jorge Mario Bergoglio propicia una reforma de la Iglesia que incluya una verdadera conversión del propio papado. No hace mucho sacudió al mundo haciendo un llamamiento urgente a los políticos para que luchen contra la tiranía del actual sistema económico diciendo “no compartir con los pobres los propios bienes es robarles y quitarles la vida. No son nuestros los bienes que tenemos, son suyos”.
Luego agregó “No puede ser que no sea noticia la muerte de frío de un anciano en la calle y que sí lo sea una caída de 2 puntos en la bolsa, esto no se puede tolerar más.Igualmente, que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre”.

Para el papa el aborto es un asunto sujeto a reformas y hace un llamado para que las mujeres tengan más presencia en la Iglesia.

Otro de los méritos del papa francisco es haber llegado a conquistar a la juventud, hecho que se comprobó fehacientemente en su viaje a Brasil, donde jóvenes de todo el fueron a aclamarlo y darle su apoyo en las reformas que ha propuesto.

No dudó en denunciar a los curas pedófilos y sacarlos de la Iglesia. Tampoco en echar a la calle a los malos funcionarios, entre ellos a varios obispos que manejaban a su antojo el Banco del Vaticano. Reconoce que los jefes de la Iglesia han sido con frecuencia narcisistas, adulados por sus cortesanos. Critica a los que usan la corte de servicios auxiliares del Vaticano, que son en buena parte intereses temporales. Al respecto ofreció hacer todo lo posible para cambiarlo.

El papa que usa un auto antiguo para transportarse, que no le agrada el lujo personal ni el boato del Vaticano, negó que jamás haya sido de la derecha.

Condiciones suficientes para hacerse merecedor del galardón “El hombre del Año 2013” otorgado por la revista Time. El mundo católico lo apoya y espera que siga por el camino que se ha trazado. Felicitaciones.

Anuncios

Los Grandes Hombres no mueren, se inmortalizan

6 diciembre, 2013

Y Nelson Mandela es uno de ellos, el hombre que vivió para servir, luchar por la democracia y defender las cosas justas. Encarcelado, humillado y sometido a trabajos rudos por defender sus ideas en contra del apartheid, es decir aquella estúpida política de la segregación racial impuesta por una minoría blanca que dominaba Sudáfrica.

Ansiaba la libertad para su pueblo sin importarle perder la suya. Por eso fue sentenciado a cadena perpetua en 1956, siendo liberado el 11 de febrero de 1990 después de haber pasado por varias cárceles.

En medio de la algarabía y un sentimiento de triunfo de una gran multitud, sus primeras declaraciones fueron realmente sorprendentes “Cuando crucé la puerta que me llevaría a mi libertad, supe que si no dejaba mi amargura y odio atrás, seguiría estando en prisión”.

Como premio a sus ideas, el 9 de mayo de 1994 es elegido presidente de Sudáfrica, convirtiéndose en el primer mandatario elegido por el pueblo. Y en un gesto inédito nombra a su predecesor Willem de Klerk como vicepresidente para iniciar una etapa de paz en su país.

Siempre estuvo cerca del pueblo y su característica principal fue la humildad. Para él no existía “yo” sino “nosotros” para referirse a sus actos. Tenía un respeto profundo de la persona humana y no tomaba en cuenta su raza, su condición social o económica, todos eran iguales para él. Decía que su arma más potente no era la violencia, sino hablar con la gente. Y la educación era el arma más poderosa para cambiar el mundo.

Hombres como él son un ejemplo de vida. En una sociedad que cada día se corrompe y donde los mandatarios de las naciones del mundo son cuestionados frecuentemente por su conducta moral y falta de sensibilidad para solucionar las necesidades de quienes los eligieron, Mandela resulta un símbolo de conducta intachable que ojala muchos líderes lo pudieran imitar.

Sin duda que Madiva, como cariñosamente lo llamaban, seguirá vigente en el corazón de los ciudadanos del mundo y su mensaje,estoy seguro, seguirá horadando en la conciencia de las nuevas generaciones, porque los grandes hombres no mueren, se inmortalizan.