Archive for 26 octubre 2013

La tía Marina, todo un simbolo en la elaboración del tamal cusqueño.

26 octubre, 2013

Cuando estudiaba en la facultad de Derecho de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, los alumnos salíamos a media mañana para tomar el portal Belén antes que lo invadan los cientos de empleados públicos y privados que trabajaban en los alrededores y se nos adelanten en la sagrada misión de degustar los tamales que hasta hoy se venden en este mismo lugar.

-¿Salados o dulces, caserito?

-Uno salado y otro dulce, pero rapidito porque la clase de las once está por empezar.

En cambio, los empleados pedían más de uno y de cada sabor, porque tenían más dinero y más capacidad estomacal que nosotros, por nuestra condición de estudiantes.

Lo que más nos sacaba pica era que algunas señoras se llevaran los tamales por docenas para enviarles a sus familiares de Lima y otras ciudades, antes que nosotros llegáramos, porque muchos de mis compañeros se quedaban con las ganas en la boca. La verdad es que no alcanzaba la producción diaria para cumplir con todos los clientes y encargos, sobre todo de los cusqueños residentes en la capital que se mueren de ganas por degustar este bocadillo.

Cuando empecé a trabajar en radio El Sur, de propiedad de Gilberto Muñíz Caparó, cuyos estudios estaban ubicados en la Av. Huayna Cápac, los locutores, operadores, periodistas y personal administrativo salíamos volando hasta la Av. De la Cultura para comprar los tamales hechos por la Sra. Marina Olivera de Willis, más conocida como la tía Marina quien, sin embargo de tener una gran clientela, siempre nos guardaba unas cuantas piezas de este manjar de los dioses, para satisfacer nuestro voraz apetito de las diez de la mañana.

Fue cuando recién aprecié la calidad humana de esta dama y supe que los mejores tamales salían de sus maravillosas manos. Desde aquella época me convertí en su cliente. Y cada vez que vuelvo a ciudad de los incas, hago lo mismo. Después del desayuno con mis entrañables amigos cusqueños, generalmente en el Ayllu, a media mañana me voy con ellos al local de la Sra. De Willis, esta vez ya no en la Av. De la Cultura, sino en la primera etapa de la urbanización Mariscal Gamarra, donde están no solo los deliciosos tamales, dulces y salados, sino sus exquisitos patitos de maíz, (maicillos) y cocadas. No soy el único que llega a esta bella ciudad y pasa por su local, para decir a su retorno que comió los mejores tamales del Cusco.

La señora Willis, recuerda con añoranza sus inicios en la Av. De la Cultura, frente al Colegio Clorinda Matto de Turner. “Apenas me casé mi esposo se fue a trabajar a la selva (Tunquimayo) para sacar oro y tener unos ahorros. Felizmente que salió con algo de dinero, gracias a Dios” nos dice emocionada.

“Y como siempre pensamos que mejor es ser cabeza de ratón que cola de león, pusimos el primer negocio, yo con los tamales y él se compró una combi VW para hacer movilidad escolar. Felizmente nos fue bien. Al principio enviaba los tamales a una cafetería que tenía Mario Muñíz en la Plaza San Francisco. Primero 20, después 50 y luego 100, y todo volaba. Hasta que nos animamos a poner nuestro propio local. Vendíamos tamales y jugos de papaya y tumbo, luego hicimos los patitos de maíz y las cocadas. Teníamos la ayuda de varios jovencitos que hoy ya son profesionales. Mejor no le digo sus nombres”. Nos advirtió, seguramente para no avergonzarlos.

-Mientras hablamos qué tal si nos comemos unos tamalitos? Me pregunta.

-A eso vine, por favor señora.

-Qué jugo prefiere? Yo le recomiendo de sauco o de papaya, este último es hecho con nuestra papaya serranita.

Y mientras lo preparaban, la mujer que dedicó gran parte de su vida a la elaboración de este manjar de los dioses me siguió contando que ahora los tamales los solicitan más de Lima. “Entre las que me piden está por ejemplo Carola Ayres. Últimamente, Cecilia Luglio, Administradora del Hotel Sheraton me ha pedido como trecientos tamales para una reunión de cusqueños”.

“De otras ciudades me piden o vienen. Le cuento que una vez vino Alan García, se sentó en el mismo lugar donde está usted. No se imagina con qué gustó se comió varios tamales. Aquí vienen Ministros de Estado y otros funcionarios. Una vez estuvo también la tía de Fujimori”

-Y, le pagaron? Le pregunté.

-Sí, me pagaron. Me respondió con una sonrisa de oreja a oreja. ¿Sabe qué? Cuando vino Alan, llegó con un séquito de guardaespaldas y policías. Había varios patrulleros afuera y los vecinos pensaron que me habían asaltado.

-Bueno…felizmente que Alan le pagó, sino hubiera sido efectivamente un asalto.

La señora Willis, a sus años es una mujer de lucha que sigue trabajando. Quiere entrañablemente al Cusco y cuando le hacemos algunas preguntas, sin pelos en la lengua nos dice “Es criminal que camiones pesados pasen por Ollantaytambo y es una vergüenza que no se construya el aeropuerto de Chinchero. Lo que más me molesta es el desorden que hay en Cusco, especialmente en el tránsito. El otro día tuve que ir al médico en el centro y a pesar que salí con mucho tiempo de anticipación llegué con las justas y con los nervios en punta. Los taxis ya no quieren ir al centro. Entre Limac Pampa Grande y Chico hay unos atolladeros, santísima virgen…de los mil demonios. La gente ya no respeta a los ancianos, ni nos miran, parece que fuéramos invisibles”. Se queja.

Cuando le pregunté que si había recibido algún homenaje de la Municipalidad o de la región, me dijo que jamás.

-Dicen que los homenajes los solicitan. Yo jamás lo hice. Seguramente por eso” Me respondió. Y luego continuó:

-Mire, en nuestro Cusco ya no hay árboles, tampoco hay capulí ni durazno. Antes los vendían en abundancia, en puctus ¿Se acuerda?

No hay frutilla porque no hay sapos, ni ranas. Antes había cualquier cantidad de estos animalitos en Anta y los llevaban al valle para que se coman las plagas de la frutilla y dicen que como han fumigado toda la Pampa de Anta, los sapos han muerto.

-Qué nos puede decir del éxito de la quinua?

-La están promocionando en el extranjero y la han encarecido. La mejor calidad se la llevan afuera y nos dejan la peor. Se está politizando con la quinua.

Cuando le preguntamos qué haría se fuese alcaldesa del Cusco, nos respondió de inmediato. “Si yo fuese alcaldesa, me gustaría arreglar los mercados. El de Huánchac debería ser una joya. Las calles que fueron desalojadas de ambulantes, nuevamente han sido ocupadas por los contrabandistas”.

“Otra cosa, es una salvajada lo que han hecho con el puente de Urubamba, sigue con un puentecito ridículo, Bayley o no sé cómo lo llaman. En Urubamba me regocijaba viendo maizales, ahora hay casas y hoteles. Se está destruyendo la agricultura. Los hijos de Orihuela, los Lámbarry, De Bari, los North, parece que ya no están en el campo. Qué pena. Antes se cocinaba choclos y mote, ahora ya no hay, todo se lo llevan para la exportación.
La señora De Willis nos menciona, asimismo, que se siente orgullosa de haber estudiado en el Colegio María Auxiliadora. “Siempre voy a sus misas” Nos afirma como diciendo que vive muy agradecida para la patrona de su ex colegio.

-Bueno señora, se me acabó el tiempo, gracias por su sinceridad. ¿Cuánto le debo?
-¡Por favor! Si apenas se ha servido un poquito. A usted lo recordamos con cariño. Ojala vuelva siempre.

Vertiginoso crecimiento del Cusco obliga a tomar decisiones inmediatas

23 octubre, 2013

La Ciudad del Cusco está creciendo de manera exponencial lo que obliga a sus autoridades a tomar decisiones inmediatas para evitar su colapso. En la misma urbe ya no hay espacios disponibles para construir viviendas por eso muchos se han visto obligados a invadir los cerros y se han apoderado incluso de zonas extremadamente peligrosas y de difícil acceso. Y en las urbanizaciones próximas al casco urbano el crecimiento es vertical, no queda otra cosa. En estos lugares se vienen levantando edificaciones que superan incluso los diez pisos, muchas sin autorización municipal.

Que el crecimiento sea vertical no está mal, sino todo lo contrario porque facilita una mejor administración urbana y permite centralizar los servicios de agua, alcantarillado, electricidad, comunicaciónes y otros, pero siempre y cuando se construya de acuerdo a las normas y recomendaciones modernas y con autorización municipal y no a la suerte de dios.

Da la impresión que Cusco se expande sin planificación urbana. Se nota que hay desidia por parte de las autoridades para enfrentar este reto. Y será muy tarde cuiando se den cuenta de la barbaridad vienen cometiendo por no contratar a expertos y resolver de la manera más técnica las necesidades habitacionales de la población.

Como no hay planificación la ciudad crece hacia los cerros y hacia Saylla y la Pampa de Anta pero, lamentablemente, de manera desordenada. Casi todas las edificaciones se han levantado al borde de la carretera interoceánica sin dejar los retiros que obliga el reglamento de construcciones, convirtiendo a esta importante vía prácticamente en una larga avenida estrecha, lo que está provocado una serie de problemas en el tránsito vehicular y peatonal.

Lo correcto hubiera sido que se urbanicen estas zonas, incluyendo en el diseño áreas reservadas para calles y avenidas, parques, hospitales, colegios y otros servicios públicos.

Todavía no es tarde pero, si esto no se hace ahora, después será imposible porque todos los propietarios de terrenos harán lo que les viene en gana, lotizándolos o ,lo que es peor, ser invadidos. Y se producirá el mismo problema de hace 45 años, en que el gobierno de Velasco se hacía de la vista gorda y hasta alentaba las invasiones, generando un caos en la propiedad y en el crecimiento de las ciudades.

En Cusco, está ocurriendo algo parecido, la ciudad crece de manera desordenada, causando serios problemas a la administración municipal porque tiene que verse obligada a construir escaleras, asfaltar calles inadecuadas y estrechas, llevar agua a lugares inaccesibles, como en el barrio de Santa Ana, Puquín y El Arco de Titi Caca, donde se hacen trabajos por gestión municipal, pero en condiciones realmente difíciles, para complacer a quienes construyeron irregularmente sus casas en estas zonas sumamente peligrosas. No quiero ni pensar que será de la suerte de estas viviendas y sus propietarios si por desgracia se produce un terremoto de gran magnitud.

Las autoridades tienen la obligación de hacer cumplir la ley para evitar el caos del futuro. Se tiene que trabajar ahora en una mejor planificación para una decuada expansión de la Ciudad, pensando siempre en el bienestar colectivo y no en las próximas elecciones. El Cusco necesita de más parques y áreas verdes, plyas de estacionamiento, terminales de buses y taxis, depósitos y grandes almacenes y sobre todo nuevas urbanizaciones, que mucha falta le hacen.

Una de las soluciones para esta falta de espacio, será el traslado del aeropuerto Velasco Astete de Quispiquilla hacia Chinchero, porque se dejará este inmenso espacio, pero no para convertirlo en una zona comercial más sino en un gran pulmón de la ciudad, donde el mayor porcentaje del espacio esté ocupado por áreas verdes y el resto por algunos edificios multifamiliares, museos, centros culturales y otros espacios que sirvan para el beinestar colectivo.

Todo se puede hacer siempre y cuando haya entendimiento entre los municipios y la Región y siempre que se quiera trabajar por el bien común y no pensando en satisfacer a unos grupos en perjuicio de otros por razones electorales. En este último viaje he notado que hay mucha politiquería, recelo y egoismo entre las autoridades. Todos quieren hacer lo que les parece, sin pensar que si eso es, o no, lo correcto. Y, lo más grave, es la corrupción. Muchos de los cusqueños con quienes he conversado piensan que el mayor problema es esta lacra. Me contaban que se hacen obras no por necesidad pública, sino por sacar siempre una ventaja económica.

Este concepto tiene que cambiar porque no se puede vivir en permanente duda y desconfianza de las autoridades. Al mismo tiempo, las autoridades tienen que demostrar que todo lo que hacen lo hacen con honestidad.Para eso solo se necesita actuar con transparencia y dando a conocer permanentemente los resultados de su gestión y sobre todo de sus gastos. rio. Mantenerse al margen de la ciudadanía solo alimenta la duda y la desconfianza.

Fujimori: Un buen actor frente a cámaras

18 octubre, 2013

El actor, perdón, el reo Alberto Fujimori, cumplió su primer papel escénico a cabalidad en su primera presentación en el juicio que se le sigue por haber desviado fondos públicos para pagar la línea editorial de los llamados diarios chicha, mostrándose demacrado, desalineado, despeinado, sin terno, ni corbata, con un tensiómetro en l mano y con una cara que daba pena, a diferencia de solo unos días atrás que declaraba muy suelto de huesos en RPP, su radio predilecta, enviaba twitters burlándose del gobierno, participaba de manera directa en política y criticaba a sus adversarios con sorna. El jurado para no caer en la trampa suspendió la audiencia hasta el próximo lunes.

Fue un show maquinado y urdido al mismo estilo con el que se denigraba, insultaba y calumniaba a los adversarios del entonces gobierno fuijimontesinista a través de los diarios llamados chicha.

Pero, nadie se tragó el sapo, mucho menos el jurado porque, a todas luces y flashes, este era un descarado montaje para impresionar a los magistrados y a la opinión pública y lograr que la pena por el desvío de 122 millones de soles que el reo utilizó ilegalmente para pagar a los diarios chicha, sea más benévolo y también, seguramente, para presionar al gobierno y lograr el indulto, negado por Humala.

Una vez más Fujimori quiere pasar de víctima, como lo pretendió antes de su pedido de indulto. Cómo creerle si no es la primera vez que pretende engañar a la opinión pública. Esa es su costumbre, desde la supuesta colitis aguda como consecuencia de haber comido bacalao o cuando fingió perseguir a Montesinos por la carretera central y el “Doc” se fugaba por el callao a bordo del yate “Carisma” rumbo a Panamá. Y lo peor fue su fuga del país con el pretexto de ir a una reunión de presidentes en Brunei y terminó afincándose en Japón luego de renunciar a la presidencia por fax.

Fujimori tiene que pagar los delitos cometidos. A través de los diarios chicha destruía moral y políticamente a sus adversarios revisando los titulares y sugiriendo personalmente los textos. En las instalaciones del Servicio de Inteligencia Nacional con Montesinos formó un equipo para la re-reelección que lo encabezaba el Almirante Rozas Bonucelli y contaba con la estrecha colaboración de Ricardo Vinitzki, Vicente Silva Checa, Daniel Borobio y Saul Mankevich, encargado de elaborar las estretegias de la campaña presidencial y la redacción de textos y titulares que él personalmente los revisaba y corregía para su publicación en los diarios chicha.

A través de estos diarios se denigraba a políticos. La mafia vinculada a Montesinos llegó al extremo de contratar un burdel a todo lujo, que funcionaba en Barranco, donde se filmaba a intonsos hombres públicos para luego amenazarlos con publicar esas escenas, generalmente extramatrimoniales, si no se sometían a sus exigencias y caprichos. Así cayeron parlamentarios, militares, jefes de instituciones públicas y muchos empresarios.

El propósito de Fujimori y Montesinos fue controlar absolutamente toda la prensa. Teniendo ese control fue más fácil obligar a los propietarios de los medios a despedir a los periodistas que trabajaban honestamente y no se sometían a ese chantaje.

Se doblegaba a los dueños de los medios y a sus adversarios a través de entregas de torres de dinero. Si no se lograba someterlos con plata lo hacían vía el chantaje. En esta segunda opción se valían de los informes de inteligencia, la Sunat y las interceptaciones telefónicas. Así, los habían caer de todas maneras.

Por estos graves delitos en agravio de personas y el estado, Fujimori tiene que responder ante la justicia y ojala que el jurado que ventila su caso no caiga en su juego, de pasar como víctima.

Una sentencia benigna que trae cola

16 octubre, 2013

Por más que el presidente de la Corte Superior de Justicia Iván Sequeiros y la juez Doly Herrera López se hayan desgañitado en dar explicaciones por la absurda sentencia de los vándalos que atacaron a las Fuerzas Policiales en el desalojo de La Parada, en octubre del año pasado, diciendo que la sentencia emitida corresponde al día 27 y no al 25, en que el sub oficial Percy Huamancaja Meza cayó de su montura y fue golpeado salvajemente y arrastrado por los vándalos y, no contentos con esto, los vándalos le rompieron las patas de su caballo con un fierro, no convencen a nadie. Al contrario han levantado una ola de protestas y el repudio es general.

De los 102 denunciados por vandalismo solo dos han sido sentenciados con penas de cárcel, los demás han quedado fuera o con libertad condicional, hecho que ha provocado un repudio general en la opinión pública.

Como no podía ser de otra manera la Fiscalía ha apelado la sentencia de la cuestionada juez y varias personas han solicitado la intervención de la OCMA para que se investigue a la magistrada y, en caso se encuentre algo irregular en su sentencia, se le destituya. A criterio de la fiscalía la juez Doly Herrera López impuso una pena por debajo del mínimo legal sin haber dado a conocer alguna atenuante.

Es realmente extraño que habiendo tantas pruebas gráficas y tantos testigos, no se haya hallado más culpables sino en dos de los denunciados. Esto pone en duda la conducta de la juez. Y como no es ningún secreto que en el Poder Judicial existe una incontrolable corrupción, una gran mayoría piensa que los comerciantes de La Parada han hecho una bolsa para lograr tan benigna sentencia. Ojala que los 13 vándalos acusados por tentativa de homicidio, disturbios y resistencia a la autoridad, del día 25 de octubre-2012, cuyos casos se ventilan en el 46 Juzgado Penal de Lima, salgan igualmente libres de culpa y pena. Eso ya sería una burla al país entero.

Con la benignidad de esta sentencia, no solo la población está indignada, sino la Policía porque la desmoralizan y la afectan tremendamente en la misión que cumplen.

En resumen, no hay pues garantía en el Poder Judicial.

Juegos Panamericanos: Un reto para todos los peruanos

14 octubre, 2013

Con la elección de Lima como sede de los juegos Panamericanos 2019, el Perú está, sin duda, en la boca de una gran parte del mundo por la importancia que tiene este evento, considerado después del Mundial de Futbol y las Olimpiadas, como una de las más relevantes del planeta. Así es aunque muchos todavía lo duden.

Bueno, desde hace algún tiempo, las miradas de quienes antes ni siquiera sabían que existía el Perú, se están dirigiendo a nuestro país porque somos una nación que está saliendo de su ostracismo económico y se esfuerza por mantener su estabilidad económica y crecimiento sostenido desde hace más de dos décadas, a pesar de las incomprensibles luchas y pugnas de algunos políticos que llegaron al poder solo para jalar agua para su molino.

Pero, no es solo la estabilidad monetaria, el crecimiento sostenido, la baja inflación o las grandes reservas que van llegando a los 70 mil millones de dólares lo que ponen al Perú en la vitrina del Mundo sino la belleza de nuestro suelo, los paisajes extraordinarios que tenemos en la costa sierra y selva, los maravillosos monumentos arqueológicos como Machu Picchu, Choquequirao, la reserva del Manu y Sipán, paisajes naturales como la Amazonia, Huaráz, el lago Titicaca y Paracas. Atractivos turísticos que se van conociendo poco a poco gracias a la magia de la televisión y el adelanto tecnológico de las comunicaciones móviles, las cámaras fotográficas digitales y la facilidad que ahora hay para viajar.

A esto tenemos que añadir el prestigio que ha adquirido la culinaria peruana gracias a Gastón Acurio, Osterling, Piqueras, Conroy y otros cocineros igualmente talentosos que han revolucionado y han hecho conocer las bondades de nuestra comida elaborada a base de insumos nativos hasta hace poco desconocidos a nivel internacional.

Como si todo esto fuera poco, tenemos un Premio Novel de Literatura, Mario Margas Llosa. En fin, hay muchas cosas que en los últimos años nos han puesto en los ojos del mundo como el crecimiento de la minería, especialmente el cobre y el oro y la contribución de cientos de plantas para uso medicinal.

Y como dicen que Dios es peruano, la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) elige a Lima en primera vuelta como sede de los Juegos Panamericanos 2019 con una votación sorprendente de 31 votos de los 57 disputados.

Luego de la fiesta, ahora viene lo bueno, organizar el evento con todas las de la ley, es decir aprovechando la ocasión para embellecer Lima, hacerla más segura y dotarla de toda la infraestructura necesaria para tan importante certamen que albergará a seis mil atletas y a miles de autoridades deportivas, acompañantes, periodistas y turistas.Pero no es solo la infraestructura que debe preocupar a los organizadores sino la preparación f´sica de nuestros atletas en todas las disciplinas. Sería vergonzoso que siendo nosotros los organizadores no tengamos atletas en todas las disciplinas o lo que es peor que estos no estén preparados para conseguir una buena cantidad de medallas. Como bien lo dice el congresistas Daniel Abugattás, de no estar bien preparados nuestros atletas, “Perú, como país, podría enfrentar el papelón del siglo, por el bajo nivel de sus representantes. Se está priorizando el cemento a la peparación física de nuestros deportistas. Los campos en los colegios emblemáticos no están siendo usado. Osea, hay campos pero no entrenadores”. Por otro lado lamentó que no exista una autoridad que maneje el depoerrte desde su inicio hasta la edad competituva.

Sin embargo, pienso que no hay mejor premio para una ciudad que quiere salir de su atraso, de su tránsito de locos, de sus calles inseguras y un desorden que nos tiene con los nervios de punta, que darle esta responsabilidad. Todo esto tiene que cambiar porque si no estaríamos engañándole a la Odepa, el organismo que nos dio su confianza, y estaríamos desaprovechando la mejor ocasión que tenemos para lavar definitivamente la cara de esa Lima horrible y sucia.

Esta es la primera vez en nuestra vida que organizaremos estos juegos panamericanos, reto que tenemos que asumir con orgullo y trabajando en unión y paz. No queremos que so pretexto de estos juegos deportivos hayan corruptos que se aprovechen para robar, políticos que se opongan a todo solo por el afán de figurar y que hayan ministros que no suelten el dinero solo por fregar. Queremos la unión de todos para afrontar este compromiso porque todos nos beneficiaremos, los dueños de hoteles, restaurantes, agencias de turismo, dueños de taxis, vendedores de artesanías, hasta el más humilde lustrabotas, porque todos vendrán a gastar a manos llenas, pero también a exigir que los atiendan bien, como se merecen y, en esto, hay que trabajar mucho. Que desde ahora se enseñe a los que ofrecen un servicio a no engañar, a no aprovecharse del turista, a que se esfuercen por mejorar la atención al cliente para hacerlos sentir bien.

Que los 720 millones de dólares presupuestados se cuiden centavo a centavo y se hagan las obras con honestidad y en el tiempo señalado. Desde hoy, la Municipalidad, el Comité Olímpico Peruano, el Instituto Peruano del Deporte y el Gobierno deben trabajar unidos, sin celos estúpidos y sin querer sacar tajada de este evento. Esteremos atentos a cada paso que se dé para denunciar con sus nombres a quienes quieran aprovecharse o se dediquen a poner trabas o piedras en el camino, sin ton ni son.

Ex alumnos del Colegio Miguel Grau de Abancay residentes en Lima rindieron homenaje al Héroe de Angamos

9 octubre, 2013

Miguel Grau Seminario, llamado “El caballero de los mares” por su impecable conducta y respeto a los derechos humanos en pleno fragor de la guerra con Chile, fue objeto de un merecido homenaje por los ex alumnos del Colegio Miguel Grau de Abancay, residentes en Lima.

La ceremonia tuvo lugar en las instalaciones del club Apurímac, donde el presidente de la institución Juan Olazábal dio la bienvenida a los asistentes y los felicitó por la iniciativa de rendir homenaje a tan ilustre personaje de nuestra historia y la vez les instó a unirse alrededor de su figura, ofreciéndoles, además, la casa de todos los apurimeños para que puedan utilizarla en sus reuniones.

Igualmente, hizo entrega de distintivos a los ex presidentes del Club Apurímac y miembros de la directiva transitoria de la Asociación de ex alumnos y pidió, a sugerencia de los ex presidentes, que la junta transitoria se quede por lo menos un año para cumplir con sus objetivos de reorganizar la institución y luego convocar a elecciones, pedido que fue aprobado con el aplauso unánime de los asistentes.

El discurso de orden estuvo a cargo del Secretario General de la Junta Transitoria de la Asociación César Bedoya, quien recordó y rindió homenaje a la primera junta directiva de la institución como pionera de estas celebraciones, la misma que estuvo presidida por Edgar Ramírez Canaval e integrada por Darcy Salas, Luis Tejada, Juan Morales, Javier Triveño, Rubén Gamarra, Herberth Castro, Hugo Viladegut, José Garay, Máximo Salazar, Guillermo Recharte, Victor Raúl Triveño, Juvenal Tello, Lucio Castro David Loza y Armando Fernández.

César Bedoya, en una parte de su intervención dijo que nos habíamos reunido por el imperativo moral de rendirle tributo a nuestro héroe, el Almirante Miguel Grau Seminario y a nuestro Glorioso Colegio en su 124 Aniversario de creación. “Estamos en este recinto, además, para reafirmar nuestros sentimientos de fraternidad, solidaridad y compañerismo y a la vez reencontrarnos con nuestra época de estudiantes”. Dijo, emocionado.

Un grupo de ex alumnas del Colegio Santa Rosa encabezadas por la vice presidenta Silvia Cárdenas Cornelio se hizo presente en el escenario para expresar su saludo a los ex alumnos del Grau, siendo muy aplaudida, por el gesto.

El marco musical, como no podía ser de otra manera, estuvo a cargo de un ex alumno de brillante carrera artística, el cantautor Pepe Garay, quien nos emocionó interpretando temas en homenaje al plantel donde estudiamos, y a la ciudad de Abancay. Estuvo acompañado por el grupo Raíces del Perú.

El brindis de honor lo hizo el presidente de la Junta Transitoria Mario Levy quien, igualmente, llamó a la unidad de todos los ex alumnos y prometió trabajar por el fortalecimiento de la institución. Luego, alzando su copa de pisco souer dijo ¡salud! Y todos al unísono le respondieron igualmente con otro ¡Salud!

En momento oportuno, Desiderio Cornelio pidió la palabra para decir que durante la educación secundaria en el Colegio Grau “lo primero que me enseñaron fue hacerme conocer quién era nuestro patrono: Miguel Grau Seminario, ejemplo de valores. Es importante recordar la figura de nuestro Gran Almirante, no solo como el héroe que a los 45 años de edad, en la plenitud de su vida, se inmoló a bordo del monitor Huáscar, dando muestras de un indiscutible heroísmo y dejando un legado de valor y sacrificio, sino también como un hombre de ejemplo para las nuevas generaciones, cuyo accionar deja un profundo mensaje de principios muy elevados”.

En efecto, fue un momento de emociones y sentimientos y un reencuentro con quienes pasamos por las viejas aulas del local ubicado todavía en la calle Arequipa de la Ciudad de Abancay y aquellos que continuaron en su nuevo local.

Daba gusto ver conocidos rostros de representantes de las más antiguas promociones como de las más recientes. Allí estaban Hugo Ramírez Canaval, el gringo Juan Fisher Ascarza, Gastón Fernández, Lucho Carpio, Toño Contreras, los hermanos Carlos, Lucho y Pepe Garay, Moico Castañeda acompañado de sus hermanas Dora y Esperanza, Mauro Chipana, Elías Desiderio Cornelio, los hermanos Víctor y Benigno Valdiglesias, Mario y Oscar Sullcahuamán, Enrique Trujillo, los hermanos Máchi, Raúl y Elio Salazar Castro, este último llegó de los EEUU especialmente para esta ceremonia y para estar presente en la celebración del 97 cumpleaños de su mamá la señora Rosario Castro Vda. De Salazar.

No faltaron, igualmente, Javier Triveño, Amilcar Velarde, Hugo Chauca, la ex profesora del plantel Hilda Triveño, Camilo Miranda, Paco Gutiérrez y familia, Sergui Raúl Miranda, hijo de Arturo, Luis Sierra Ballón, hijo de Bernanrdino, Joselo Valenza, Julio César Castañeda, hijo de Nilo, Anibal Guerrero, Wilber Delgado y, claro, todos los miembros de la Junta Transitoria de la Asociación de Ex alumnos del Colegio Miguel Grau en Lima encabezados por su presidente Mario Levy Navarro e integrada por Milvio Casaverde, César Bedoya, Norberto Loayza, Jorge Muñoz, Carlos garay, Alfredo Castañeda Jesús Miranda y Luis Castañeda Pinto.

En el pasadizo principal del local, Jesús Miranda presentó una exposición fotográfica de las distintas promociones que a muchos les hizo emocionar hasta las lágrimas porque no se esperaban verse plasmados en una muestra fotográfica de la bella época de estudiantes.

Pienso que la organización estuvo muy bien, igualmente el menú del almuerzo, muy abanquino y delicioso, el mismo que consistió en tamales de entrada y como plato de fondo los tradicionales tallarines con gallina, acompañados de rocoto relleno y ccapcchi de morayas. Bastó este contundente y suculento plato para que todos quedáramos satisfechos. Tampoco faltaron la marinera, el vino, el pisco y la magnífica presentación de comparsa “Bella Abanquina” dirigida por Germán Quispe Sullcahuamán, para ponerle ese toque abanquinísimo a una fecha tan importante.

Felicitaciones a los organizadores y esperamos que no desmayen en la tarea de reorganizar la Asociación de ex Alumnos.

Ruptura del diálogo es solo un pretexto para chantajear al Gobierno

4 octubre, 2013

De manera orquestada y con un descaro propio de ellos, los ex presidentes Alan García y Alejandro Toledo, investigados por graves delitos de corrupción, han roto el diálogo con el Gobierno, ofendidos por las últimas declaraciones del presidente Ollanta Humala quien, antes de su gira a Tailandia para participar en el Foro Económico Asia Pacífico (APEC), no ocultó su preocupación por la imagen que daba el Perú con un ex presidente preso por diversos crímenes y los otros investigados por corrupción. Como si esto no fuera verdad. Estamos seguros que cualquier cosa que diga el presidente servirá de pretexto para criticarlo y sacar ventaja.

Anteriormente, Keiko Fujimori, la lideresa del fujimorismo, ninguneó el diálogo y no se presentó con el propósito de presiopnar al gobierno para lograr la prisión domiciliaria para su padre, al haber fracasado el pedido de indulto.

Está claro que la actitud de los ex presidentes no es más que un pretexto para chantajear al Gobierno y lograr beneficios. Son unos caraduras porque, no contentos con manejar el congreso como su chacra y al poder judicial como la prolongación de sus locales partidarios, ahora quieren someter al ejecutivo.

Nadie puede negar que los tres están unidos por un solo cordón umbilical: La corrupción.

Por otro lado, está demostrado que Fujimori quiso engañar descaradamente con su salud para lograr el indulto. Un hombre con una severa depresión y un cáncer terminal, no puede estar enviando mensajes y participando activa y directamente en la política nacional, y menos estando impedido por su condición de reo. Si él tiene esas gollerías, entonces ¿Por qué no se le da el mismo trato al resto de presos que purgan condena en las cárceles de todo el país, incluidos Vladimiro Montesinos, Abimael Guzmán y todos los narcotraficantes y secuestradores?

El juego de los tres ex mandatarios es claro, hacerse las víctimas. Pobrecitos ¿no? Son unos angelitos que jamás se robaron un solo centavo. Los malos somos nosotros, los honestos, los cojudos, los que los elegimos y seguramente los volveremos a elegir, los intonsos que nos tragamos los sapos y todavía creemos en la justicia y en la democracia. Ellos, ¡Son inocentes!

Que Cipriani pida al Vaticano su canonización.

A Laura Bozzo tampoco la quieren en México

3 octubre, 2013

Laura Bozzo creyó que yéndose de Perú, luego de haber ensuciado hasta la saciedad las pantallas de nuestra televisión haciendo asquerosidades en los sets para captar la atención de un público ignorante y ávido de ganarse unos reales lamiendo axilas y haciéndose abofetear en cámaras, podía seguir engañando a los televidentes de otros países, se equivocó de canto a rabo.

Los mexicanos no soportaron más de su programa basura en Televisa y piden su expulsión. No sabemos a dónde irá porque en Perú tampoco la queremos ver por más que su amigo Beto Ortiz se haya esmerado en ayudarla a limpiar su imagen en su Programa “El valor de la verdad”, donde estaba claro que las preguntas habían sido estructuradas con el único propósito de lavarle la cara a la cuestionada animadora de televisión y no con el afán de incomodarla, sobre todo en lo relacionado a sus vínculos con Vladimiro Montesinos y el papel que desempeñaba en el gobierno de Fujimori.

Si bien es cierto que fue declarada inocente por el delito de haber recibido dinero y joyas de Montesinos, quienes trabajamos en ese tiempo en la televisión de la competencia, sabíamos que su carcelería no fue en vano porque casi toda la planilla para el pago de su personal, y algo más, venían de la salita del SIN. Fue una pieza clave en la maquinaria de propaganda en favor del gobierno dictatorial de Fujmori y no tuvo escrúpulos de hacer las peores barbaridades, que no se pueden hacen en la televisión, para mantener idiotizadas a las amas de casa y se olviden de la crisis económica espantosa ocasionada por efecto del llamado fuji-shok.

Laura Bozzo siempre hizo negocio con la pobreza de la gente. Y en México siguió en lo mismo. Llegó al colmo de aprovecharse de la situación de emergencia, como consecuencia de las torrenciales lluvias e inundaciones, para hacer un programa que no tenía precisamente el propósito de ayudar a los damnificados sino aprovechar la ocasión para hacer rating, tal como hizo en Pisco luego del terremoto que afectó a gran parte de su población.

La periodista Carmen Aristegui, de reconocida trayectoria en su país y comentarista de la CNN de los EEUU, no solamente ha criticado la forma cómo actúa Laura Bozzo, sino que ha solicitado la pena de cárcel por usurpación de funciones.

Es una pena que una compatriota haga quedar mal parado el nombre del Perú, porque en México no le dicen solo Laura Bozzo, sino “la peruana Laura Bozzo”. Felizmente que hay otros nombres que sí ponen muy en alto el nombre de nuestro país como Ricardo Blume y Tania Libertad.