Archive for 28 julio 2011

Primer gobierno de izquierda elegido asume funciones en Perú

28 julio, 2011

Jurando de manera simbólica por la Constitución del 79, en claro gesto democrático y reinvindicativo que sacó de sus casillas a los fujimoristas, y sin la asistencia de Alan García que prefirió desairar a la majestad del congreso enviando la banda con el jefe de la casa militar por temor a las rechiflas, juró Ollanta Humala Tasso como Presidente Constitucional de la República, convirtiéndose en el primer mandatario de izquierda elegido por el pueblo. Salvo que su izquierdismo haya sido solo para ganar las elecciones.

Pero este no fue el único desaire. Rato antes, en la misa y Tedeum, el Cardenal Juan Cipriani desplantó a la alcaldesa de Lima dejándola de mencionar al inicio de su homilía como sí lo hizo con otras autoridades. Esto demuestra que su sectarismo político no le permite practicar los buenos modales ni cuando está en la casa de Dios.

En el congreso, la conducta destemplada, intolerante y vulgar de los fujimoristas encabezados por Martha Chávez y Ruth Salgado empañó el inicio de la imponente ceremonia de asunción y lo único que lograron con esto fue avergonzar al Perú ante los ilustres mandatarios de varios países que estuvieron presentes en el acto. Esa es la clase de congresistas que algunos han elegido, que no respetan nada, ni a nadie. La actitud de Martha Chávez rechazando el estilo de juramento de Humala fue estúpida y escandalosa, una reacción destemplada. Mucho más censurable fue decir que, por ese estilo de juramento, no lo reconocía como presidente. Y lo peor es que lo repitía a grito destemplado durante todo el discurso. Reiterar a grito destemplado que el gobierno de Humala era de facto es una povocación golpísta, olvidando que ella, días antes, juró con todo desparpajo por su jefe, el reo Alberto Fujimori, el dictador que cerró el parlamento y el más corrupto de toda la historia.

Pero esto no puede quedar así, debería plantearse una sanción ante el pleno del congreso porque no es justo que esta desequilibrada y mal educada congresista nos haya hecho quedar mal ante el mundo y en nuestro Aniversario Patrio. Por decoro, sus propios colegas de bancada deberían ponerla en su sitio para que no crea que el Congreso de la República es una cloaca. Se la debe suspender sin goce de haber para que le duela porque no es la primera vez que la hayayera del chino se mete en escándalos. Es pleitista por naturaleza. Tampoco es la primera vez que insulta a sus propios colegas, pero lo que hizo hoy no tiene nombre. Pensamos que había madurado pero está peor, más vulgar, más agresiva y más indecente. Es la misma que amanazó al juez San Martín, la misma que dijo que los estudiantes de La Cantura se habían autosecuestrado, la fanática fujimorista que recibió una pedrada en la plaza de Armas de Chiclayo cuando celebraba el autogolpe de su jefe.

Y bien, dejemos de lado estos vergonzosos incidentes porque lo que más importa ahora es comentar el mensaje presidencial. Este fue claro, conciliador, esperanzador e inclusivo. No fue detallista ni plagado de números, como algunos hubieran querido. Por eso no fue aburrido. Ollanta dijo que luchará porque la exclusión social desaparezca en los más de 800 distritos más pobres del país. Invocó por una vida digna y una vejez protegida. Mencionó que su gobierno enfatizará en la reforma del estado, el respeto por la democracia, la libertad, la redistribución de la riqueza, la paz, justicia, transparencia, concertación y soberanía.

Entre otras cosas, dijo también que respetará los tratados de libre comercio y otros compromisos internacionales adquiridos por los anteriores gobiernos. Ofreció un aumento en el sueldo mínimo vital de 75 soles, este año, y otros 75 el próximo, hasta completar los 750 soles que ofreció en la campaña, instalar un Consejo Económico Social para fortalecer la concertación social. Asimismo y la reestructuración del programa Juntos para que llegue a los distritos más deprimidos. Se otorgará una pensión de 250 soles a todos los pobres mayores de 65 años. Se dará desayunos y almuerzos a los escolares y se ampliará a ocho las horas de estudio, al mismo tiempo que se promoverá el deporte para combatir la obesidad de los niños. A los jóvenes de bajos recursos económicos se les dará becas para que terminen sus estudios superiores y, a la vez, se vigilará el otorgamiento de títulos profesionales, para evitar engaños.

Humala, igualmente, anunció el reforzamiento de los sistemas de salud construyendo hospitales en todas las provincias del país. Agrobanco dará préstamos familiares a los agricultores para que salgan de la pobreza. Se alentará la explotación privada de los recursos naturales con pleno respeto a las comunidades nativas y al medio ambiente. Los contratos con la empresas mineras serán respetados y el canon será mejor utilizado. El gas del lote 88 será prioritariamente para uso de los peruanos, bajándose el precio sin distorsiones en el mercado y sin fomentar el contrabando.

En cuanto al transporte se promoverá una marina mercante más eficiente, puertos más competitivos, una línea aérea de bandera, se apoyará la construcción de proyectos ferroviarios y se dará prioridad al transporte público de la ciudad. Uno de los anuncios en el que Humala puso énfasis fue la reconstrucción de Pisco, tarea en la que participará el Batallón de Ingeniería del Ejército. Se trabajará, asimismo, en la prevención de los desastres.

Se propondrá buscar una mayor vinculación con los gobiernos regionales y locales, promoviendo reuniones y haciendo un seguimiento de los proyectos. Se aplicará una política eficaz para combatir la delincuencia y se implementará el trabajo físico para los condenados por delitos graves. No se legalizará las drogas, al contrario, se alentará los cultivos alternativos y será inflexible en la lucha contra las bandas de narcotraficantes. Los delitos de corrupción no serán imprescriptibles y los autores no podrán gozar de beneficios.

Sobre las fuerzas armadas dijo que recuperará la moral de los efectivos mejorando sus salarios y cerrando la brecha económica entre los distintos grados. Del mismo modo, anunció que se acatará el fallo de La Haya en la controversia marítima con Chile y se mejorará la defensa consular de los migrantes en todas nuestras embajadas.

Fue un discurso esperanzador, que no pudieron opacar los fujimoristas, ni los comentaristas de la televisión. Pero, la guerra está avisada: A Humala lo acosarán hasta verlo fracasar. La derecha estará tras él y de todos sus funcionarios porque jamás le perdonará que haya ganado limpiamente en las elecciones y ahora esté ahora al frente del primer gobierno de izquierda elegido por el pueblo. Ojala nomás que no lo capturen y lo manejen a su antojo. Eso sería un engaño y una traición al pueblo.

Para evitar este peligro latente y por el bien del país hay que ayudarlo a gobernar. Pero, para que esto ocurra, lo primero que debe hacer Humala es sacar a luz todos los actos de corrupción y facilitar que el poder judicial castigue ejemplarmente a sus autores. Debe cuidarse que la oposición, siempre intransigente y destructiva, lo hunda. Porque si él se hunde nos hundimos todos. Evitemos que los grupos de poder que manejan los medios de comunicación lo pongan contra la pared para sacar ventajas. Destapemos sin temor las jugarretas de esa prensa acostumbrada a jugar en pared con las encuestadoras para tirarse abajo a ministros de estado, Jefes de instituciones y hasta a presidentes. Si realmente queremos el cambio, tan esperado por la gran mayoría de peruanos, el gobierno tiene que trabajar con inteligencia, valentía y honestidad, de lo contrario, seguiremos sumergidos en el fango del continuismo que hasta ahora solo nos trajo atraso, desigualdad y violencia.

La pelota está en su cancha. Ahora, dependerá de él que el Perú cambie.

Angurria destroza Perú Posible

26 julio, 2011

Lo que se veía venir. La angurria por conseguir una tajada en el nuevo gobierno destroza a Perú Posible, el partido político fundado por el ex presidente Alejandro Toledo. Las pugnas de sus más connotados dirigentes por colocar a sus allegados en puestos ministeriales han provocado la renuncia de su Secretario General Javier Reátegui.

La crisis interna no es reciente, empezó inmediatamente después de la derrota de su líder Alejandro Toledo en las pasadas elecciones como consecuencia de un pésimo manejo en la campaña a cargo de Carlos Bruce, desacierto que terminó por hartar a los dirigentes chakanos. La ira general llegó al extremo que Elianne Karp, esposa de Toledo, le llenó de insultos de grueso calibre a Bruce y hasta le arrojó una silla en la cabeza.

Luego de estos pleitos, las broncas vinieron una tras otra por los nombramientos en el nuevo gobierno. Nadie en PP está de acuerdo con el nombramiento de Rudecindo Vega como Ministro de Trabajo porque fue producto de una jugarreta entre Bruce y Toledo, cuando el fijo era Juan Sheput por consenso. otro de los mencionados fue
Alberto Borea para el Ministerio de Justicia, sin embargo quedó fuera.

El ex presidente, quien debe llegar de los EEUU en el curso de las próximas horas, envío un correo electrónico en el que dice “Con asombro e indignación he visto que los dirigentes del partido están ventilando disputas internas en los medios de comunicación, dañando seriamente la credibilidad de nuestra organización política” y les pide que dejen de brindar declaraciones a los medios de comunicación hasta su regreso al país.

Estas pugnas no le hacen nada bien al partido ni a la democracia porque sacan a Luz los oscuros intereses que envuelven a los dirigentes de las agrupaciones políticas. Y, en este particular entripado, Toledo creyó que por el hecho de haberle brindado su apoyo a Humala en la segunda vuelta electoral, podía imponer sus condiciones y hacer de las suyas. Tuvo el descaro de decir que “si no hubiéramos participado nosotros, no habría ganado Ollanta” Y como si esto fuera poco afirmó que “Con nosotros puede hacer mucho, pero sin nosotros no puede hacer nada” pretendiendo ponerle en jaque a Ollanta. Lo que ignora es que, por más que él no hubiera votado por Gana Perú, sus militantes sí lo hubieran hecho, tal como lo hicieron. El desbande, como consecuencia de su fracaso electoral, ya era notorio, por eso un grupo de tecnócratas de su agrupación, sin consultar a nadie, menos a él, le dieron su apoyo a Humala.

Otra cosa que olvidan es que Perú Posible no fue el único partido que abiertamente brindó su apoyo a Humala, lo hicieron también Acción Popular, las agrupaciones de izquierda, estudiantes, sindicatos, connotadas personalidades como Mario Vargas Llosa y, claro, gran parte del electorado. Y todas estas agrupaciones y personas no reclaman nada, no piden ministerios, no exigen que se les coloque en puestos públicos.

Todo esto pues no hace más que confirmar que nuestros políticos adolecen de decencia política y que son capaces de zurrarse en la moral pública por sonseguir un puesto.

Alan se va envuelto en un manto de corrupción

24 julio, 2011

Pudiendo haber pasado a la historia como un buen presidente, Alan García se va de palacio sin pena ni gloria, envuelto en un manto de corrupción, inaugurando obras inconclusas que tendrá que acabarlas el próximo gobierno, en las que se tuvo un especial cuidado de colocar placas resaltando su nombre, sin que importe su equipamiento o funcionamiento. Con él se van los frustrados sueños de Víctor Raúl haya de la Torre, fundador del Partido Aprista Peruano de convertir al Perú en un país indoamericano revolucionario, próspero y grande. Un país para todos los peruanos y no solo para unos pocos, donde no haya excluídos, marginados ni discriminados. Un gran país de trabajadores manueales e intelectuales gobernados por mandatarios honestos.

Se va, dicen, con una aceptación del 40% que las encuestadoras le regalan, estoy seguro, como agradecimiento por los favores recibidos y con una prensa que nos repite a diario que no hay que ser mezquinos para reconocer su obra, como si los presidentes elegidos por el pueblo no tuvieran la obligación de hacer obras y servir al país y no servirse de él. La única obra que ayudó a ejecutar con su plata y la de sus amigos de Odebrech, beneficiados con millonarias licitaciones, fue el Cristo del Pacífico pero, con un interés especial, de ser recordado por los creyentes como un presidente que ejecutó 100 mil proyectos.

Los habitantes de Pisco, Bagua y Puno, también lo recordarán, pero con la frente fruncida, apretando los puños y mordiéndose los labios.

Los que sí llorarán su ausencia y le pondrán velas a la Beatita de Humay para que vuelva serán los funcionarios de Cofropi, los dueños de la gran minería, del gas, la industria de la construcción y los miles de apristas que se beneficiaron con jugosos sueldos por no hacer nada.

Alan se va dejando muchas bombas de tiempo que le estallarán en la cara a Ollanta Humala. Se despide sonriente porque sabe que las deudas con sus amigos empresarios están saldadas hasta el último centavo y, las otras, contraídas con los desocupados, con los que viven con un miserable sueldo mínimo, los campesinos sin tierra, los empleados públicos de bajo nivel, la policía, los maestros, los jubilados, los soldados, tendrán que esperar.

Se despide de palacio no sin antes haberse asegurado que los miles de apristas contratados a última hora sin mérito alguno, se quedarán en las instituciones públicas para guardarle las espaldas, al igual que algunos funcionarios claves como el presidente del Banco Central de Reserva y el nuevo ministro de economía que, para su buena suerte, ¿o vara mágica? Es su ex vice ministro de hacienda.

Alan se va con el sabor de la tarea cumplida en la macroeconomía y con sus amigos de la Confiep pero, sin haber hecho la reforma del estado que tanto le reclamó el pueblo, porque simplemente no quiso. Tampoco estrechó la brecha entre ricos y pobres. Sus cifras son falsas, engañosas y mentirosas. No hay disminución de la pobreza en Huancavelica, Apurímac, Cusco y Ayacucho. No se ha terminado con el analfabetismo como se nos dijo en todos los medios y se sigue pregonando a los cuatro vientos. La construcción de colegios emblemáticos fue más para las tribunas que en beneficio de la educación. Se gastó una millonada en estos locales, muchos de ellos mal hechos o inconclusos y casi nada en la infraestructura educativa básica, en Lima y provincias. Lo único que se ha hecho en educación es llenar de funcionarios y empleados ineptos de filiación aprista en las UGEL (Unidad de Gestión Educativa Local)y otras dependencias de este importante sector. En resumen, la reforma de la educación es un fracaso.

Por otro lado, no es una una exageración afirmar que la corrupción, la delincuencia y la impunidad son las más grandes lacras que nos deja este gobierno. No solo no se ha querido combatir, sino que han aumentado.

Por eso, nadie se explica cómo es que, a pesar de la gran cantidad de dinero que se gastó en la erradicación de los cultivos, la producción de coca haya crecido en los últimos cinco años, Para colmo, siguen muriendo policías emboscados por el narcoterrorismo. Los secuestros, asesinatos, los robos a mano armada, los accidentes en las carreteras, las coimas y la corrupción policial, son cosa de todos los días.

De qué sirve que Alan se vaya dejando una macroeconomía saneada, muy diferente al desastre económico de su primer gobierno, cuando la mayoría de la población sigue en la misma situación de miseria. De qué diablos sirve que las reservas superen los cuarenta mil millones de dólares cuando los bolsillos del pueblo están vacíos. No puede haber justicia social si solo los de arriba están muy bien y, los de abajo, peor que antes. Así no se puede decir alegremente que este fue un gobierno exitoso.

La descomunal propaganda de los últimos días, en radio, diarios y televisión, promocionando las obras del gobierno, es una muestra del gran despilfarro económico, una forma de pagar el apoyo de la prensa sobona. Se prefirió tirar la plata en publiciad y no terminar las obras complementarias del tren eléctrico, ni del nuevo Hospital del Niño. Haciendo un cálculo a grosso modo, el estado gastó en estos últimos días más que en el último año. Los medios deben estar felices ¿Por qué esta agresión publicitaria? Sin duda es un anticipado y bien estudiado trabajo proselitista del mandatario que quiere repetir el plato por tercera vez y una demostración que no es solo un glotón con la comida sino también con la política.

Adios, señor presidente. Pudo usted haber hecho mucho más, pero no le dio la gana. Que Dios y la Patria lo juzguen.

Hugo Chávez se aferra más al cargo que a la vida

14 julio, 2011

Es verdad que nadie está libre de un cáncer, la enfermedad que no respeta a nadie y, en la mayoría de los casos, no se la puede combatir ni siquiera con el adelanto de la ciencia, mucho menos con el poder del dinero o el poder político, salvo que sea en sus inicios. Y quien es atacado por este terrible mal, tiene que saber afrontar con valentía y resignación su cada vez más cercano camino a la muerte.

Por eso resulta sorprendente que Hugo Chávez se aferre más al cargo que a la vida. Su empecinamiento por seguir en el poder no hace más que agravar su situación y la estabilidad política de su país, al que no dudamos lo ama entrañablemente, por más equivocado que esté en su manera de conducirlo.

Lo remendable sería que deje el cargo y se dedique de lleno a restablecer su quebrantada salud para luego, si la suerte lo acompaña, dedicarse a tareas menos estresantes y disfrutar de la compañía de su familia y amigos, más aún sabiendo que le quedan pocos meses o años de vida. Y si quiere seguir en el candelero político, que es lo que más le gusta, bien podría dedicarse a aportar con su experiencia y conocimientos en los foros y debates políticos. Los debates siempre son buenos para que exista un equilibrio de poderes.

Chávez debe asumir la responsabilidad política de dimitir por razones de salud y que sea su vice presidente quien continúe su mandato para que este, al final del mandato, convoque a elecciones. Esa debe ser su actitud patriótica y no hacer lo contrario, es decir atornillarse al cargo. En su amigo Fidel Castro tiene un buen ejemplo quien, igualmente, por razones de salud tuvo que entregar el cargo a su hermano Raúl. Salvo que quiera morir en la casa de gobierno por los homenajes, no se justifica su actitud. Pero, igual, muera o no en la silla presidencial, se le enterrará con todos los honores de su alta investidura, si eso es lo que teme perder.

Forzar su permanencia en la presidencia no es lo más recomendable porque, no solo se agravará su mal sino que, agravará también la crisis política y económica de su país. No olvidemos que la incertidumbre mata más que el mismo problema. Y la situación en Venezuela no es color de rosas, sino todo lo contrario, ya se está poniendo del color de los polos que usan sus partidarios para endiosarlo.

Por otro lado es absurdo el secretismo con que se viene manejando la salud de Chávez. No se sabe si su cáncer es a la próstata, al colon o a la vejiga. Si su mal está haciendo metástasis o ha sido controlado, si necesita quimioterapia o no. Y claro, ante este absurdo secreto de estado, las especulaciones, los dimes y diretes y las bolas corren como reguero de pólvora por las calles. En esta situación nadie quiere hacer nada hasta que las cosas se aclaren y se diga cuál será el rumbo que seguirá el gobierno.

Por eso, se hace cada vez más urgente una actitud valiente y honesta del mandatario Hugo Chávez, por el bien de su país.

No al chantaje de los transportistas

12 julio, 2011

La Sociedad de Transporte urbano anuncio para este miércoles 13 un paro de 24 horas contra de la renovación de las unidades destartaladas, incómodas y piratas. Este es un chantaje que debe ser rechazado por toda la población porque no es posible que un grupo de mafiosos pretenda seguir haciendo de las suyas en perjuicio de toda la ciudadanía. Felizmente que solo es una pequeña agramieción y no la totalidad de transportistas.

Es increíble que en lugar de apoyar la iniciativa municipal para renovar las unidades obsoletas y pequeñas que solo causan graves problemas en el tránsito y constituye un atropello contra la ciudadanía, estos irresponsables empresarios, acostumbrados a lucrar en la informalidad, se opongan a esta solución.

Esperamos que la alcaldesa no caiga en este chantaje y no se asuste al primer griterío en las calles. Tampoco que haga caso a quienes lloriquean con lágrimas de cocodrilo frente a las cámaras de televisión quejándose que esa ordenanza municipal es un abuso y que el transporte es el único medio de sustento que tienen. Cuántos quisieran tener ese privilegio de contar por lo menos una unidad para ganar el dinero que ellos ganan.

Ya es tiempo que alguien ponga freno a los abusos de estos transportistas abusivos que no solo tienen una unidad, sino muchas y en varias rutas porque a base de triquiñuelas han sacado licencias por doquier. En este mundo campea la coima, la burla y la prepotencia. La mafia del transporte no tiene reparos en contratar a menores de edad y choferes con brevetes fraguados. No dan boletos, por consiguiente no pagan impuestos, ni siquiera las papeletas que por cientos acumulan sus conductores. Sus unidades corren en forma temeraria cuando les parece y caminan como tortugas o se quedan una eternidad en las esquinas esperando pasajeros. No respetan los paraderos ni tienen horario. Sus choferes son temerarios y los ayudantes malcriados, no respetan a los ancianos ni a los niños. Siendo tan pequeñas sus unidades las llenan de pasajeros como si fueran latas de sardinas. Ponen sus equipos de sonido a todo volumen con la peor música del mundo. Hablan grosería y media entre ellos. Y, si la policía los para, se libran de las sanciones dándoles coimas para seguir haciendo de las suyas en la informalidad. Algunos se abastecen de combustible en los grifos, con pasajeros, poniendo en peligro sus vidas. Cambian de ruta cuando quieren para evitar atolladeros que ellos mismos provocan y cobran lo que les viene en gana.

¡Esto tiene que acabar! Por eso, todos tenemos el deber moral de apoyar la iniciativa municipal. Y este apoyo no debe ser solo de las autoridades y los usuarios sino, sobre todo, de la prensa que, lamentablemente, juega a dos ases. Claro, como la mayoría de los dueños de medios no se ha subido jamás a una combi no sabe lo que es el infierno. En su afán de hacer noticia y subir el rating mandan entrevistar a choferes que lloran, a ayudantes que viven en la peor miseria y hasta muestran sus casas. ¿Por qué no muestran las residencias que tienen los empresarios del transporte? ¿Por qué no dicen cuántas unidades tienen? ¿Por qué no dicen cuánto ganan explotando a los usuarios, choferes y sus ayudantes?

¿De qué lado están?

Si queremos que haya un cambio en el caótico tránsito que padece la capital ayudemos de manera franca estas iniciativas municipales dejando de lado las ojerizas políticas. Es tiempo que algo nos una.

Por eso, este miércoles digamos al unísono ¡No al chantaje!

Por fin corre el tren eléctrico

11 julio, 2011

Después de 25 años de haberse iniciado los trabajos para que Lima cuente con un tren eléctrico, inaugurado en su primera etapa con bombos y platillos todavía en el año 2005 por el aún joven presidente Alan García, antes que dejara palacio, luego de su desastroso gobierno de inexperiencia, devaluaciones de nuestra moneda y una corrupción generalizada, hoy lo volvió a inaugurar y el tren por fin ya corre por la ciudad, coincidentemente, 17 días antes que el líder máximo del Apra termine su segundo mandato.

Y tal como ocurrió aquella primera vez, en que se inauguró un tramo de solo tres kilómetros, esta vez se hizo sin que los trabajos se hayan terminado a plenitud. Tampoco cuenta con los suficientes vagones y hasta la electricidad que consume le alcanzará solo hasta diciembre.

Sin embargo, esta inauguración no deja de ser importante. Es un hecho histórico, trascendental que seguramente recordaremos por muchos años porque, después de la estupidez de retirar los tranvías, por fin Lima cuenta con un tren eléctrico. Es un gran avance en los esfuerzos de solucionar el caótico problema del tránsito.

Ya no hagamos más olas.

Si pues, mejor nos callamos la boca para no arruinarle la fiesta al presidente y para que no nos digan aguafiestas. Al fin y al cabo Alan cumplió su palabra de entregar a la Capital un tren eléctrico. Algunos dicen que no importa que haya costado un huevo de plata y que se hayan tirado una buena parte. Ese es el resultado de nuestra idiosincrasia: “No importa que se roben la plata con tal que se hagan obras”.

Eso me saca de quicio, se me revuelve el estómago, me hace sentir un idiota.

Esperamos que se resuelvan los problemas, que se compren los vagones que faltan, que se construyan los puentes peatonales para no dividir la ciudad en dos y que Odebrech, favorecida con una licitación muy cuestionada, termine de una vez por todas con su prolongación hasta San Juan de Lurigancho. Habrá que estar más atentos para que cumplan con su compromiso y no nos hagan el cuento, tal como ocurrió con otras empresas a inicios del proyecto, hace 25 años.

Importante cita Obama-Humala fue empañada por caso Alexis

7 julio, 2011

No cabe duda que la gira de Ollanta Humala a los Estados Unidos fue empañada por el escándalo provocado por su hermano Alexis al enrevistarse con empresarios y autoridades rusas en un viaje no autorizado para, supuestamente, promover inversiones en las áreas de pesquería, gas y turismo y, en las que, coincidentemente, “El hermanísimo” como ya lo llaman a Alexis, tiene intereses empresariales. Su esposa Tatiana Murashova, de nacionalidad rusa, es propietaria de Hermitage S.A.C. dedicada a los viajes de turismo y él tiene embarcaciones pesqueras.

Los dueños de los diarios de derecha y los conductores de los programas políticos de la televisión que aún no terminan de salir del shok producido por su derrota en los últimos comicios, se estaban mordiéndose los labios y rasgándose las vestiduras por la especial deferencia que tuvo el presidente de los Estados Unidos Barack Obama de recibir a Ollanta Humala haciendo un alto en sus recargadas actividades y sin que estuviera prevista en su recargada agenda porque, de acuerdo al protocolo, los inquilinos de la Casa Blanca no reciben a los presidentes electos. Estaban que se morían de pica, cuando les llegó la noticia de Rusia y empezaron a frotarse las manos porque ya tenían un buen motivo para arremeter contra el presidente electo.

Sin embargo, la cita con Obama no fue cualquuer cosa, debe servir para borrar de plano las opiniones interesadas que a diario nos vende la prensa conservadora, en el sentido que el electo presidente no mantendrá buenas relaciones con los EEUU y hasta se atrevió a vaticinar que desconocería los Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados con importantes países del mundo, entre ellos China, la Unión Europea y los EEUU, solo con el propósito de destruir su imagen, así como lo está haciendo con la alcaldesa de Lima, quien, lamentablemente, alimenta con algunas posturas absurdas las críticas contra su gestión.

Obama rompió el protocolo de la Casa Blanca para recibir al mandatario electo de Perú en una oficina contigua al Salón Oval, para hablar con franquesa sobre los TLC firmados, la situación de los migrantes peruanos y hasta de la contaminación de los ríos por los relaves mineros y un crecimiento con inlusión, cita que tuvo lugar luego de la reunión con la Secretaria de Estado Hillary Clinton quien, al final de la entrevista dijo que “Ollanta Humala tiene una gran agenda frente a él y Estados Unidos está listo para ser su socio”.

Más claro, ni el agua.

Obama habló con Humala durante 30 minutos sobre temas puntuales y lo invitó a participar en la próxima cita del Foro de Cooperación Asia Pacífico que tendrá lugar en Hawái. Y Humala aprovechó la ocasión para invitarlo a su toma de mando este 28 de julio. El mandatario norteamericano bromeó mostrándole sus cabellos para recordarle a su interlocutor que cuando asumió el mando tenía el pelo negro, pero que este se volvió blanco debido a las tensiones del poder. Le aseguró un futuro similar al Humala. Hecho que fue celebrado con sonrisas.
Horas antes, Ollanta Humala se había reunido con Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), con quien acordaron fortalecer la democracia en el hemisferio.

No hay duda que estas giras del mandatario electo, por donde se las mire, fueron exitosas. Viajó a países claves del hemisferio. Su encuentro con el presidente Salvador Piñera sirvió para distender las relaciones peruano-chilenas, su visita a Dilma Ruseff, presidenta de Brasil, para asegurar las inversiones brasileñas y ahora al presidente de los Estados Unidos para disipar cualquier duda o malos entendidos en las relaciones peruano-norteamericanas.

Estas visitas sirvieron, asimismo, para taparles la boca a quienes se valen de los medios de comunicación para hacernos ver fantasmas, donde no hay, con el manifiesto propósito de cercar al mandatario y aprovecharse de sus temores.

Por eso resulta inexplicable que esta importante visita a los EEUU fuera empañada por la noticia del viaje a Rusia de Alexis Humala, hermano del presidente electo, en compañía del parlamentario electo por Gana Perú Josué Gutiérrez y de Hugo Loarte, ex militante de Perú Posible (Partido de Toledo), según se supo, para hacer negocios con una empresa de gas y funcionarios rusos sin que aún se haya producido el cambio de gobierno. Esto es grave porque es un claro aprovechamiento para hacer negocios anticipados. Por otro lado, es un pésimo mensaje al país porque Ollanta ni siquiera asumió el poder y sus hermanos ya están queriendo sacar ventaja, tal como sucedió con los hermanos del ex presidente Alejandro Toledo. Por eso, lo mejor que puede hacer Ollanta para salir bien parado de este lío es poner en su sitio su hermano Alexis y dejar que se someta a una investigación tanto partidaria como legal porque, que sus propios familiares le pongan cáscaras de plátano en su camino es inperdonable. Y lo más grave es que, según un comunicados de la empresa rusa, Alexis Humala actuó como representante especial del presidente electo.

Estoy seguro que este escándalo servirá para que los políticos y la prensa que no lo quieren a Humala se aprovechen para hacerlo puré. Por eso será importante que este haga un deslinde inmediato. Si no se desmarca de la parentela la pasará muy mal porque la prensa que lo tiene en la mira buscará el menor traspié para hacerle la vida imposible. Tendría que ser un boludo para no darse cuenta que sus detractores están al acecho y son capaces de cualquier cosa para bajárselo, de lo contrario Fernando Rospiglosi, su más furibundo crítico, jamás hubiera salido abriendo la primera página dominical del Diario El Comercio con una entrevista donde se aprovecha para decirle samba canuta y sacarle todos los trapitos al sol, desde Madre Mía hasta el andahuaylazo. Esa clase de declaraciones es la que alentará el diario a partir de hoy para tirar la piedra y esconder la mano. Serán otros los que hablen y el grupo El Comecio, “cumpliendo la sagrada misión de informar” lo destacará en las primeras páginas de sus diarios y lo convertirán en un tema principal de los espacios políticos de la televisión que también la manejan a su regalado gusto. Por tanto, guerra avisada no mata gente.

Centenario de Machupicchu

5 julio, 2011

Mientras escucho en silencio la estupenda sinfonía Machupicchu, bellamente ejecutada por la orquesta sinfónica “Ciudad de los Reyes” y dirigida por Inma Shara, en estreno mundial, pienso en todas las veces que visité la ciudadela de los incas, considerada con justicia como una de las Siete Maravillas del Mundo. Recuerdo la hermosa fotografía en blanco y negro que me tomó Julia Chambi, hija del prestigioso fotógrafo Martín Chambi y lo único que quiero es estar frente a mi PC para darle duro al teclado y rendirle homenaje al mayor símbolo de nuestra peruanidad, de la manera que más me gusta, escribiendo.

No me importa que no me salgan las palabras adecuadas, tampoco que me acuerde al detalle de los nombres de los lugares sagrados que conocí como la casa del Guardián, lugar donde actuarán Los Jaivas interpretando “Alturas de Machupicchu” la más extraordinaria musicalización de los famosos poemas de Pablo Neruda, encumbrado hombre de letras chileno y Premio Nobel de Literatura.

Lo que si recuerdo, como si fuera ayer, fue mi primera visita.

Aquel día, Luego de levantarme a las cinco de la mañana para estar antes de las seis en la vieja estación de San Pedro, viajé durante varias horas en el único tren que prestaba servicio hasta Aguas Calientes y luego subí en un pequeño bus a Machupicchu por una carretera en zigzag que inmediatamente me trajo a la memoria la misma figura que dibujaba el tren para subir Picchu. El vehículo que no era ni tan viejo, ni tan nuevo, se aparcó frente al entonces hotel de Turistas y, sin perder un minuto más, me dirigí a la puerta de ingreso de la ciudadela. Al ver desde allí, de repente, la belleza de aquella estructura pétrea me conmoví inmensamente y se me salió un ¡Oh! profundo. Confieso que por un instante me quedé con la boca abierta. Y como despertando de un sueño, empecé a apretar el disparador de mi vieja cámara Kodak, sin importarme la cantidad de película que estaba quemando. Parecía un loco. No quería escuchar ningún otro sonido que no sea de aquella naturaleza viva, menos las historias que empezaron a contar los guías, algunos exagerando las cosas y, otros, lo que se les ocurría, sin ponerse de acuerdo si fue o no un refugio del inca, su lugar de esparcimiento, su Camp David andino, un santuario, un mausoleo gigantesco, un lugar de experimentos y no sé qué más.

Fue cuando me aparté del grupo. Yo solo quería estar solo para admirar la magestuosidad del paisaje y soñar despierto. De rato en rato me acoplaba al grupo por curiosidad y me enteraba de los nombres de cada uno de los monumentos, como el templo y la casa del inca, el Intihuatana, la ventana de los tres templos, el templo del cóndor, la plaza real, sus andenerías, sus 16 fuentes de agua y sus canales por donde discurría agua cristalina.

Todos sus edificios, construidos con inmensos bloques de piedra, calzados con precisión milimétrica,en medio de una maraña de montañas agrestes, se habría hecho en decenas de años, por tanto es fácil imaginar que no fue obra solo de Pachacutec sino de varios incas. En este primer viaje se nos prohibió subir al Huaynapicchu para evitar accidentes porque había zonas donde las graderías estaban en mal estado. Lo hice a los pocos meses, en un viaje que organizó el entonces Instituto Nacional de Cultura para los hombres de prensa del Cusco. No sé cuantas veces más volví. En dos ocasiones lo hice con mi familia, otras veces con amigos, familiares que llegaban del extranjero y claro, por razones de trabajo, cada vez que los arqueólogos hacían un nuevo descubrimiento, había derrumbes por efecto de las torrenciales lluvias o atentados de algunos desquiciados que escribían mensajes en las piedras o las quiñaban, crónicas que seguramente deben estar en los archivos del diario El Sol del Cusco, desfalleciendo con sus páginas amarillentas por efecto del tiempo. Sin embargo no me cansaría de ir a Machupicchu, ua y otra vez, para recibir su energía, impregnarme de buenas vibraciones y seguir admirando su grandeza.

No necesito palabras capciosas ni frases rebuscadas para decirles que Machupicchu, (nombre que me enseñaron a escribir junto y no separado) es la obra más grande hecha por el hombre y el mejor legado de nuestros antepasados porque gracias a su descubrimiento por Agustín Lizárraga en 1902 y redescubierto y mostrado al mundo por Hiram Bingham en 1911, tras un arduo trabajo de limpieza y excavaciones, el mundo puede admirarlo y el Perú, particularmente el Cusco, beneficiarse de sus visitas.

El mismo Bingham reconoce en sus apuntes que él no fue el descubridor de Machupicchu, sino Agustín Lizárraga, nueve años antes que él visitó la ciudadela. Una prueba de esto es que el agricultor, que vivía al frente de Machupicchu, al llegar al lugar puso su nombre en los muros de “Tres ventanas”. Sin embargo, fue el profesor de la universidad de Yale y empedernido aventurero quien, un año después de su primera visita, regresó de los EEUU para realizar trabajos de excavación, limpieza y un inventario fotográfico de la obra monumental del inca Pachacutec edificada sobre una superficie de 32 mil quinientas hectáreas.

El mérito de Bingham es haber colocado a Machupicchu en la vitrina del mundo y contribuir para que sea considerado como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Por eso regatearle los méritos sería mezquino.

Como dato adicional, vale la pena recordar que este profesor aventurero de historia sudamericana en la U de Yale, luego de un periplo por Venezuela y Colombia, llegó a Perú siguiendo la ruta de Bolívar y se trasladó al sur de nuestro país. Estuvo en Abancay donde hizo amistad con el prefecto del entonces departamento de Apurímac J.J Núñez y fue este quien le habló de la existencia de Choquequirao, complejo ubicado en la provincia de La Convención-Cusco, pero más cercano a Abancay por la ruta de Cachora y Huanipaca. Fue el prefecto quien, no solo lo animó a descubrir Choquequirao, el último refugio de los incas, donde se había ocultado gran parte del tesoro que no se llevó a Cajamarca para el rescate de Atahuallpa, sino que también le proporcionó alimentos, caballos y custodia de soldados para que haga el esperado viaje. No halló ningún tesoro y retornó a los EEUU. Y fue recién en su segundo viaje que Bingham se anima a viajar a Machupicchu, misión que anteriormente no había podido cumplir el rector de la Universidad San Antonio Abad Alberto Guisecke, amigo de Bingham, por las inclemencias del tiempo. Animado por su amigo, el profesor de Yale decide emprender la expedición y para esto contacta con el agricultor Melchor Arteaga, en Mandor, lugar cercano a Machupicchu, para que lo guíe a la ciudadela. Parece que Arteaga no lo hizo personalmente sino que encomendó esa misión a un menor de ocho años con quien iba frecuentemente al lugar.

En el documental presentado por Canal 4 se pudo ver el mismo lugar donde el explorador y sus acompañantes hicieron un puente de palos para atravesar el río Vilcanota.

A propósito del documental, pienso que está bien hecho, salvo los cortes de publicidad con spots que debieron ser acondicionados para estar a la altura de la majestuosidad del tema y no usarla hasta en el mismo documental, donde una familia toma cerveza cusqueña de la botella cuando debió usarse un kero para el brindis y este debió hacerse con chicha, la tradicional bebida de los incas y no con cerveza, solo por razones publicitarias.

Al margen de estos pequeños detalles, que este Centenario de Machupicchu sirva para pensar más en la defensa de nuestro patrimonio cultural, en una adecuada promoción de la culinaria cusqueña, rica en productos nativos, su música autóctona que sirvió de base para la composición de otros ritmos que se expandieron a lo largo y ancho del tawantinsuyo, especialmente a Bolivia, Chile y Excuador, su incomparable hotelería extendida en todo el valle de los incas donde brillan con luz propia el Tambo del Inca, Sol y Luna, Aranwa, Casa Andina, Sonesta y Rio Sagrado, que nada tienen que envidiar a los mejores hospedajes del mundo.

Que esta ceremonia de luces y sonido dirigida por el cineasta Lucho Llosa, con la participación de la cantante Tania Libertad y la sinfónica del Cusco no solamente nos llene de orgullos sino que nos una más a los peruanos porque solo unidos seremos capaces de hacer más grande a nuestra nación.

¡Feliz Centenario de Machupicchu!

Inconveniente aliento a la homosexualidad

3 julio, 2011

El crecimiento de la homosexualidad en nuestro país no debe ser motivo de orgullo sino, todo lo contrario, de vergüenza y preocupación. Esta orientación sexual considerada de manera simplista como “la cosa más normal en una sociedad moderna” no es precisamente lo normal sino una aberración de la especie humana que no puede ser alentada.

Es verdad que esta inclinación hacia individuos del mismo sexo no es solo de nuestro tiempo, ha habido maricones y lesbianas en toda época, desde Sodoma y Gomorra, pasando por la vieja Roma de los Césares y ahora están en todas partes, unos enquistados en las oficinas públicas y privadas más encumbradas y otros en los salones de belleza, peluquerías, estaciones de radio y televisión y en las calles y avenidas, donde ofrecen sus servicios sexuales a vista y paciencia de las autoridades municipales,

Y eso no puede ser considerado de ninguna manera como “un orgullo gay” sino como una vergüenza nacional. Lo normal es ser varón o mujer. Y que ambos cumplan con sus funciones físicas naturales y, al unirse, procreen hijos para que sigan conservando la especie humana.

¿Se imaginan un mundo solo de maricones y lesbianas? La población mundial desaparecería. Se extinguiría tan rápido como se extinguieron los dinosaurios. Esto no es cosa de juego. No se puede alentar de manera irresponsable la homosexualidad bajo el falso concepto de la libertad de la opción sexual. En algunas naciones se está llegando al colmo de permitirles a los homosexuales la adopción de menores. ¿A dónde se quiere llegar? Es un atentado contra los derechos humanos, porque no es normal que estos inocentes niños sean criados en ese tipo de hogares donde no se sabe quién es el papá y quién la mamá. Que los maricones hagan lo que quieran con sus vidas, pero que no malogren las vidas de seres indefensos destinándolos a crecer sin la correcta identificación de padre y madre. Y, lo peor, esos niños creerán que lo más normal es tener relaciones entre seres del mismo sexo.

Por esa razón, no es pues ningún mérito que la alcaldesa haya participado en la marcha por el Día del Orgullo Gay. La señora Susana Villarán no debe olvidar que como primera autoridad edil representa a toda la colectividad y no solo a los homosexuales.

No es pues un buen mensaje para nuestra sociedad porque su actitud puede interpretarse como un aliento a la homosexualidad y no como un rechazo a la exclusión por cuestiones de género. Tampoco es una buena señal que el Municipio que ella preside esté por aprobar una ordenanza que obligaría a los establecimientos comerciales a colgar un letrero donde se lea que “promueven la igualdad por identidad de género y orientación sexual”. Con esto lo único que se logrará es publicitar de manera subliminal el apoyo a la homosexualidad. Pienso que la señora Susana Villarán está siendo sorprendida por algún gay encubierto. ¿Se imaginan estos cartelitos colgados en todas las puertas de los establecimientos comerciales? ¡Que tal propaganda!

Y que no se me tilde de homofóbico por este comentario. Me interesa un pepino la opción sexual de los adultos. Como mayores de edad pueden hacer de sus vidas lo que quieran, siempre y cuando respeten a la sociedad y no hagan demostraciones morbosas en público. Por respeto a nuestras buenas costumbres los juegos sexuales deben ser mantenidos en estricto privado.

REACCIONES

Ni bien publiqué esta nota me llegaron varias correos electrónicos, entre ellos una aclaración sobre las opiniones que podría generar la participación de la señora Villarán en esta marcha, aclarando que la alcaldesa de Lima había indicado que hay mucha intención política en las críticas que recibe. “Lo que yo quiero, con franqueza, es que tengan una alcaldesa honesta, coherente y que trabaja indesmayablemente por el bien de todos y que no discrimina a nadie, no me van a bajar a mí las ganas que tengo de trabajar por mi ciudad”, aseguró.

Dijo, además, que todos los cristianos y católicos, como ella, tienen como valor prioritario la dignidad de las personas, y que esta no se mide por el color de piel, el barrio donde se vive o la orientación sexual que se elige. “Todos tenemos la misma dignidad. Como cristiana y católica siempre he pensado que la dignidad nos viene de Dios a todos, no podemos discriminar”, concluyó.

Bien haría la alcaldesa en reconocer que este apoyo es un innecesario aliento a la homosexualidad. Una cosa es respetar la opción sexual de los homosexuales y otra encabezar sus marchas y pretender obligar a los establecimientos públicos a colgar cartelitos para evitar su discriminación. En fin, esperamos que esta idea descabellada no prospere.

¿Prensa Libre? No me hagan reir

1 julio, 2011

No es la primera vez que me ocupo de la libertad de prensa. Tampoco será la última, aunque uno nunca sabe lo que puede pasar cuando se pisa callos.

Me pareció una inocentada de Rosa María palacios quien, durante siete años, haya creído que tenía toda la libertad para decir lo que quisiera en su espacio televisivo. ¿Prensa Libre? No me hagan reir. Al parecer recién se ha dado cuenta que el grupo El Comercio no aguanta pulgas, salvo a aquellas que utiliza para que mortifiquen y piquen a quienes sus directivos consideran sus opositores.

La conductora de las once de la noche creyó que su disimulada imparcialidad e independencia, le podían asegura su permanencia en Canal 4. Digo su “disimulada imparcialidad” porque, para ser claros, en la campaña electoral la hasta hace poco la niña engreída de los Miró Quesada se convirtió en la depredadora del proyecto político de Ollanta Humala, al extremo que ya cansaba con eso de ¿en cuál plan creer? Para eso se aprendió de memoria las 90 páginas del folleto mientras que no hablaba ni pío del plan del fujimorismo. Y a pesar que siempre la trató con guantes de seda a Keiko Fujimori, el grupo El Comercio quería más, que se convierta en una defensorta y propagandista del fujimorismo como lo fue Jaime De Althaus en Canal N.

Pienso que hay otras razones más poderosas para que Rosa maría palacios no siga en América Televisión. Mi primera conjetura es que la periodista ha sido sacrificada para cumplir con un plan de acomodo con el nuevo gobierno. A los dueños de los medios no les importa un comino la ética, solo el dinero. Y para seguir sacándole plata al nuevo gobierno, tienen que estar bien con él. No olvidemos que el grupo El Comercio maneja muchos negocios y no está dispuesto a tirarlo todo por la borda. Sus ejecutivos buscarán la forma de coparlo a Humala para seguir disfrutando de sus privilegios, tal como lo hicieron con Alan García, Toledo, Fujimori y Belaunde. Negocios son negocios. Y si el nuevo presidente no se somete a sus intereses estoy seguro que la campaña periodística contra él será furibunda en todos los medios que manejan, prensa, radio y televisión. Y para esto necesitan hombres de prensa confiables, sometidos, que digan “chi cheñó” a todo.

La otra conjetura es que Rosa María era un peligro en los últimos días del Gobierno de Alan García, cuyos planes son volver el 2016 porque, todo hace pensar, que el caso BTR terminará involucrando al presidente saliente. Y él quiere salir limpio, que se le recuerde como un santo. Por eso su afán de inaugurar el “Cristo del Pacífico” porque sabe de la religiosidad del pueblo, juega con sus creencias religiosas, se burla de los fieles. Y en esto tiene como aliado al cardenal Juan Cipriani.

Finalmente, la conjetura que más taquicardias provoca es aquella difundida por el diario La Primera:
“La revelación del escándalo de los “petroaudios” fueron conversaciones grabadas del acoso del presidente García a la actriz Vanessa Saba, en las que se filtró información relacionada con el padre de la joven, Daniel Saba, presidente de Perupetro, la empresa pública que debía asignar las licitaciones petroleras y gasíferas.

Palacios está casada con el gerente legal de Petrotech, Alberto Varillas, señalado por diversos elementos del gobierno como el probable misterioso financiador de los chuponeos. Y en no pocas ocasiones usó su espacio en la pantalla para defender a Varillas de las acusaciones.

Fuentes cercanas a la periodista informaron que ayer se preparaba a valerse de las declaraciones de Ponce Feijóo y de los trascendidos de prensa para evidenciar el complot del APRA para trasladar la responsabilidad del espionaje telefónico a contratistas privados, cuando se trataba de una filtración de las propias operaciones de escucha y control del gobierno que salieron a la calle.

Los directivos de América Televisión encabezados por Luis Miró Quesada Valega y Martha Meir Miró Quesada habrían recibido la presión directa de Alan García para que el programa saliera del aire.

Miró Quesada Valega quiso explicar la extraña decisión como una opción de la empresa por el entretenimiento y el deporte. Pero ayer, en medio de las informaciones cruzadas sobre el caso BTR que confirmaban que García y Ponce se dividieron el trabajo para la campaña del 2006 (tú te ocupas del comandante y yo de la gorda), y que ponían en evidencia que el presidente hacía encargos de seguimiento, incluso para asuntos personales, para BTR.

Muchos se han preguntado por la permanencia de Daniel Saba en la presidencia de Perupetro tras la crisis de los petroaudios, pese a ser uno de los implicados principales. El motivo habría estado vinculado a la relación que lo unía a Alan García por el constante acoso que el presidente realizaba sobre su hija, la bella actriz Vanessa Saba.

En otras palabras, Saba no podía caer sin arrastrar a García. Por eso se fueron Gutiérrez, Del Castillo, Garrido Lecca y Valdivia, pero no el hombre que otorgó las concesiones. Algo más, los nuevos datos están dando a entender que lo que realmente habían estado buscando el gobierno y la empresa Discover de Noruega, representada por Rómulo León y Alberto Químper, era no solo quedarse con un buen número de concesiones de lotes en la costa y en la selva, sino lograr el retiro de la norteamericana Petrotech, para transferir sus campos a los recién llegados”.

La cosa está pues que arde. Y no termina con la salida de Rosa María Palacios, al contrario, es solo el primer capítulo de la saga que continuará con mayor ahínco en los próximos meses. Y si las investigaciones no son interferidas por el nuevo gobierno, tendremos nuevas revelaciones y seguramente algunas acusaciones que darán mucho que hablar.